Hay excesos que no hay que cometer…

El crimen organizado cruzó la línea?... Corral y los prestamos a corto plazo… Pavel Aguilar ve un futuro de miedo… Víctor Quintana un caso muy diferente…

0
509

El crimen organizado cruzó la línea?…
Corral y los prestamos a corto plazo…
Pavel Aguilar ve un futuro de miedo…
Víctor Quintana un caso muy diferente…

Tras el ataque al secretario de seguridad ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, hay quienes señalaron que ese acto, bien podría ser el equivalente a cuando la guerrilla mexicana intentó el secuestro de la hermana de José López Portillo cuando él era el presidente electo en agosto del 76.

Y es que la guerrilla mexicana, era, por decirlo de alguna manera, tolerada por el régimen, incluso hay quienes señalan que era impulsada por una parte del régimen, sobre todo por esos que soñaban con volver socialista a México y por eso jugaban al “gato y al ratón” con ella.

Y también había otra parte del sistema que veía a la guerrilla como una válvula de escape a la presión social y por eso la toleraban. Incluso se puede decir –aunque algunos amigos de la izquierda no les guste esa versión- que la guerrilla hacia el trabajo sucio que el sistema necesitaba y por eso todavía hoy hay grandes discusiones sobre algunos golpes que dieron, como fue el asesinato del empresario Eugenio Garza Sada en 1973.

Pero bueno, a don Eugenio lo mataron y el gobierno federal solo hizo como que hizo y las cosas siguieron como siempre, pero bastó con que la guerrilla cometiera el error de atacar al presidente electo, al tratar de secuestrar a su hermana y entonces sí, valió chetos el asunto y el gobierno los empezó a combatir, desaparecer y atacar con todo con lo que tenía, pues una cosa es que fueran aliados que cometían vagancias, socios que “hacían sus cositas”, que permitir un ataque de esa naturaleza.

Pues bien, hoy hay quienes quieren creer que ese ataque perpetrado en la Ciudad de México, pudiera ser el gran pretexto para que el Peje deje su estrategia de abrazos, besos, perdón y olvido y se ponga las pilas para enfrentar a un enemigo envalentonado y que cada día que pasa realiza golpes en donde demuestra un nivel de poder absolutamente pavoroso.

Pero una cosa es combatir a un grupo de chavalos y algunos entusiastas de las teorías maoistas, troskistas y demas, a cosa muy distinta combatir al gran monstruo al que todos los gobiernos del pasado dejaron crecer, es más, apoyaron para que creciera y se convirtiera en lo que hoy es.

Ojala y fuera cierta esa teoría de quienes quieren creer de que ese ataque “cruzó la línea”, que fue más allá de cualquier otro ataque, pero la realidad la tenemos que ver de su absoluto tamaño, pues todos los días nos enteramos de atentados contra jefes policíacos, contra fiscales, contra el ejército, aquí en nuestra entidad atentan contra alcaldes, van y atacan comandancias, presidencias municipales, colocan retenes en las carreteras, viajan en caravanas de más de 40 vehículos, asesinan a familias enteras, así que no, no vemos que ese ataque en la Ciudad de México, sea “el cruzar la línea”, solo es un ataque más de un monstruo enorme, de un monstruo que se está tragando al país, por gobernantes corruptos y mucho muy pendejos que piensan que hacen negocio con ellos, sin entender nunca que con el diablo no se negocia.

Hay una frase que lo explica todo, es un viejo dicho de las familias libanesas, esas que sufrieron en su hermoso país la invasión musulmana y judía, y guerras constantes, las madres libanesas les decían a sus hijos: “no juegues y no se juntes con los musulmanes, porque te van a violar” y es que esa brutalidad era constante, pues bien, aquí en México los gobiernos priístas dejaron crecer al monstruo a cambio de lana y controles políticos, la historia lo señala claramente, luego en 12 años de gobiernos panistas, hubo una guerra, pero para favorecer a uno de los grupos, la historia lo dice clarito, hicieron negocios, vieron que esa era la costumbre y la siguieron, pero los volvieron más violentos. Luego regresó el PRI y les entregaron el país completo, hasta que los Estados Unidos exigió los sacrificios necesarios para calmar a su opinión pública y al mundo entero que entiende a la perfección que la DEA no combate al narcotráfico, que solo negocia con ellos para mantener los flujos de droga que sus consumidores necesitan.

Y luego llega la República Amorosa, esa que no quiere balazos, que quiere besos y abrazos, perdón y olvido, la que iba a lograr en seis meses que los pobres que andan metidos a narcos dejen esa mala vida y se dedicaran a sembrar la tierra, a poner tienditas de abarrotes, y changarros de comida corrida, un presidente que ordena dejar libre a un capo, “para proteger a la población”, un presidente que se junta con una adorable ancianita, para hablar de las vagancias de su hijo el chaparrito, un presidente que llegó y vio que el país está despedazado y que el monstruo es enorme, un presidente que cada día que pasa se ve más enano, pues una cosa es gritar desde la plaza y cosa contraria es ser el encargado del país.

