Ver fantasmas y perseguir obsesiones…

Corral y el duartismo en todos lados… Oscar Ibáñez un editorial para la Pety… Derecho van tres pero uno ya amarró… Oli Franco abogada a recursos humanos… Tras catarsis escandalosa información insulsa…

0
518

Corral y el duartismo en todos lados…
Oscar Ibáñez un editorial para la Pety…
Derecho van tres pero uno ya amarró…
Oli Franco abogada a recursos humanos…
Tras catarsis escandalosa información insulsa…

Los balazos se impactaron en el edificio de la Fiscalía General del Estado, hay imágenes y también los audios de los camiones siendo incendiados por grupos del crimen organizado en Ciudad Juárez, siete ejecutados en una tarde en esa frontera, mientras que en Chihuahua capital 16 ejecuciones en 24 horas y el aldeano golfo gringo sale y dice que todo es una invención de “la resistencia duartista” que se sigue moviendo en su contra, ¡!¿?.

El aldeano de plano no entiende que el fantasma, el monstruo de la corrupción de Duarte, es visto por el ciudadano calle ya casi como algo meramente anecdótico, ya no existe esa “banda”, unos están presos –muy poquitos- otros de plano andan desaparecidos, otros pocos son aliados de la administración amanecida que encabeza el aldeano gringo.

Javier no acepta otra verdad que no sea la que él se imagina como realidad y eso es tan notorio que en su declaración de este miércoles por la mañana dijo que en Juárez no había pasado nada, que todo era una invención “de la resistencia duartista”, pero tras decir eso, afirmó que lo que pasó en las calles de la fronteriza, fue una reacción de los grupos criminales por el operativo que se realizó en el Cereso.

A la mejor el aldeano se cree su cuento y en sus sueños ha de creer que “una reacción de los grupos del crimen organizado” es que ellos suban menajes en el Twitter, manifestando su inconformidad por esos cateos, así como lo hace él con muchos temas.

De tal forma que si usted viviendo en Ciudad Juárez vio camiones quemarse, vio vehículos con gente armada, escuchó balazos y sintió miedo, entonces usted simple y llanamente está equivocado, se dejó engañar, pues todo eso no es cierto, no pasó, no ocurrió y punto.

Ahora bien, de las cosas “que si pasaron”, de esas no quiso hablar el aldeano, eso no le gusta comentarlo, ¿para qué?, si al cabos ni es tan importante.

Y en medio de esta situación de enrome miedo en la calle, de grupos del crimen organizado que controlan bastas extensiones del territorio estatal, surgen falsas alarmas, que intentan hacer crecer la psicosis, como el falso volante en donde se habla de una “limpieza social”, el cual ya fue utilizado hace años en otros países en donde de igual forma se buscaba –y lo lograron- generar terror en la población y que dudaran de la capacidad de respuesta del gobierno.

Pero el aldeano es terco, él solo ve un fantasma, él solo ve un monstruo, lo demás no tiene importancia, sin entender que lo demás es lo importante y encarcelar a su némesis sería solo la cereza del pastel, mientras él no lo entienda así, vamos a seguir estando igual de jodidos, de eso no hay dudas…

— — — — — — — — — — — —

Por cierto, cómo estarán las cosas al interior de la administración amanecida que hasta los de casa señalan el fracaso, eso lo decimos por el editorial de Oscar Ibañez, el flamante Presidente de la Junta Central de Aguas, al que algunos señalan como el actual jefe estatal de la ultraderecha enquistada en el PAN y quien escribió unos párrafos con buen estilo de forma muy clara de leer, en donde se lee como en la Sierra Tarahumara, hay comunidades que nadie atiende, que se mueren de hambre y nadie les ayuda.

