Kansas City vs Tennessee, un encuentro con impulso ofensivo

0
87

A diferencia del duelo por el título de la Conferencia Nacional, en el de la Americana lo que sobresale no son las defensivas, sino los ataques, específicamente, el brazo de Patrick Mahomes y las piernas de Derrick Henry.

Si el quarterback impone condiciones, Kansas City tendrá una mayor posibilidad de salir con la victoria, si es el corredor de Tennessee quien gana la batalla, entonces Tennessee estará más cerca de dar otra sorpresa esta postemporada.

Los Titanes son el sexto sexto sembrado en calificar a una final de conferencia y quieren ser el tercero en llegar a un Super Bowl, uniéndose en ese logro a Pittsburgh (2005) y Green Bay (2010).

EL TRACTORCITO IMPARABLE

Luego de correr para mil 540 yardas en la temporada y consagrarse como el campeón corredor de la NFL, Derrick Henry ha sido la gran figura de los Titanes esta postemporada, en la que se ha convertido en el primer jugador en la historia en acarrear para al menos 180 yardas en juegos consecutivos.

Este domingo necesita 123 para llegar a 500 yardas en estos playoffs, pero para que pueda alcanzar el récord de las 610 que John Riggins logró en 1982, seguramente requerirá que los de Nashville superen a los Jefes. Y de ser así, se convertirá en el cuarto campeón corredor en llegar al Super Bowl el mismo año en ganar su título, uniéndose a Emmitt Smith (1992, 1993 y 1995), Terrell Davis (1998) y Shaun Alexander (2005).

El experimentado coach Andy Reid, único de los cuatro entrenadores en jefe sobrevivientes que tiene más de 60 años de edad (61), y su coordinador defensivo, Steve Spagnuolo, deberán preparar un plan de juego adecuado, para que Frank Clark y su línea cierre los espacios a Henry, forzando a que Ryan Tannehill se vea obligado a ganarles el juego por aire y entonces Tyrann Mathieu y el resto de la secundaria puedan mostrar su calibre y llevar a su equipo al juego grande.

Y es que, como quedó demostrado el fin de semana luego de irse abajo 24-0 al comienzo del segundo cuarto y remontar sin mayores problemas ante Houston, la ofensiva de Kansas City es su punto fuerte… en gran parte gracias a la labor de un joven de apenas 24 años de edad.

UN MÚSICO ESPECTACULAR

Patrick Mahomes es el pilar del ataque de los Jefes, y así lo demostró ante los Texanos de Houston, pues además de acarrear el balón 53 yardas, lanzó para 321 y, lo más importante, completó 5 TD, confirmando que por aire es el mariscal de campo más temible de la liga.

Ciertamente, la gran actuación de Mahomes no habría sido posible sin Travis Kelce, pero el joven quarterback mostró la frialdad y la precisión necesarias para mantenerse fuera del alcance de J.J. Watt y compañía para poner el ovoide en manos de sus receptores.

El egresado de Texas Tech es un espectáculo y será, sin duda, la principal preocupación de la defensiva del coach Mike Vrabel (de 44 años ) y su coordinador defensivo, Dean Pees, quienes únicamente han permitido 14, 13 y 12 puntos, respectivamente en sus últimos tres partidos… tres encuentros en los que han superado a los campeones de las divisiones Sur, Este y Norte, equipos comandados por QB estelares como Deshaun Watson, Tom Brady y Lamar Jackson.

Es claro que detener a Derrick Henry no es un trabajo sencillo, pues ni Nueva Inglaterra y Bill Belichick pudieron hacerlo, ni tampoco Baltimore y John Harbaugh.

Pero cuando no alcanza el centenar de yardas, Titanes tiene marca de 3-6 esta temporada. Ponerle freno a Patrick Mahomes es casi imposible, como ya les quedó claro a Bill O’Brien y a Romeo Crennel, pero si Tennessee se las arregló para salir victorioso a pesar de permitir 508 yardas totales de Lamar Jackson, tal vez no necesiten dejarlo en cero.

Tal vez para detener a Henry solo haya que actuar como jefe, o para evitar que Mahomes tome el control nada más sea necesario completar una labor titánica.

Si es así, tal vez este domingo podamos disfrutar de uno de los mejores espectáculos del año. El premio para quien logre su objetivo será un boleto para jugar en el Hard Rock Stadium de Miami el próximo 2 de febrero.

SUBE Y BAJA

Efectividad

Tennessee y Kansas City Obviamente, Titanes y Jefes han ganado todos sus partidos en postemporada hasta ahora y lo han hecho gracias a sus ofensivas.

Sin embargo, Tennessee ha permitido más yardas de las que ha avanzado en cada uno de sus dos encuentros (272/307 y 300/345), mientras que lo mismo le sucedió a Kansas City ante Houston (316/348).

Sin ellos no Tennessee y Kansas City Tennessee ha sufrido un par de derrotas cuando Derrick Henry no es capaz siquiera de acarrear el balón para 50 yardas, como ocurrió en las Semanas 3 y 6.

Kansas City, en tanto, terminaron con marca de 1-2 cuando Patrick Mahomes no pudo conseguir yardas por tierra, como en las Semanas 2, 6 y 10, ésta ante los Titanes.

EN CIFRAS

20 años sin llegar a un Super Bowl tiene Tennessee, que solo en la temporada de 1999 ha disputado uno y no pudo ganarlo.

50 años sin disputar el Súper Domingo lleva Kansas City, el cual, en 1969, significó su único campeonato ganado hasta ahora.

Y ADEMÁS, GARRETT VUELVE, AHORA CON GIGANTES

El ex entrenador en jefe de los Vaqueros de Dallas Jason Garrett (de 53 años), no tardó mucho tiempo en encontrar trabajo.

Ayer se informó que este mismo año volverá a la NFL, pero ahora como coordinador ofensivo de los Gigantes de Nueva York, rival divisional de los Vaqueros, como miembro del staff de coaches del recién llegado entrenador en jefe Joe Judge.