En una columna no hay amor…

Héctor Acosta el mal del Oso y el Coyote… La raza de Morena despedida en el pasillo… Manuel Martínez colgó la foto oficial… Alex Dominguez ¿es el hijo prodigo?… Carlos Borruel víctima del fuego amigo… Cuando un buen amigo se va David Iberry…

0
534

Héctor Acosta el mal del Oso y el Coyote…
La raza de Morena despedida en el pasillo…
Manuel Martínez colgó la foto oficial…
Alex Dominguez ¿es el hijo prodigo?…
Carlos Borruel víctima del fuego amigo…
Cuando un buen amigo se va David Iberry…

Héctor Acosta Felix de plano está infectado del mismo virus del que se enfermaron Armando “El Oso” Valenzuela, Jesus Manuel “El Coyote” Esparza y Serbulo “El Grandote” Lerma, los amigos señalan que muy probablemente el virus esté en la silla del Auditor Superior del Estado o en las oficinas ubicadas en “las maquilas” de la Américas y Juventud, pero el recién llegado chamaco sigue los mismos pasos de quienes lo antecedieron en el puesto y la verdad es que no pinta para bien y hay quienes afirman que desde ya le ven cara de que se puede enfermar gravemente y que eso lo puede llevar a presentar la dimisión al puesto a más tardar en enero, febrero del 2022.

De entrada el Auditor Superior del Estado ha estado saliendo a medios señalando que el poder es de él y no reconoce rienda en el Congreso del Estado, cuando lo que todo mundo esperaba es que explicará que la Auditoria es un órgano del Congreso del Estado autónomo pero bajo reglas muy claras.

En segundo lugar dicen varias fuentes jirigrillentas que a Hector se le ha olvidado de plano la regla no escrita de que él debe de mantener informados a “los jefes” y no nada más “al jefe” y entre otras cosas no ha dado detalles de la conformación de las denuncias que por ley le toca a él interponer cual lo dictaminó el Congreso del Estado, cosa que ya levanta sospechosismo entre varios de los diputados que no ven con buenos ojos “esa falta de respeto”.

Para colmo Héctor mantiene el discurso de que la Auditoria tendría que ser mucho más independiente, sin entender que el concepto de la Auditoria Superior del Estado, es ser el órgano que auxilia al Congreso para poder cumplir con su labor de fiscalización de los bienes públicos y de la actuación administrativa de los entes obligados, que son los municipios y todo organismo que recibe recursos públicos estatales.

Es decir, si a la Auditoria se le diera la “autonomía absoluta” tendrían que pasar una de dos cosas, o modificar la Constitución Local y quitarle a los diputados la función de “Fiscalizar” la utilización de los recursos públicos o de plano, crear un órgano diferente y se tendría que volver a la creación de una Contraloría del Congreso y cualquiera de esas dos cosas es dar un salto al pasado, pues se debe de entender que la funciono fiscalizadora del Congreso lo que buscaba era generar equilibrios políticos en donde la oposición pudiera revisar en que se gasta el dinero el gobierno, pero en fin, en ese tema los panistas a la mejor lo que no entienden es que cuando ellos dejen de ser “el gobierno”, se van a topar con otros gobiernos a los que van a querer fiscalizar y que si cambian la ley hoy, simple y llanamente ira en contra de ellos mismos.

Volviendo con el caso de Héctor Acosta Felix, señala una fuente jirigrillenta de la Auditoria, que los diputados deben de ser más exigentes con el actual auditor para exigirle información precisa, más abundante y más a tiempo y que al mismo tiempo afinen los mecanismos de fiscalización interna, pues hay quienes aseguran que Acosta ha empezado a sufrir una transformación genética brutal, tanta que él está en el camino de convertirse en un “Coyoso” o en un “Osoyote”, pues dicen que está cometiendo las mismas babosadas que el Oso y que da muestras de que también tenga los mismos vicios que el amigo aquel, que hoy sigue un proceso legal aullando a la luna desde San Guillermo. Ojo al tema…

————————

Tuvimos la oportunidad de charlar y escuchar las charlas que tenía la raza de Morena a quienes les cantaron las golondrinas en el Congreso del Estado, ahí estaban ellos en el pasillo del sexto piso, esperando ser atendidos por los contadores para que les entregaran sus finiquitos y sus últimos cheques ahora que ya se van.

Muy interesante las charlas escuchadas, en donde varios de ellos señalaban con gran tino que los corrieron del Congreso porque no hubo quien los defendiera, que les faltaron “jefes” y que ni el coordinador de la bancada, ni los diputados se fajaron defendiendo la plaza y que ellos eran los sacrificados a la malagueña.

También platicaban entre ellos sobre cuales son las oportunidades políticas que puede tener Morena en el Congreso y afuera en la calle y nos llamó poderosamente la atención que esa raza de a pie, hablaban claramente del proceso de división interna, de los pleitos a muerte que hay en su partido y de que mientras esos pleitos sigan ven muy lejos la posibilidad de tener una candidatura fuerte a la gubernatura en el 2021.

El futuro de Morena en el Congreso, lo ven negro, por dos razones fundamentales, el pleito sin razón al interior de la bancada, pues hablaban de roces y pataleos donde es claro que todavía hay quienes quieren reventar a Miguel Ángel Colunga como coordinador y su incapacidad de lograr acuerdos con las demás fuerzas políticas, “es tanta esa incapacidad, que los demás prefieren unirse al PAN, aunque les vaya mal, que unirse a Morena que solo sabe tirar chingazos”. La claridad de pensamiento no admite argumento en contrario, quien lo dijo, lo hizo con absoluto conocimiento del caso.