La editorial la compartió en sus redes sociales la panista y todavía directora del Colegio de Bachilleres, María Teresa Ortuño Gurza. A continuación les compartimos el texto integro de lo que escribió el Presidente de la Junta Central de Aguas:

“El delicado equilibrio de vivir al día en la sierra

Una pareja de ancianos se acercó a una amiga para pedir comida en una remota comunidad indígena en la sierra de Chihuahua, no hablaban español, cubiertos de polvo de sabrá Dios cuantos kilómetros y días de camino, llegaron con la angustia, el hambre y el cansancio reflejados en cada centímetro de sus cuerpos, no pedían para ellos, a señas pedían algo para el niño que los acompañaba.
No fueron los únicos, en distintas comunidades donde algunos voluntarios habían visitado y acordado apoyar a los indígenas para construir cosechas de agua, desaparecieron los habitantes. Muchos indígenas que habitan en la sierra tarahumara salieron de sus comunidades para buscar que comer. Esta situación tiene distintas explicaciones, no todos los casos son iguales, y tampoco sucedió en todas partes.
Para quienes vivimos en la ciudad es difícil entender los delicados equilibrios que existen en las zonas de marginación en la sierra; no es que en la ciudad no exista marginación, de hecho, en las ciudades hay más cantidad de personas en esa condición que en la sierra, sin embargo, la manera de afrontar su realidad es distinta, ya que los apoyos solidarios tanto de particulares como entidades públicas están más a la mano.
En las ciudades hay mucha gente que “vive al día”, esto significa que, si un día dejan de tener el ingreso “normal” por su trabajo, tienen que recurrir a préstamos, empeños o a la solidaridad de algún miembro de la familia, amistades o alguna institución. De alguna manera las redes de apoyo y los mecanismos alternativos están a la mano, la vida se complica, hay que hacer un esfuerzo extra, optar por actividades informales e incluso ilegales para compensar su necesidad.
En las comunidades que existen en lo más profundo de la sierra también una gran cantidad de gente “vive al día”, excepto que, ante la ausencia de las posibilidades de préstamos, empeños o redes de solidaridad en su entorno, las circunstancias pueden hacer que la necesidad se acumule por varios días.
Este año, hubo sequía durante el verano, la temporada de estiaje normalmente termina con las primeras lluvias en junio que permiten que escurra el agua en arroyos y manantiales; en la sierra no existen sistemas de riego, presas u otros mecanismos que les permitan aguantar el retraso de las lluvias, por otra parte, la siembra no es para comercializar, sino de subsistencia, por lo que, frente a una temporada seca, se presenta el hambre.
Las lluvias se retrasaron y empezaron a llegar en septiembre y octubre, ya para entonces no es posible hacer la siembra de temporal ya que se acerca la temporada de frio. Tradicionalmente existían programas de gobierno que podían proveer de alimentos a las comunidades en este tipo de circunstancias, sin embargo, este año el gobierno federal decidió cambiar sus reglas, programas y mecanismos de apoyo; quizá en condiciones climáticas normales no hubiera sido tan grave el efecto, pero no fueron condiciones normales.
La opción entonces de los indígenas de varias comunidades fue la de convertirse en nómadas en búsqueda de agua, alimento y trabajo, comunidades enteras desaparecieron, “vivir al día” sin mecanismos de soporte solo deja esa alternativa, migrar, caminar en busca de la supervivencia. En algunos casos, esta condición también deja a los indígenas a merced de actividades ilícitas.
Vivir al día es una condición extrema, límite, sin muchas opciones de maniobra, en la sierra esta condición se vuelve aún más grave. La soberbia de las ocurrencias políticas generadas desde un escritorio gubernamental a kilómetros de distancia, hace invisibles a los marginados; y el discurso presidencial de “primero los pobres”, se escucha como una carcajada siniestra en el fondo de la barranca”.

Sic.

Tras leer lo escrito por Oscar Ibáñez es que comentamos en el muro de la licenciada María Teresa Ortuño Gurza, si ya se la habían etiquetado a la “Pety” Guerrero, pues entendemos que ella es la que se encarga de esos temas en la administración amanecida de Javier Corral.

No hubo respuesta a nuestro insidioso comentario, no la esperamos, es más teníamos la certeza de que no habrá respuesta a un comentario hecho solo con la idea de shingar, de joder, de molestar.

