Cosechas lo que siembras…

Morena un proceso de varios derrotados… Yeidckol y Bertha a pelear sus derechos… Juan Ivan a pelar Redes Ciudadanas… Durazo vino a repartir medallistas… Don Rubén quería la representación… Omar Bazán informe republicano… El martes nombran sucesora de Lucha…

0
546

Morena un proceso de varios derrotados…
Yeidckol y Bertha a pelear sus derechos…
Juan Ivan a pelar Redes Ciudadanas…
Durazo vino a repartir medallistas…
Don Rubén quería la representación…
Omar Bazán informe republicano…
El martes nombran sucesora de Lucha…

El proceso de elección de los delegados de Morena fue la muestra real de como ese movimiento electoral necesita de manera urgente una modificación profunda de sus estatutos, de tal forma que sus elecciones internas no sean guerras sin cuartel y procesos de alto riesgo como el que acaban de vivir este fin de semana.

El dicho señala: “siembra vientos y cosecharas tempestades” y en Morena el más jodido de los chairos cuando le sopla a la sopa caliente, generan tornados categoría F5. Y el colmo es que lo disfrutan y lo hacen hasta por no estar dioquis.

Ellos lo traen en su naturaleza, van contra el “orden establecido” y así fue como ganaron la presidencia, no construyeron un partido, hicieron un movimiento electoral demoledor, que destruyó la imagen de los otros, claro, fueron ayudados por esos esos otros, a los que no había forma de defenderlos si solitos se daban de balazos en la cabeza con sus acciones, pero ese es el análisis del que hay que partir, el pinche peje es el presidente de México por el hartazgo, por el encabronamiento del ciudadano “para que ya se vayan a la chingada el PAN y el PRI”, por eso cuando ganó Andrés Manuel el nivel de esperanza era mucho muy alto, porque llegaba uno completamente distinto a los que estaban, por eso el nivel de confianza sigue por arriba del 60% “porque cuando menos ya está otro y hay que esperar a ver si las cosas cambian”.

Pero mientras el ciudadano calle espera, en Morena quieren seguir destruyendo y ahora lo que tienen más a mano para destruir es a su propio movimiento, a otras corrientes que crecen dentro y eso los ilusiona, pues tienen enemigo contra quien pelear, contra quien hacer la guerrilla, a quien destruir para ufanarse de ello, no porque consigan algo o en algo se mejore sus condiciones, no, solo disfrutaran que los destruyeron y con eso les basta.

En lo local hay grandes perdedores, tres son los que tienen que ponerse a pensar en sus estrategias y en cuales son sus objetivos, esos tres son Martín Chaparro, Juan Carlos Loera y Fernando Tiscareño.

De esos tres, quizá “El Virrey” Loera pueda salir a señalar que él “no perdió mucho”, por que él no estaba jugando directamente, pero Juan Carlos pierde por ello y al parecer no se da cuenta, no sabe hacer política, no construye, es un anacoreta que cree que los demás se van a dar cuenta de sus “virtudes” por si solos y que solos se van a venir a formar de su lado.

A la mejor a Juan Carlos nunca le explicaron que el que aspira primero tiene que parecer y cumplir a cabalidad con el puesto que le entregaron y en este momento él no cumple con ninguna de las dos tareas, ni es la figura fuerte, el súper delegado que debería ser y tampoco logra avanzar en el imaginario colectivo, bueno, no avanza ni dentro de Morena y sus mismos correligionario se lo señalan y se muestran nerviosos cuando uno les pregunta como les pinta la cosa rumbo al 2021.

Martín Chaparro con esta derrota interna, donde no logró ni siquiera los votos suficientes para ser delegado, demuestra su tamaño real y su camino al olvido.

Es fácil entender porque no logró los votos, no tiene él capacidad de dialogo, él es otro que no sabe ser político, no construye, es fruto de la endogamia o el onanismo político. La lección que nunca ha querido escuchar Chaparro, es que él tenía que ser presidente para todos y que un presidente logra más dejando que todos jueguen, que todos tengan su parcela y que todos se expresen, pero ni siquiera capacidad de comunicación tiene, mucho menos la de generar acuerdos políticos y por eso sale derrotado y puede ser que esta derrota sea la que lo condene al olvido, pues desde la nada, sin capacidad de dialogo, sin aliados y con todos resentidos en su contra se ve difícil pueda pensar en algo para el 2021.

Fernando Tiscareño su derrota es fruto de sus indecisiones, por no tener un objetivo claro, por esa idea suya de ser todo y no ser nada, claro que todavía le queda la vela prendida de su tía Bertha Luján, pero al quedarse sin espacio como delegado, debe él hacer una reconsideración absoluta de sus acciones y de sus planes, tiene que plantearse una ruta y trabajar en ella, checando resultados y avances, quizá la derrota si él la utiliza para poner los pies en la tierra le sea de utilidad, de lo contrario a la mejor ni de lección le sirva.