Fue esa una charla aleccionadora, daban ganas de aplaudirles a los chamacos esos, pues ninguno de ellos hablaba de irse a buscar suerte a otros patios y al señalar los problemas que ellos ven en su partido, lo hacían sin odios y sin escupir veneno, era hasta con serenidad y tratando ellos de darse una explicación de lo que les pasó, se veían maduros y sin buscar venganza.

Ojalá y que en su partido entiendan que ellos son de utilidad, que son raza convencida y que no se quieren ir, deberían de encontrarles acomodo y permitirles a ellos generar mecanismos de diálogos internos, son raza nueva, no son de esa izquierda que solo sabe pelear, discutir y agarrarse a balazos tirando a matar, aunque al matar se mueran ellos mismos…

————————

Ya para terminar con temas del Congreso, “el primo de un amigo”, es decir Manuel “El Amorcito” Martínez, fotógrafo oficial del Congreso, ayer colgó la foto oficial en el muro de los lamentos del salón de plenos.

Esa es una “acción” interna y sin mayores reflectores, pues “solo es poner el cuadro de la foto oficial de la LXVI legislatura”, pero es una acto que tiene una gran significancia para los amigos de la lente que les ha tocado cumplir con ese rito menor, pues es colocar una foto que se quedará para la posteridad en esa pared y en los registros históricos del Congreso quedara escrito quien fue el fotógrafo que tomó la imagen.

Un abrazo a Manuel “El Amorcito” Martínez, ojalá y dentro de muy poco tengamos la oportunidad todos de que Manuel haga una exposición con todas esas imágenes que él ha capturado con su lente, unas desgarradoras, otras llenas de una belleza estética innegable y otras más, de un erotismo subyugante. Hace falta que el amigo se decida y ojalá y encuentre a un buen tundeteclas con quien hacer un proyecto impreso, donde se junten imágenes que cuentan historias completas y letras que generen imágenes y que encuentren quien patrocine una obra de esa naturaleza…

————————

El tema no lo podemos dejar de tocar y es que hay quienes señalan que el video de Alex Domínguez en sus redes sociales, en donde pide perdón por los pecados cometidos por el PRI, está ligado a un supuesto arranque de actividad política por parte de Alejandro Cano, quien dicen levantó la mano rumbo al 2021.

Hay quienes tienen muy claro que Alex Domínguez, junto con “su hermano” Pedro Domínguez, eran los dos chavalos que le cargaban el portafolios al Alex Cano en sus inicios. Y ahora dicen que el Alex Cano ahora si está decidido a buscarla y que es por eso que “El Cabezón” se convierte en el hijo prodigo que regresa al redil.

Hay que esperar a ver como corren las cosas, pero hay quienes sostienen que Alex Domínguez ya está muy grandecito como para volver a ponerse como escudero de Alex Cano y que lo más cierto sería señalar que esos dos pudieran hacer un pacto de ayuda mutua, pensando los dos en la posibilidad de que si no es uno, sea el otro.

Digamos pues que tiempos, traen tiempos y esos primero deben de encontrar la forma de lograr el cambio de dirigente estatal y ya después ver si van juntos o si sus expectativas son distintas…

————————

Carlos Borruel está metido de lleno de nuevo en el ojo del huracán, con un tema ya viejo y muy repetitivo, como lo es el accidente de cuando su chavalo Carlitos Borruel desamadró su carrito en el Periférico de la Juventud.

El asunto ya está muy manoseado, ya corrió mucha agua por abajo de ese puente, si hay a quienes castigar que se les castigue y punto.

Pero lo cierto es que tanto ataque contra Carlos Borruel solo se entiende como fuego amigo y hay quienes voltean a ver rumbo a Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 6 Oficina 3 y cosa curiosa, dicen que esa es la oficina de Gustavo Madero.

Los que ven todos esos ataques contra Carlos Borruel como fuego amigo, dicen, señalan, cuentan, que el ataque es para debilitar a uno de los que puede levantar la mano y apuntarse en la carrera al 2021.

Lo claro del asunto es que en este momento no hay “oposición” real en Chihuahua y si resulta muy extraño que surjan tantos ataques tan duros y tan a la cabeza en contra de uno que muchos se imaginan si tiene la vista puesta en el 2021 y mas allá…

————————

Conocí a David Iberry en el Club Campestre de Chihuahua, en ese entonces yo era cady. Luego lo trate como cliente mío en el bar “La Trampa”, ahí mismo en el Club. Me lo seguí topando a lo largo de los años en el Mirador, en el Casino de Chihuahua, en El Chimeneas, en Los Parados de Tony Vega. Siempre nos trataba a los compañeros meseros con alegría, era un cuate con todos y con los cadys una guasanga.

Luego vinieron mis años de reportero y coincidir con él en mesas de café, en eventos, era el mismo sangre liviana, verlo y reírse de gusto con él era siempre.

Hace unos años coincidíamos dos o tres veces a la semana en mesas de café, con la raza del Mirador, con los del Tierra Blanca.

Hace unas semanas nos enteramos de la triste noticia, cáncer, esa maldita enfermedad que se ha llevado a muchos amigos.

Hoy la noticia es trágica David ha muerto, se fue el cabrón vago lleno de risas y de amabilidad para con todos.

Me duele su partida, pues los tipos geniales deberían ser eternos o cuando menos ser los últimos en irse, pues su sonrisa franca y su burla de amigos hará falta en esas mesas donde siempre tendrá un lugar.

Adios amigo David, que nadie lo dude, ¡eras formidable!, eras un cabrón vago al que muchos vamos a llorar…