Pero al margen de la insidia de este tundeteclas, la editorial de Oscar Ibañez, vale la pena leerse, pues retrata una realidad que duele, bien podría llevar como subtitulo, “es un mea culpa”…

— — — — — — — — — — — —

En la facultad de Derecho la terna es de tres, se cumplen los cánones, va uno que no tiene chanza, pero que lo inscriben para que haga nombre y curriculum, va otro que no quieren que gane, pero que da lustre a la elección y va el que ya la amarró.

La noche del martes no faltó el que quería cruzar apuestas para saber como andaban los momios en la opinión pública sobre esos tres que se inscribieron.

La respuesta de un servidor fue:

“Si yo apostara en la elección de Derecho, pensaría:

Sin lugar a dudas mi amigo Fernando Mendoza aprovecharía muy bien la oportunidad de ser director de su facultad, esta en la etapa de madurez y sería un buen director. El maestro Carrete es una opción madura, serio, ideal para mantener controles. Pero Luis Rivera sin lugar a dudas es el favorito de rectoría”.

Poco después de enviar esa respuesta a dos destinatarios distintos, el buen amigo Fernando “El Hershey´s blanco” Mendoza, señaló en el “watts” de La Jirigrilla, “yo apuesto por Luis”.

Así que no hay mucho que decir, tres marcados con el fierro del PRI se juegan la dirección de la Facultad de Derecho de la Uach, uno de ellos va marcado como el favorito del que cobra mucho para hacerse pasar por rector y los panistas –que si hay en esa facultad- vuelven a repetir, “Javier es tan plural, pero tan plural que a veces hasta a panistas invita, en esta no, pero en otras si lo ha hecho” y ya no hay más que decir al tema, claro, a menos que pase algo…

— — — — — — — — — — — —

En el Congreso del Estado “radio pasillo” trae el chisme a todo lo que da y dicen que Oli Franco llega a Recursos Humanos, esto tras la salida de Federico Acevedo, a quien a finales de la semana pasada le dieron las gracias –hay quien dice que ni las gracias le dieron- y que este jueves a más tardar oficializan la llegada de la abogada a ese espacio.

Federico es un panista a carta cabal, con amplia experiencia en puestos de esa naturaleza, mientras que Oli de igual forma es panista de toda la vida, pero con una formación de abogada.

Pero bueno, en el Congreso así son las cosas y al oficializar ese cambio, deberán de trabajar a marchas forzadas para aquietar a “Radio Pasillo”, entendiendo los encargados de hacerlo de que la mejor vía es la gotita de miel, no el barril de hiel, que es la costumbre que se está arraigando en la torre legislativa y que los panistas son los que más se quejan de ella…

— — — — — — — — — — — —

El martes los diputados hicieron el show subieron a la tribuna aventaron verbo incendiario, se inmolaban –de palabra, nada más de palabra- y cuanta cosa dijeron sobre la tragedia por el ataque a la familia Lebaron.

Pedían explicaciones, exigían se nos informara a todos de la verdad, que los ciudadanos no podíamos permanecer sin saber que había pasado exactamente, pedían la comparecencia del gobernador, del secretario de seguridad pública nacional, del fiscal, del presidente.

Hoy la reunión fue a puerta cerrada, ya no hubo más exigencias de que la verdad fuera conocida por todos.

Y luego solo a forma de trascendido informaron:

“Trascendió que varios de los diputados presentes solicitaron conocer las acciones en materia de seguridad que actualmente las autoridades estatales se encuentran desarrollando a lo largo de la entidad, sobre todo por los últimos hechos de sangre que han manchado a diferentes comunidades y ciudades.

Algunas de las propuestas que realizaron los legisladores fueron la implementación de mesas de trabajo permanentes en las que intervengan los tres niveles de gobierno así como los tres Poderes, no descartando continúen las comparecencia de los titulares de los cuerpos de seguridad para continuar informando los avances del plan de seguridad”.

Y ya, a lo que sigue, de regreso a nuestra monótona realidad, cuando menos hasta que o ocurra otra tragedia que los obligue a ellos a subir a la tribuna y lanzar palabras de fuego, que no sirven para nada…