‘La Rana’ libra cargos por delincuencia organizada; sigue preso por desaparición de los 43

0
309

Un juez federal ordenó la libertad “bajo reservas de ley” de Erick Uriel Sandoval Rodríguez, identificado por la Procuraduría General de la República como La Rana, presunto integrante del grupo criminal Guerreros Unidos.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos ha solicitado a la PGR liberar a Erick Uriel, porque asegura que fue confundido con un integrante de Guerreros Unidos apodado La Rana o El Guereque y que participó en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

La noche de este domingo, el juez Primero de Distrito de Procesos Penales Federales con sede en Matamoros, Tamaulipas, dictó auto de formal libertad porque la PGR no acreditó que Sandoval forme parte de la mencionada organización criminal.

Aunque el juez no encontró elementos para procesar a Uriel Sandoval por el delito de delincuencia organizada no podrá abandonar la prisión federal, debido a que aún enfrenta un proceso penal por el presunto delito de secuestro en agravio de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

La Procuraduría General de la República cuenta con tres días para impugnar la resolución.  Funcionarios judiciales consultados mencionaron que el Ministerio Público Federal aún tiene oportunidad de volver acusar por el delito de delincuencia organizada a Uriel Sandoval, siempre y cuando presente elementos que acrediten que forma parte del grupo delictivo.

La sentencia del juez Primero se suma al fallo dictado en el mismo sentido a favor de quien fue señalado por la PGR como el presunto jefe de sicarios de Guerreros Unidos, Gildardo López Astudillo, El Gil, quien de acuerdo a la dependencia federal ordenó el levantamiento y asesinato de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

También al de Patricio Reyes Landa, El Pato, identificado como una de las personas que supuestamente asesinó los jóvenes en septiembre de 2014.  Lo mismo que Salvador Reza Jacobo, El Wereke; Jonathan Osorio Cortés, El Jona; Darío Morales Sánchez; Agustín García Reyes; Miguel Ángel Landa Bahena, El Chequel, así como Felipe Rodríguez Salgado, El Cepillo.  Los antes mencionados fueron dejados en libertad bajo reservas de ley, porque la PGR no acreditó que formen parte de la estructura criminal de Guerreros Unidos; sin embargo, permanecen internos en diversos penales federales acusados por el presunto delito de secuestro en agravio de los estudiantes desaparecidos el 26 y 27 de septiembre de 2014.

Erick Uriel Sandoval Rodríguez por su parte, la CNDH ha manifestado que Sandoval Rodríguez es inocente, que no participó en la desaparición de los estudiantes y aun así permanece privado de su libertad injustamente en el Centro Federal de Reinserción Social número 14 de Durango. Sandoval Rodríguez fue detenido por la Policía Federal en las inmediaciones de Cocula, en Guerrero, debido al cumplimiento de una orden de aprehensión por los delitos de delincuencia organizada y secuestro.

El organismo ha reclamado que la PGR “no ha hecho nada por enmendar su error y mantiene su injusta acusación contra un inocente, mientras quien, según sus propias pruebas, el verdadero partícipe de los hechos goza de libertad en la más absoluta impunidad”.