“Ayúdate que yo te ayudaré” y otras frases falsas que jamás aparecieron en la Biblia

0
179

A pesar de ser el texto canónico por excelencia que la historia del Dios para el judaísmo y cristianismo, el conocimiento a partir de la Biblia es motivo de discusiones y charlas acaloradas sobre la multitud de interpretaciones que pueden resultar de cada versículo.

Los sacerdotes y las personas dedicadas a difundir la palabra de Dios suelen citar o parafrasear este texto sagrado, muchas veces sin la seguridad de que lo que afirman está contenido en él.

¿Alguna vez has escuchado estas frases? Puede que no seas la primera persona que se de cuenta de que no están en la Biblia:

«Ayúdate que yo te ayudaré»

Se trata de la frase fantasma más citada de la Biblia, aunque no aparece en ninguno de los libros que componen el canon bíblico. Suele ser atribuida al mismo Jesucristo; sin embargo, no existe registro de algo similar en los evangelios que dan forma al texto sagrado."Ayúdate que yo te ayudaré" y otras frases falsas que jamás aparecieron en la Biblia 1

«De los arrepentidos es el reino de los cielos»

Si bien esta frase sintetiza la moral del perdón de los pecados que permea el cristianismo, esta frase no aparece en ningún libro ni del Antiguo ni del Nuevo Testamento. La frase más parecida a la anterior aparece en Mateo 4:17 «Desde entonces Jesús comenzó a predicar: “Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos se ha acercado»; sin embargo, el sentido del texto bíblico cambia sustancialmente respecto a la frase fantasma.

Satanás y el Jardín del Edén

La historia resumida del Génesis y la expulsión del hombre del paraíso asegura que Adán y Eva cayeron en la tentación de Satanás, quien se manifestó como una serpiente y los tentó a caer en pecado, ¿cierto? En realidad, el libro que da cuenta del origen del mundo y el Edén no menciona en ningún momento a Satanás u otra entidad diabólica: únicamente se refiere a una serpiente, animal que posteriormente fue asociado con el mal."Ayúdate que yo te ayudaré" y otras frases falsas que jamás aparecieron en la Biblia 2

«Todas las religiones te llevan a Dios»

«¿No estoy yo aquí, que soy tu madre?»

Esta frase no pertenece a la Biblia, aunque a veces suele ser atribuida erróneamente a la Virgen María. En realidad, apareció originalmente en el relato que da forma a la aparición de la Virgen de Guadalupe en México, una advocación mariana adorada en toda Latinoamérica. Se trata de palabras que dirige la Virgen a Juan Diego, el indígena chichimeca que reportó su aparición.