Pagan traductora con ‘cooperacha’ en Congreso de la CDMX

0
195

Luego de su despido, ayer cuatro diputados hicieron la vaquita para pagarle y no incurrir en una ilegalidad.

Entre los 77 trabajadores cuya base fue desconocida por la primera legislatura del Congreso de la Ciudad de México está Patricia Santín Olvera, quien por 11 años fue la traductora de Lengua de Señas en el pleno y que, en los últimos días puso en jaque al poder legislativo local, al no poder encontrar alguien que la supliera.

Así que ayer llamaron a Santín Olvera, para que fungiera como traductora de la Lengua de Señas para la sesión de ayer. A la mitad de asamblea, el diputado local del PRI, Tonatiuh González, hizo un anuncio.

“Una moción: nada más para hacerle saber al pleno, que para no violar el Reglamento de este Congreso y la Ley -que obliga a tener traducción para sordomudos-, se acordó ahorita con la diputada Paula Adriana Soto, el diputado Temístocles, el diputado Jorge Gaviño y un servidor, dar un apoyo económico a la intérprete para que nos acompañe y no estemos violando la ley” dijo el legislador.

Al finalizar la sesión de la comisón permanente, José Luis Rodríguez, presidente de la Mesa Directiva del Congreso local explicó que se desconoció la base de 77 trabajadores que fueron basificadas por la séptima legislatura de la ALDF porque “fue una basificación irregular, no fueron basificados con la participación de ningún sindicato”, argumentó.

“Somos 77 los que estamos en esta situación, espero que consideren nuestros casos, nosotros estamos para dar un servicio”, explicó Santín Olvera en entrevista.

Patricia está certificada como intérprete y traductora del Lengua de Señas Mexicano.

“Fueron muchos años de estudio para certificarme, además uno debe estar familiarizado con los términos jurídicos que se usan en el pleno y conocer los procesos parlamentarios para poderlos interpretar en el mismo momento en que están sucediendo”, explicó Santín Olvera.

Sobre este tema el presidente de la Mesa Directiva del Congreso local explicó que se podría considerar la contratación en el caso específico de Santín Olvera “pero no en el esquema de plazas, porque esas 77 plazas fueron otorgadas en forma irregular” y aclaró que tendría que ser bajo otro esquema de contratación.