Catean Casa de Tarín: “Nos Dijeron, Se Vana Chingar”: Afirma su Esposa

0
452

“Ya nos lo habían dicho, nos dijeron, se lo dijeron a Toño, si siguen hablando, si siguen chingando, se van a chingar, eso nos lo dijeron apenas hace unos días y hoy están cateando mi casa”, señala Luisa Apodaca Esposa de Antonio Tarín, quien se encuentra preso y en este momento le realizan una nueva diligencia donde lo inculpan de un nuevo peculado por 12 millones de pesos.

“Yo hago responsable al gobernador del estado, al fiscal y al asesor jurídico, así como a jueces y ministeriales, como a las autoridades del penal, de lo que nos pueda pasar a mí, a mi hija, a mis padres, a toda mi familia por este acoso que estamos sufriendo y que todo es orden y capricho del gobernador, ya basta de esta persecución que él hace con fines electorales en nuestra contra”, señala “Wizzy” Apodaca, como le apoda su familia.

Detalló que a su marido lo mantienen bajo presión psicológica permanente, que en la celda donde lo mantienen preso no apagan la luz para permitirle conciliar el sueño, además de que hay dos cámaras que lo vigilan de manera permanente incluso al momento de bañarse y de hacer sus necesidades dentro de la celda.

“Lo sacan de la regadera cuando se está bañando y lo hacen que se pare frente a la cámara para grabarlo desnudo”, dijo.

Relató que cuando va de visita al penal y lleva a su bebe de apenas 9 meses de nacida, “los custodios del penal han desnudado a mi niña para revisarla como si fuera una delincuente y eso ya lo denunciamos a la Comisión de los Derechos Humanos”.

Pero de igual forma dice que no confía en la labor de la Comisión Estatal, “porque ya he denunciado en varias ocasiones las violaciones y no hacen nada”.

Detalló que este miércoles ella le concedió una entrevista al periodista Ciro Gómez Leyva, por un documento que ella y la esposa de Gerardo Villegas hicieron circular la tarde del martes en donde señalan la mala actuación de los jueces y las presuntas violaciones que ellas señalan en todo este proceso.

“A mi marido y a Gerardo los tienen detenidos sin una sola prueba, solo por el dicho de unos que decían eran testigos protegidos, pero que ellos son los verdaderos culpables”, afirmó.

Explicó que tras terminar la entrevista con el periodista de Milenio, fue cuando llegaron hasta las puertas de su hogar ubicado en el Circuito Nuevo Chihuahua en la Cerrada de las Lomas al norte de la ciudad, agentes ministeriales quienes tras tocar a la puerta dijeron que contaban con la orden de un juez para realizar un cateo y sin esperar a la presencia de testigos de parte de la defensa de Tarín Baca y de ella, se introdujeron a su hogar en donde se encontraban su hija de 9 meses, una sobrina menor de edad y una tía de ella.

“Esto ya es imposible, ya es más de un año, de estar bajo los caprichos del gobernador, vivimos con miedo y pavor de que cualquier día se le ocurra ordenar nos hagan daño”, dijo al borde de las lagrimas.