México, listo para aplicar el ojo por ojo; ‘No hay acuerdo secreto con EU’: Ebrard

0
34

México tiene preparada una respuesta comercial contra Estados Unidossi Donald Trump decide aplicar tarifas a los productos nacionales.

“Estamos listos para adoptar las medidas arancelarias necesarias y no necesariamente medidas espejo, sino tener una estrategia que haga nuestra respuesta contundente”, reveló ayer Graciela Márquez, secretaria de Economía.

Al comparecer ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión junto con el canciller Marcelo Ebrard, la funcionaria sostuvo que también se prevé acudir a organismos multilaterales para responder al amago arancelario.

Ebrard entregó al Legislativo el documento firmado con EU, en el cual, aseguró, no existe acuerdo secreto en materia de agricultura ni de ningún otro tipo.

Insistió en que México no aceptará convertirse en tercer país seguro y pidió el respaldo del Congreso al plan migratorio.

ARANCELES SERÍAN ESPECÍFICOS, NO EN ESPEJO

México está listo para responder con medidas comerciales a Estados Unidos, en caso de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, vuelva a amenazar al país con la aplicación unilateral de aranceles, incluso ya tiene preparada una lista que permitirá responder con medidas arancelarias, aseguró ante el Congreso de la Unión la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín.

“Estuvimos y estamos listos para ir a la OMC (Organización Mundial de Comercio), pero no podemos ir a la OMC si no tenemos los aranceles. Estamos listos en el momento, y lo hicimos cuando tuvimos la 232 (Ley de Expansión de comercio de 1962 de EU). Estamos listos para acudir a los organismos  multilaterales. Estamos listos a acudir a las instancias del TLCAN como mecanismos de defensa.

Estamos listos también para adoptar las medidas arancelarias necesarias y no necesariamente medidas  espejo; decir, aplicar exactamente los mismos aranceles, sino tener una estrategia que nos haga que nuestra respuesta sea contundente”, reveló ante el pleno de la Comisión Permanente, ante la insistencia de los legisladores federales de oposición sobre el porqué México no recurre a los árbitros comerciales internacionales.

La funcionaria federal dijo que ya desde hace varios días, cuando se conoció la amenaza de Trump de aplicar unilateralmente aranceles a las mercancías mexicanas, “empezamos a trabajar en una lista de retaliación, una lista que nos permitía responder con medidas arancelarias esa imposición de 5% primero 10% después y así hasta un 25% de aranceles”.

En tanto, el canciller Marcelo Ebrard entregó al Poder Legislativo el acuerdo firmado con Estados Unidos, en el cual “México también se compromete inmediatamente a examinar sus regulaciones y leyes internas con miras a identificar cualquier cambio que sea necesario para la entrada en vigor e implementación de dicho acuerdo”.

Este acuerdo deberá contener, “como mínimo, en concordancia con las obligaciones legales internas e internacionales de cada parte, un compromiso bajo el cual cada parte deberá aceptar el retorno y procesamiento de las solicitudes de refugio de nacionales de un tercer país que hayan cruzado el territorio de una de las partes para llegar a un punto de entrada del otro país o entre los mismos. Las partes pretenden que dicho acuerdo sea parte de un acercamiento regional respecto de la carga compartida de las solicitudes de refugio de los migrantes”.

La priista Dulce María Sauri, el panista Juan Carlos Romero Hicks y el emecista Dante Delgado, consideraron que el acuerdo es vinculante para México.

Marcelo Ebrard garantizó a los senadores y diputados federales que no existe ningún acuerdo secreto en materia de agricultura ni de ningún otro tipo; refrendó que México no aceptará convertirse en Tercer País Seguro y aclaró que “no hemos concedido a Estados Unidos todo lo que quiere”.

Además, pidió el respaldo del Congreso de la Unión para trabajar juntos y a partir del día 46, una vez vencido el plazo de los 45 días pactados con Estados Unidos, que juntos vayan a la continuación de las pláticas.

Críticos, panistas, priistas, emecistas y perredistas enjuiciaron los alcances del acuerdo y mostraron sus preocupaciones. Morena refrendó el respaldo absoluto de los legisladores federales a todas las decisiones que asuma Ebrard, aunque el morenista Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Cámara de Diputados, expresó sus críticas al acuerdo logrado.

“Yo creo que no conviene, señor secretario, que usted asuma todas las funciones, porque perdemos margen de maniobra y porque además de abuso de funciones, que no es el caso, hacen nulas las decisiones y, además, que no lo hinchen tanto, porque me lo van a reventar”, expresó.