Andrés Manuel López Obrador Presidente de México “No Tengo Derecho a Fallarles” Dice

0
16

Luego de tomar protesta como presidente del país, Andrés Manuel López Obrador en su mensaje político en primer lugar le agradeció a Enrique Peña Nieto que no hubiera intervenido en el resultado final de las elecciones y luego volvió a señalar que a partir de hoy inicia la cuarta transformación de México, la cual dijo que será profunda, radical, pero en paz.

En su discurso resumió que en la independencia se lucho para abolir la esclavitud y alcanzar la autonomía, que en la reforma fue la restauración de la República y que en la Revolución el pueblo de México luchó por la justicia y la democracia.

“Ahora nosotros queremos constituir la honestidad y la fraternidad en un estilo de gobierno”, dijo que esa es una convicción y que la crisis de México se generó por predomino de la más inmunda corrupción.

AMLO hizo un rápido análisis de lo que han sido los gobiernos que le antecedieron, señalando que sin lugar a dudas es el periodo “neoliberal” el cual enmarco de 1983 hasta nuestros días, como el más grande desastre que ha desembocado en los aumentos en los combustibles y la electricidad, generando además grandes desigualdades.

Habló de que él es partidario del perdón, pero no del olvido, anunciando que se pondrá en marcha una comisión de la verdad para aclarar la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa y que en su plan de combate a la corrupción no está el perseguir a los personeros de quienes cometieron crímenes en contra del país.

Insistió en que es la ciudadanía la que tendrá la ultima palabra en todos esos asuntos, pues será por vía de las consultas como se le preguntará a la ciudadanía si aprueban lo que él tiene planeado hacer.

Detalló que su oferta de quedarse al margen de las investigaciones por corrupción, es dejar fuera de esos procesos al poder ejecutivo y que sean los propios órganos judiciales los que realicen esas tareas y al mismo tiempo dijo que al modificar la ley para que la corrupción sea considerada delito grave y que él solo respondía por su hijo Jesús, quien es menor de edad y que no respondía por lo que hicieran sus demás hijos y familiares, dejando la puerta abierta para que se les investigue en caso de que se les señale actos de corrupción.

Al hablar sobre la relación con los hombres del poder monetario, dijo que el gobierno dejará de ser solo un comité al servicio de ellos.

Muchos de los conceptos de Andrés Manuel López Orador vertidos a lo largo de los últimos 18 años, fueron tocados en su discurso, como el construir un gobierno realmente democrático, respetar las libertades y ser una administración que respete todos los credos, ideologías políticas y diversidades sexuales.

Sobre el aumento a los precios de los combustibles, dijo que no aumentaran de forma indebida y tras señalar que los que antes subieron el precio de los combustibles ahora le exigen que baje esos precios, “a esos les prometo que en cuanto tengamos las refinerías que vamos a construir, bajaremos el precio de los combustibles”.

Afirmó que en su gobierno no se aumentara la deuda pública, esa que al final del sexenio de Fox era de 1.95 billones de dólares y que al terminó de la administración de Calderón era de mas de 5, porque el dinero se derrochó por el caño de la corrupción y que ahora al día de hoy es de más de 10 billones de dólares y prometió que es por eso que no se gastará más de lo que ingrese a las arcas públicas.

“Me canso ganso” dijo el presidente al afirmar que en tres años estará funcionado el nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México en Santa Lucia y que desde enero estará en marcha la franja de zona libre en nuestra frontera norte, donde las gasolinas estarán al mismo precio que del otro lado de la frontera y reducir el IVA del 16 al 8& y que el ISR baje de igual forma y aumentar al doble el salario mínimo.

Dio a conocer que a partir de hoy mismo presenta en el Congreso de la Unión un paquete de reformas para asegurar la educación gratuita y apoyos a quienes menos tienen.

Fue un discurso largo, donde recordó sus promesas de campaña en materia de siembra de arboles maderables, el tren maya y otras más.

En la parte final de su discurso, dijo que él llegó a la presidencia tras una lucha de muchos años y que nunca va a olvidar a quienes marcharon con él. Que no dejó la dignidad en el camino y que mantuvo en alto sus ideales, sus principios y su honestidad, “estoy preparado para no fallarle a mi pueblo” y tras decir que un joven en bicileta se le emparejó en su trayecto al Congreso de la Unión y le señaló que él no tenía derecho a fallarnos, dijo: “y eso creo, yo tengo derecho a fallarles”.

“No voy a reelegirme y por el contrario me voy a someter a la voluntad del pueblo al poner en marcha la revocación de mandato”, fue otra promesa dada desde la tribuna del Congreso de la Unión