Vigilan Coespris y Protección Civil condiciones de seguridad en albercas y centros recreativos

0
39

Existen en el estado 110 establecimientos de este tipo que se verifican en operativo para asegurar la calidad bacteriológica y físico-química del agua y que se cumpla con el reglamento de seguridad para evitar enfermedades y accidentes
 
Personal de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coespris) y de la Coordinación Estatal de Protección Civil, realiza operativos de vigilancia en balnearios y centros recreativos, para verificar que las condiciones de higiene y de seguridad sean las adecuadas para los usuarios que visitan estos sitios.
 
Alejandra Carlos Aguirre, gerente de Evidencia y Manejo de Riesgos de Coespris, informó que se realizan revisiones a albercas y centros recreativos con la finalidad de prevenir o minimizar riesgos sanitarios derivados de la calidad del agua o las condiciones de los establecimientos.
 
Precisó que actualmente existen 110 centros de este tipo, la mayoría ubicados en las regiones de Lago Colina, San Francisco de Conchos, Aldama, Chihuahua, Juárez y Parral.
 
“Cada año visitamos todos los establecimiento con el objetivo principal de asegurar la calidad bacteriológica y físico-química del agua, para que cumpla con los parámetros adecuados”, señaló.
 
La funcionaria dijo que estar en contacto con el agua que tenga algún patógeno o sustancia química de manera irregular, puede provocar enfermedades diarreicas, dérmicas, otitis, conjuntivitis o el pie de atleta que se contrae en espacios húmedos.
 
Por lo anterior, exhortó a los usuarios de estos centros recreativos a que tomen las precauciones necesarias, sigas las indicaciones de los establecimientos y si observan que puede existir algún riesgo sanitario, lo reporten de manera anónima a los teléfonos (614) 414 82 10 y 414 82 11.
 
Por su parte, Jorge Ávila, agente operativo de la Coordinación Estatal de Protección Civil, dio a conocer que existe un reglamento de seguridad en albercas, centros recreativos y balnearios y los gobiernos estatal y municipal trabajan de manera conjunta.
 
Informó que la vigilancia le corresponde a Protección Civil de los municipios, y cuando su capacidad se ve rebasada, cuentan con el respaldo de Protección Civil de Gobierno del Estado.
 
Las principales medidas a supervisar son rutas de evacuación, salidas de emergencia, extintores, especificación de las áreas de alberca, asadores, mesas, etc.
 
Resaltó que los centros deben contar con el programa interno de Protección Civil, con la carta de funcionalidad de Coespris, la carta de funcionalidad del establecimiento, así como la licencia de uso de suelo, lo cual muestra que el lugar está en regla.
 
Destacó que los establecimientos deben contar con salvavidas, botiquín y gente capacitada para actuar ante cualquier incidente.
 
Dijo que los usuarios deben respetar el reglamento que se coloca a la vista, no obstruir las salidas con sus vehículos, cuidar a sus niños porque se pueden perder o accidentar en cuestiones de segundos, además de cuidar a sus mascotas para evitar accidentes con los asadores o los tanques de gas.
 
También es preciso atender las indicaciones de profundidad de las albercas y obedecer al personal del lugar, en caso que por las condiciones climáticas tengan que retirarse de las albercas o del propio centro recreativo.
 
Jorge Ávila expresó que en esta temporada las principales irregularidades detectadas son falta de personal capacitado, porque en ocasiones ponen de “salvavidas” a alguien de la comunidad que sabe nadar, no obstante para ejercer esta función se requiere una capacitación adecuada.