En fin, pobres de nosotros, tan deseosos de que pasen cosas buenas, pero tan jodidos, tan mal armados y con una historia y presente de corruptos y pendejos, que son los grandes culpables de lo que hoy pasa, pues aquel con el que jugaban a hacer negocios, hoy los viola a media plaza, al amanecer y la idea en muchos al ver esa barbaridad, es que no es lo peor que pudiera pasar, ¡así de jodidos estamos! y lo que es peor, ¡y lo sabemos! …

— — — — — — — — — —

Hace un par de entregas solo anunciamos un tema, pero por un descuido, no desarrollamos el tema, el asunto es que la Secretaria de Hacienda estatal y el jefe del ejecutivo, Javier Corral Jurado, al que a muchos ya le dicen “el aldeano” y al que a otros les da harta risa que aquí identifiquemos como “el aldeano tenista golfo gringo”, tendrán que explicar a cabalidad los prestamos de “corto plazo”, los cuales tendrán que liquidar a más tardar en agosto del año entrante.

El tema está que arde, pues además de que no se ve que el gobierno de Chihuahua logre hacer ahorros suficientes para liquidar esos pagos, pues la pandemia y la crisis que se nos viene tras ella, obligaran a la administración amanecida a hacer modificaciones drásticas al presupuesto y claro que eso afectará sus planes de pagos de esos créditos.

Así que lo más seguro es que aquel plan de 19 mil millones de pesos para obras, quede solo en “una promesa del corazón”, una promesa que nuestro aldeano sí quería cumplir, pero que no lo va a poder hacer.

Pero dejando de lado el tema de que esos 8 mil millones de pesos y sus intereses, son una carga exagerada, para una administración que afirmaba que no iban a seguir endeudando al estado, es más, justificando esos créditos y viéndolos como harto necesarios, pues se entiende que las finazas públicas están tan jodidas, que sin prestamos pues simple y sencillamente ya hubieran tronado; lo que tendrán que explicar es ¿porque los prestamos los consiguieron con los bancos en donde sus socios son quienes fueron funcionarios públicos?.

Y es que parece ser que nuestro aldeano siguió la misma estrategia que hizo César Duarte Jáquez, claro, Duarte lo hizo con Unión de Crédito Progreso, esa de la que era empleado Jaime Ramón Herrera Corral, el que ocupaba la Secretaría de Hacienda en el sexenio duartista.

Por cierto, Unión de Crédito Progreso, entre sus principales socios tiene a los hermanos Madero Muñoz y hay quienes dicen que es por ese motivo que la actual administración amanecida no cumplió ninguna de las promesas de investigar a esa institución, a la que durante toda la campaña del 2016 llenaron de acusaciones de corrupción, pero que de un día para el otro, pues todo quedó en el olvido.

Pues bien, ahora esos créditos “a corto plazo”, nuestro aldeano siguió los consejos de Ismael “Chacho” Rodríguez y del chaparrito mamón de Gustavo Madero, de contratar esos créditos, en los bancos en los que ellos son parte de sus consejos consultivos, es decir, lo mismo que hizo Duarte con Herrera Corral.

Al principio de este tema, decimos que la explicación la tiene que dar la Secretaría de Hacienda estatal y no decimos que la explicación la tendría que dar el supuesto titular Arturo Fuentes Vélez y es que entendemos como muchos otros, que la realidad es que Arturo, pues solo firma cheques, asiste a las reuniones para tomarse la foto, es al que le toca tratar de explicar lo que ni él entiende y que tampoco le explican bien, pero es a su dependencia a la que le toca explicar esos movimientos y para colmo suyo, es la dependencia que puede ser acusada de forma directa si una investigación se hace de forma seria y se encuentra ese trafico de influencias, idénticas a las que pasaron con César Duarte, en fin, la historia se repite y con tanta exactitud, que hasta da risa…

— — — — — — — — — —

Este miércoles Pavel Aguilar Reynal, fue el invitado de “Los Analistas”, lo entrevistaron Adriana Ruíz, de adrianaruiznoticias.com.mx, José Luis “Jolu” Jáquez de Pala Propia radio, programa que se transmite todos los días de lunes a viernes a las 5 pm en el 102.5 del fm y este tundeteclas “El Jiribillo”.