El ganador de ese proceso muy posiblemente sea Omar Holguín, pues él sí consiguió los espacios para los suyos, el trabajo en la parcela le dio resultados, no es fruto de la casualidad, los triunfos en esos procesos se dan por hacer la tarea y ellos la hicieron y eso hoy los pone como “el equipo que más goles metió”.

Pero el sábado Morena vivió su proceso de venganzas, de odios, de derrotados, no salieron fortalecidos y los resultados dejan a muchos heridos encabronados y buscando venganza, hay que ver hasta donde llegan en sus pleitos internos…

— — — — — — — — — — — —

Por cierto la nota que se llevó el proceso del pasado sábado en Morena es lo dicho por Alejandro Rojas Díaz Durán, a quien todos veían solo como un cuarto en discordia y sin posibilidades reales de conseguir la dirigencia nacional de ese movimiento electoral.

Él fue el que dió a conocer que tanto Yeidckol Polevnsky, como Bertha Luján supuestamente quedaban impedidas para participar en la contienda para dirigir ese partido, debido a una resolución reciente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, donde se señalaba que ambas contendientes tendrán que acudir a los tribunales electorales para defender su derecho a participar.

Rojas Díaz Durán expuso que se trata de la resolución SUP-JDC-1236-2019 del TEPJF, que ha decir de él ni la Polevnsky ni Bertha Luján podrían ser electas como consejeras, y la consecuencia inmediata es que estarían también impedidas de participar en el Congreso Nacional de Morena y mucho menos postularse para la Presidencia Nacional de ese movimiento.

Pero al final las cosas vuelven a quedar como estaban, es decir, Bertha Luján y la Yeidkol, cada una por su parte señalaron que esa interpretación es falsa y que ellas siguen en la contienda, mientras que Díaz Durán, a quien el actual Comité Ejecutivo había inhabilitado, al final también podrá participar en ese proceso.

Pero por lo pronto la noticia que se dió el sábado al finalizar el proceso de votación para elegir a sus delegados, cumplió con el objetivo con el que lo hicieron correr, es decir, a muchos los puso a temblar y ensucia todo el proceso interno de Morena sembrando dudas y haciendo crecer rumores…

— — — — — — — — — — — —

Otro que anda metido en un pleito legal interno en su instituto político es el chihuahuense Juan Ivan Peña Neder, a quien la maestra y los suyos le quisieron dar un gorilazo y destituirlo de la dirigencia nacional cuando ya están a nada de cumplir con todos los requisitos para ser partido político.

Ese pleito legal hay quienes apuestan lo pierde la maestra Elba Esthern y sus herederos, por la simple y sencilla razón de que fue Juan Ivan el que estuvo al frente de todo el proceso legal para constituir la organización política llamada Redes Sociales Progresistas, él junto a Rafael “Falo” Espino y hasta que ellos no llevaban avanzado el proyecto es que llegaron René Fujiwara y Fernando González.

Ahora bien, a la mejor y Juan Ivan recupera el control político de RSP, pero el rompimiento con Elba Esther los hará perder la fuente de recursos para sustentar los gastos que significan la creación de un partido político nacional, además de la capacidad de negociación con grupos políticos en todo el país, lo que de suyo les puede hacer más difícil conseguir candidatos fuertes para el 2021, año en el que soñaban podían ellos dar la sorpresa de ser un partido que naciera con la fuerza suficiente para posicionarse y llamar la atención de todos.

Hay que ver como avanza ese pleito, pues Redes Sociales Progresistas, pensado en el 2021, eran un “actor” que podía mover los resultados hacia un lado, pero ahora, hay que esperar a ver como terminan ese pleito interno y ver si consiguen dar los últimos pasos para conformarse como partido político y cuando lo hagan, todavía les faltara poder demostrar cual es su peso especifico, es decir, ver si nacieron para ser opción o si nada mas nacieron para servir de comparsas o de franquicia electoral como lo son el PVEM, el PT, el PANAL, el PES y otros…

— — — — — — — — — — — —

Fue un amigo el que hizo la observación que la pasada visita de Alfonso Durazo a la entidad fue muy similar a la escena esa de una película de Cantinflas en donde el mimo mexicano representa a un ministro y que al acudir a visitar a un presidente de una república bananera se empiezan a regalar medallas uno al otro y llegan al grado de que Cantinflas le entrega hasta su medallita de bautizo al presidente, mientras el otro llora de la alegría.

No hay más que decir de esa reunión, se juntaron, se dijeron discursos, gastaron saliva, dijeron que estaban trabajando, que las cosas se van a poner mejor, que el enemigo está ahí y que tarde que temprano lo van a derrotar.

Y mientras ellos se felicitaban uno al otro, se entregaban medallitas y se daban palmadas en la espalda, los grupos del crimen organizado siguen mandando en la sierra, se matan unos a otros y en las ciudades más grandes de la entidad crece de forma exponencial la venta y consumo de drogas.

La verdad es que visitas de esas, no le sirven a la entidad, si no vienen a nada, pues mejor que no vengan, digo, ¿para qué gastar tanto dinero dioquis, si no sirve para una chingada?…

— — — — — — — — — — — —

Por cierto en esa reunión el dueño de la franquicia del PT, el diputado local don Rubén Aguilar Jiménez, había pedido en varias ocasiones en la torre legislativa le dieran a él la representación del Congreso para acudir a esa reunión y apoltronarse en el presidium en representación de todos los diputados locales.

