Recomienda Secretaría de Salud disminuir el consumo de estos cinco alimentos

0
113
  • Cuidar la salud implica mejorar la alimentación y erradicar malos hábitos; el  no llevar un control puede causar afectaciones e incluso derivar en la muerte
  • Cambiar de régimen alimenticio de manera radical y sin consultar a un especialista puede ser contraproducente y ocasionar daños irreversibles a la salud

Debido al alto número de casos de obesidad y sobre peso que se registran en la entidad, la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado a través del Programa de Alimentación y Activación Física, exhorta a la población en general a disminuir el consumo de sal, azúcares, alimentos fritos, embutidos y bebidas azucaradas (refrescos, aguas frescas, jugos, café, té) lleva a un consumo elevado de calorías.

Se informó que ingerir elevadas cantidades de sal provoca que las arterias que transportan sangre a todo el organismo pierdan su elasticidad y se vuelvan rígidas, motivo por el cual el corazón y los riñones trabajan doble; asimismo, genera hipertensión, insuficiencia cardiaca y pérdida de calcio en los huesos, lo que en consecuencia lleva a que se presenten otras enfermedades.

En el caso de los azúcares, estos  no tienen ningún aporte nutricional, ya que solo producen enfermedades, daños bucales, diabetes, sobre peso y obesidad. Se encuentran en las bebidas endulzadas, llevan calorías extra al organismo y en consecuencia la persona se vuelve resistente a la insulina, lo cual es una respuesta anormal a la insulina que produce el páncreas, lo que incrementa el riesgo de sufrir obesidad, diabetes y dislipemia (una alteración del metabolismo de los lípidos, con su consecuente alteración de las concentraciones de lípidos y lipoproteínas en la sangre).

Por otro lado, se dio a conocer que son sumamente dañinos y causan daño al organismo: los embutidos, que cuentan con altas cantidades de grasa, lo que puede ocasionar daños cerebro vascular;  los alimentos fritos, por sus altas cantidades de grasas trans, grasas saturadas y colesterol.

Por todas estas razones, se busca hacer conciencia sobre los riesgos del consumo en exceso de dichos alimentos, motivo por el que se recomienda erradicar los malos hábitos y acudir a un nutriólogo en cualquier centro de salud, para iniciar un plan alimenticio personalizado, ya que  un proyecto de alimentación saludable no solo incluye lo que comemos, sino también cómo y cuándo comer.