Protege Plan Emergente a más de 2 mil familias indígenas de la Región Parral

0
133

Mediante tres programas la Coepi busca mitigar los estragos de la pandemia, explicó la comisionada estatal, María Teresa Guerrero Olivares, durante su participación en el programa Chihuahua Adelante

La Comisión Estatal de los Pueblos Indígenas (Coepi) ha beneficiado a 2 mil 088 personas indígenas en la Región de Parral, con una inversión de 1 millón 383 mil 342 pesos mediante del Plan Emergente del Gobierno del Estado de Chihuahua.

María Teresa Guerrero Olivares, titular de esa dependencia, en su participación en el programa Chihuahua Adelante, dirigido por el gobernador Javier Corral Jurado, dijo que lo anterior se ha logrado mediante la operación de tres programas emergentes, que por primera vez integraron a las comunidades urbanas de esa zona.

“El desafío de la pandemia para la Coepi fue mover los ojos también hacia las ciudades”, señaló la comisionada estatal.

Uno de los programas –informó- es Despensas en Zonas Indígenas Urbanas, que ha dispersado 138 mil 548 pesos, en favor de 140 personas de la Región Parral.

“Redireccionamos recursos para la ciudad de Parral que antes no entregábamos, como lo hemos hecho en los asentamientos, a través de sus autoridades, en Juárez, Chihuahua, Cuauhtémoc y otras ciudades del estado, y tan solo en esta semana se entregaron 140 despensas, que se suman a un acumulado previo, y queda un paquete fuerte de despensas por entregar”, comentó.

La comisionada resaltó que estos paquetes alimentarios están programados para que duren un mes, y están calculadas para abastecer a un promedio de cinco personas por familia.

Cada despensa incluye 60 productos, como el aceite comestible, frijol, harina de maíz, harina de trigo, leche en polvo, arroz, avena, latas de atún, avena, chile jalapeño en lata, azúcar, sal, café soluble, pasta para sopa, sardinas, y ensalada de vegetales, detalló.

El segundo programa es Despensas en Zonas Indígenas de Municipios Turísticos, que han ejercido ya 50 mil pesos 494, y tan solo en esta última semana apoyó la economía y alimentación de 72 personas, expuso.

“Las comunidades de la Sierra Tarahumara tienen una enorme dependencia de la afluencia turística, en muchas de las familias hombres y mujeres trabajan en servicios de limpieza y cocina, tanto en hoteles como en restaurantes, y su actividad ha sido afectad por la pandemia”, explicó.

Añadió que en regiones como Divisadero, las comunidades están organizadas para la prestación de servicios a turistas y sobre todo para la venta de artesanías, por lo que debido a la contingencia se quedaron sin empleo.

“Es muy importante entender que una actividad natural de los pueblos originarios, particularmente del ralámuli, es la producción de artesanías, y si bien en lo que se remite a este informe serían 72 familias, son mucho más a las que se ayuda”, mencionó.

Indicó que la Coepi destinó una cantidad significativa para este sector, para incluir a artesanas y artesanos de comunidades cercanas a Guachochi, como por ejemplo Kíraré en Batopilas, y también la de Turuachi, de Guadalupe y Calvo.

Con relación al tercer programa emergente operado por la Comisión, Fomento a la Producción Familiar Indígena, dio a conocer que ha ejercido 1 millón 194 mil 300 pesos, para 1 mil 876 personas en la región de Parral.

Resaltó que los apoyos consisten en acercar a la gente, insumos para la producción y capacitación técnica para el desarrollo de habilidades para la agricultura, tanto en la parcela, como en el huerto de traspatio y para las aves de corral.

“Ya hemos entregado todo lo que se refiere a aperos de labranza, y quedó pendiente lo de los cercos de tela gallinera, porque el proveedor nos retrasó la entrega de este material, pero ya están en camino hacia las comunidades la gente tiene para trabajar”, concluyó.