Ni crisis ni represión a migrantes, aseguran Sánchez Cordero y Ebrard

0
55

El gobierno mexicano descartó que la llegada de centroamericanos represente una crisis o emergencia migratoria y aseguró que en todo momento las autoridades que se encuentran en la frontera sur del país han respetado los derechos humanos, así como asistencia legal a dichos grupos.

“No es emergencia, pasa cada año, el año pasado fue lo mismo y eso es porque hay una procesión de Guatemala y los últimos siete años se han organizado cosas similares, a veces con más o menos personas y varía el origen, en este año casi 80% son de Honduras”, aseguró Marcelo Ebrard, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) durante una conferencia de prensa.

El pasado sábado, detalló, aproximadamente 1,000 migrantes centroamericanos que formaban parte de la caravana proveniente de Honduras intentaron cruzar de forma irregular al territorio mexicano y 2,500 lo hicieron apegados a las normas establecidas por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El grupo que no quiso seguir los protocolos del gobierno federal solicitó a través de una carta suspender la “Ley de Migración mexicana” para pasar de forma libre, agregó el canciller.

Por su parte, Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, descartó que los enfrentamientos que se registraron ayer entre migrantes e integrantes de la Guardia Nacional hayan sido un acto de represión.

“De ninguna manera ha habido acto de represión o molestia, simplemente ha sido ordenar la migración, todas las instancias de gobierno y secretarías hemos estado en contacto”, afirmó la funcionaria.

Además, la funcionario señaló que México es uno de los pocos países en el mundo que reciben a los migrantes y los apoyan para integrarse a la vida laboral, regresar a sus países de forma voluntaria o recibir apoyo económico del gobierno federal.