Interesante fue escuchar a Pavel señalar que si las cosas siguen por el camino que vamos, para el 2021, se corre el riesgo de que desaparezca la clase media en el país, pues el aspirante a candidato a gobernador por el PRD y actual presidente estatal de ese partido, sostiene que la actual administración de la 4T no ha dado pruebas de entender que después de la pandemia se nos viene encima una crisis enorme, la cual puede ser desastrosa para el México.

Sobre las fallas en el combate a los grupos del crimen organizado, el hijo del “Tigre Aguilar”, sostiene que ni el gobierno federal, ni las administraciones estatales han hecho lo correcto, y dice que la única forma de acabar con ese mal es con estrategias regionales y entendiendo las necesidades y circunstancias de esos pueblos que se convierten en plazas bajo el control absoluto de los narcotraficantes.

Insiste en que como estrategia de gobierno, se deben de cambiar las prioridades, dirigiéndolas a la clase media, pues es el sector que le da equilibrio al país “y si las cosas siguen como van, es el sector que se puede quebrar y llevar al país a la ruina”.

La visión de Pavel nos parece correcta, pues aún y cuando el sector de los más desprotegidos requiere ayuda, lo cierto es que los más pobres no salen de su situación de crisis por una ayuda pinchurrienta que les llegue cada mes o cada dos meses, y el pequeño sector de los grandes ricos del país, pues ellos simple y llanamente pueden hasta irse del país con sus fortunas a otros destinos más favorables para invertir en ellos, mientras que la clase media es la que está en el riesgo enorme de pederlo todo.

Claro que Pavel también toco temas políticos, su visión de cómo están Morena, el PRI, el PAN, rumbo al 2021 y de cómo su partido tiene grandes oportunidades en diversas regiones de la entidad.

Vale la pena escuchar al presidente estatal del PRD, su radiografía es interesante escucharla, véalo en la página de Chihuahua Noticias, o búsquelo en el feis, así, de la misma manera “Chihuahua Noticias”, que es una plataforma digital que dirige Tony Kosturakis, la charla fue buena…

— — — — — — — — — —

La pasada entrega de “La Jirigrilla”, fue presentar una radiografía de cómo están las cosas en este momento rumbo al 2021, una fotografía de este instante, entendiendo –decíamos en esa entrega-, que las campañas y todo su proceso previo son una película de gran formato, con héroes, villanos y traidores.

El caso es que algunos nos señalaron porque no habíamos incluido en ese análisis a Víctor Quintana Silveyra y el hecho es que a Víctor hay que analizarlo de una forma distinta, pues su camino rumbo al 2021 es el más extraño y estrambótico de todos.

Primero, no podemos colocarlo como candidato de Morena, pues él fue expulsado de ese partido y existe el documento en donde se hace la solicitud formal al interior de Morena, para que lo dejen fuera de su padrón de miembros.

Víctor fue expulsado, luego de que el Peje le pidió en el 2016 que fuera el candidato a la gubernatura en Chihuahua, pero Víctor lo que quería era ser el número uno de la lista de candidatos a diputados pluris y como no le dieron ese gusto, pues aventó el arpa y se fue a apoyar la campaña de Javier Corral y ese es el motivo de su pleito con el Peje, amo y señor del movimiento electoral llamado Morena.

Ahora bien, tampoco podemos decir que Víctor sea el candidato del PAN, por mas que todo mundo entiende que él es el delfín del gobernador Javier Corral, incluso el mismo Quintana lo dijo en una entrevista con El Diario de Chihuahua, cuando señaló que el plan, tiempos y formas para lanzar su candidatura lo planeo con el gobernador.

No podemos poner a Víctor como un candidato independiente, pues muchos señalan que ese camino no lo quiere seguir y que incluso está en la posición de convertirse en candidato de cualquier partido de los chicos, como parte de una estrategia de Palacio para con eso tratar de debilitar el voto de Morena, haga de cuenta, haciendo lo mismo que hicieron otros que se convirtieron en estrategia de César Duarte para tratar de debilitar el voto del PAN en el 2016.

En fin, Víctor Quintana es un candidato extraño, es una jugarreta política, el buen amigo está dejando el buen nombre en una aventura que muchos dicen es una pifia enorme, pero si por circunstancias extrañas logra convertirse en el candidato de Morena para el 2021, la gran pregunta es, ¿se le podrá tomar en serio como candidato de oposición o solo tendremos que verlo como la segunda opción de Palacio?

Y claro que la pregunta jode, pero esa es la realidad que muchos ven…

— — — — — — — — — —

Posdata sobre el informe pejiano: El Peje lo dijo muy claro, solo duró 40 minutos para dar un mensaje que se sintetiza en: “estamos jodidos, pero pudiéramos estar peor, lo bueno es que no se ha perdido la gobernabilidad, sigamos rezando para que las cosas no empeoren”.

Ese es el resumen.