De muy buena fuente supimos que en varias ocasiones le dijeron que si, que no había problemas, pero desde la Secretaria Nacional de Seguridad Pública y Palacio de Gobierno, insistieron en que tenía que acudir el presidente del Congreso el diputado René Frías Bencomo y no un representante, es más, ni aunque fuera Fernando Álvarez Monje, que lo ideal es que estuvieran los titulares de todos los poderes, como al final ocurrió.

Total que le dijeron a Rubén Aguilar que sería una falta de respeto ante los invitados que el presidente del Congreso acudiera como “publico” y que él fuera en representación del Congreso y que arreglarían el asunto si acudía toda una representación de diputados de todas las bancadas.

El tema no tendría mayor “jirigrilla”, si no fuera por el hecho de que en esa reunión don Rubén fue fotografiado por varios compañeros de la prensa y más de cuatro invitados, cuando a media reunión se quedó dormido en su silla, dando otra vez el espectáculo.

Nadie puede poner en tela de duda la capacidad mental del añejo dueño de esa franquicia electoral, pero la realidad es que ya ha dado varias pruebas de que no está al cien por ciento de sus capacidades físicas y si debería él pensar seriamente en que su franquicia está en riesgo por su terquedad de querer seguir siendo él el dueño y rostro absoluto de la marca.

Por cierto, fue la semana pasada cuando él iba caminando por frente a donde ahora está la Fiscalía General del Estado, en la curva donde nace el Paseo Bolivar, zona en donde hay más de cuatro merenderos muy agradables, como “La Dueña”, donde Paquito Navarro y Ale Enríquez se han esmerado en tener un buen lugar.

El caso es que algunos que estábamos por el lugar fuimos testigos de como al caminar don Rubén, desde un vehículo en movimiento un ciudadano le gritó: “ese don Rubén”, grito al que él respondió levantando la mano queriendo saludar y con una sonrisa en el rostro, la que se le congeló y convirtió en mueca de coraje, cuando desde ese mismo vehículo le gritaron, “ya renuncie viejo cabrón” y de plano algunos no consiguieron frenar la risa al verlo lanzar improperios y una mentada de madre en contra del que le grito.

De mal gusto se nos hace publicar las fotografías del viejo diputado dormido en las sesiones del Congreso o en reuniones de comisiones o en el evento del pasado viernes en Palacio de Gobierno, aunque esas imágenes todos las hemos visto y la verdad es que dichas imágenes solo sirven para denigrar más a la clase política y hacer crecer más el hartazgo en los ciudadanos…

— — — — — — — — — — — —

Omar Bazán presentará esta semana su informe de trabajo como diputado local, serán dos actos, primero un evento sobrio y sencillo en la Sala Morelos del Congreso, prácticamente casi protocolario y luego algo mucho más sobrio ante el gabinete estatal del PRI, allá en las oficinas de la Dale.

La frase que llama la atención sobre esos eventos, es la que Omar señaló en una entrevista banquetera que les ofreció a los compañeros que cubren la fuente, ante quienes señaló, “no voy a convocar a la estructura del partido para que me aplaudan”.

Y es que Omar sabe a ciencia cierta que en estos momentos es gasto inútil hacer actos faraónicos y desgastar a la propia estructura, cuando todavía falta mucho tiempo para el 2021.

Omar ya tiene rato dando muestra de que tiene muy claros cuales son sus objetivos y cuales son los caminos que tiene que caminar para lograrlos, insistimos, no es posible saber en este momento para que le alcance, pero lo cierto es que no quita del dedo del renglón…

— — — — — — — — — — — —

Las fuentes jirigrillentas del poder judicial señalan con gran morbo que mañana martes será cuando el aldeano gringo golfo anunciará quien asume como consejera o consejero de la Judicatura Estatal en el lugar de la licenciada Luz Estela Castro.

Las apuestas en un principio eran todas en el sentido de que sería el panista ex cachetón César Jáuregui Robles el más indicado para ese lugar, pero fue el propio Javier Corral el que dijo que su ex secretario general de gobierno tenía en este momento mucho jale en su despacho y que ganaba mucho más de lo que le podrían ofrecer aquí, como para verlo asumir esa responsabilidad.

Señalan que el presidente del STJ, Pablo Héctor González no ha querido soltar la sopa sobre si él conoce quien será la o el elegido. Mientras algunos dicen que la realidad es que ni el propio magistrado presidente sabe a ciencia cierta quién llega.

Lo que si ha dicho Pablo Héctor es que los meses que restan del presente año serán para hacer una limpia al interior del Poder Judicial, lo que algunos interpretaron como que van fuera todos los “luchos” y que es posible que quien sustituya a Lucha Castro será alguien de marca azul sin manchas y sin dudas.

En fin, este lunes hay que parar orejas, para ver hacia donde pintan las cosas…