Inicia desmantelamiento del Estado Mayor

0
555

A poco más de tres meses de que asuma el nuevo Gobierno federal, el Estado Mayor Presidencial (EMP) ya comienza a ser desmantelado.

Los elementos que integran el Cuerpo de Guardias Presidenciales (CGP) conformarán dos brigadas de la Policía militar, que actualmente realiza operaciones contra el crimen organizado.

El Cuerpo de Guardias es parte, al menos en lo operativo, del grupo de élite encargado de la seguridad presidencial, que será desintegrado por la próxima Administración de Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con un documento interno del EMP fechado el pasado 13 de agosto, el Cuerpo de Guardias y su estado de fuerza se integrarán a la Policía militar.

En el escrito se pide al titular de CGP informar sobre “el estado de fuerza actual” del personal de dicha agrupación, debido a que, argumenta, hay instrucciones “del Alto Mando” para organizar dos brigadas de Policía militar.

Cuestionados al respecto, mandos militares del Estado Mayor afirmaron que todavía no han sido informados del traslado de elementos de Guardias a la Policía militar.

Informaron que -hasta el momento- sólo se realizan análisis de la situación de cada corporación en caso de concretarse la decisión de López Obrador de no usar la protección del Estado Mayor Presidencial.

Por el momento, agregaron las fuentes consultadas, los elementos del Estado Mayor Presidencial, de Guardias y del Batallón 24, un grupo de marinos conocido como 24 BIM, seguirán en sus corporaciones hasta el 1 de diciembre cuando finalice la Administración de Enrique Peña Nieto.

El Cuerpo de Guardias Presidenciales, integrado por 4 mil 445 elementos, de acuerdo con fuentes oficiales, depende administrativamente de la Sedena, pero el EMP lo usa para resguardar actos protocolarios del Presidente de la República.

Reforma publicó que los miembros del EMP, del CGP y del Batallón 24 BIM que estaban al servicio del presidente, serán disueltos y retornados a sus cuarteles en el Ejército y la Armada.

Lo anterior como parte del proyecto del presidente electo de prescindir de los servicios del Estado Mayor Presidencial, nombrado como tal en 1942 por Manuel Ávila Camacho, y en consecuencia de las otras dos corporaciones de apoyo, y tendrá sólo una Ayudantía de 20 personas civiles.

Ante esta propuesta, mandos militares han coincidido que la reintegración a los cuarteles de estos elementos que integran todo el EMP, fortalecerán las labores de las fuerzas armadas.

Se trata de personal que cuenta con un adiestramiento de élite, técnicas contra terrorismo, atentados y protección de servidores públicos. Además, cuenta con su propio sistema de inteligencia y contrainteligencia.

“Tenerlos de regreso a las filas del Ejército será una buena noticia, ellos son militares y deben ajustarse a cualquier misión”, confió a Reforma el mes pasado un mando castrense de la Primera Zona Militar.