Usted pida aunque le respondan que no…

Esta semana se vota el “Iluminemos”… Salió el subdirector de seguridad pública… TJA judicialización en puerta inevitable… EL PRI y su guerra sin futuro o atractivo…

0
114

Esta semana se vota el “Iluminemos”…
Salió el subdirector de seguridad pública…
TJA judicialización en puerta inevitable…
EL PRI y su guerra sin futuro o atractivo…

Esta semana es cuando se espera que en el Congreso del Estado suban a votación el proyecto “Iluminemos Chihuahua”, el de Maru Campos y que también suban el de Cabada y los demás que se presentaron y enviaron al legislativo local para su aprobación.

Ante esa situación desde la presidencia municipal arreciaron la publicidad para generar una ola de opinión favorable a ese proyecto.

Es por eso que editaron un video en donde afirman que la intención, que el objetivo, es lograr renovar todo el sistema de alumbrado público, que es de poco más de 81 mil 500 luminarias en la ciudad y que además se coloquen mil 200 lamparas y postes nuevos en las colonias a las que les urge el alumbrado del que carecen.

Y ponen especial atención al monto final que calcularon ellos puede ser el conseguido, acusan los de la presidencia que las cantidades que se han manejado por varios -incluido el senador Cruz Pérez Cuellar- son erróneas, que ellos no están pensando en un proyecto de 6 mil 600 millones de pesos o de cantidades similares a esa.

Recularon, al parecer se dieron cuenta del error, pero fueron ellos los que desde el principio hablaban de que si lograban conseguir un ahorro final de 450 millones de pesos en un plazo de 15 años, era muy bueno. Que hablando claro, sí lo es, pero ellos tuvieron la culpa de que ese ahorro se nos hiciera caro o muy poco a muchos, pues ellos fueron los que señalaron que si hoy no se hacía algo por el alumbrado público la inversión para mantener lo que hoy existe tendría que ser de más 6 mil 600 millones en 15 años y cuando ellos decían que se podría lograr un ahorro de 450 millones, pues los números daban para pensar que ellos estaban hablando de un inversión final que rondaba los 6 mil 200 millones.

Ahora en ese nuevo video que subieron a sus redes sociales y que enviaron como tipo comunicado a los medios de comunicación, explican que el objetivo es lograr el mayor ahorro posible y que su objetivo final es buscar un “ahorro” de ser posible de la mitad, es decir, que todo quede en una inversión que linde en la barrera de los 4 mil millones de pesos a 15 años, cantidad que se antoja mucho más razonable si se toma en cuenta que el costo actual es de 244 millones de pesos al año, es decir 3 mil 660 millones en multiplicación simple a la que hay que sumarle la devaluación y el alza de los costos en un periodo de 15 años.

La explicación es muy sencilla, si logran cambiar todas las lamparas amarillas por luminarias led de luz blanca, que son focos ahorradores de energía, que se supone consumen menos de la mitad de energía que la que usan las amarillas y que se va a contratar a una empresa que dote de energía solar a esas lamparas, energía que cuesta supuestamente ni la décima parte que lo que cuesta la energía que dota la CFE, entonces se debe de pensar que los 244 millones de pesos que hoy se gastan en mal alumbrar la ciudad, deberá de verse reducida a menos de la mitad.

Pero claro, para conocer las cantidades finales de costos de cambio de luminarias y el costo de dotarlas de energía hay que esperar, pues todavía no existe forma de saberlo con exactitud, pues primero se tiene que hacer la licitación pública nacional y ver en cuanto la presupuestan las empresas que participen en esa licitación.

En fin, los de la presidencia dieron un pasito hacia atrás y de costado y que bueno, ahora ya nada más tienen que acudir a convencer a los diputados, hacer el ejercicio político y ver si les alcanza, pues a fuerza de ser sinceros, la verdad es que se ve difícil lo logren, por una sencilla razón, la votación no será por el ahorro, por si el proyecto es bueno o no, la votación es política y tiene que ver con el 2021, así de mezquina es la política y ni modo…

— — — — — — — — — —

Fue bien visto por muchos el hecho de que el subdirector de seguridad pública municipal saliera de la corporación policiaca, el caso es que Roberto Leyva Escobar, “El Cholo”, de quien se informó envió su carta de renuncia al puesto que venía desempeñando para dedicarse a sus asuntos personales, ya era un dolor de cabeza sobre el que se tejían mil y una historias.

Con esa salida, no hay forma de no decirlo, se le saca presión a la Dirección de Seguridad Pública y se puede ir acabando con las leyendas urbanas que se tejían en torno al “Cholo”.

Gil Loya, el director de seguridad pública y la alcaldesa Maru Campos le desearon suerte al ex subdirector Roberto Leyva Escobar y tras ello hablaban de darle un giro a la corporación y ver hacia adelante. Buena la medida, buena la salida a medios, sin alboroto y tratando de apagar los ruidos innecesarios…

— — — — — — — — — —

Pocos lo dudan, la creación del Tribunal de justicia Administrativa, va que vuela rumbo a una judicialziación, por una sencilla razón, los de Palacio de nuevo volvieron a equivocar el proceso y dejaron muy en claro cuales son sus fichas, quienes son sus favoritos.

Por las vísperas se sacan los días y en el Congreso del Estado deberían de saber leer lo que hay en el ambiente y dar un paso atrás y hacer un nuevo proceso, con reglas más claras, con requisitos más puntuales, cerrar más las puertas y que no nada más estén pensando en como allanarles el camino a sus amigos o a los que ordene palacio.

Digamos pues que este proceso es el claro ejemplo de aquello que el “filosofo de rubio” señalaba cuándo afirmaba que “la forma es fondo”.

Un amigo priista, experto en lides de ese tipo lo dijo muy claro mientras se fumaba un cigarro, “yo no defiendo la corrupción de Duarte, pero en lo que si ponía mucho cuidado el cabrón, era en hacer las cosas cumpliendo con todas las reglas, de tal forma que en muy pocas cosas se le cayeron los teatritos y ahora quieren hacer lo mismo, pero ni siquiera cumplen con las reglas mínimas y así, pues las cosas no salen”.

Esperemos y que en el Congreso encuentren la forma de limpiar ese proceso y que los que resulten electos, no lleguen con mil sombras de dudas sobre ellos, digo, no hay que confundirse, claro que se entiende que Palacio tiene y lleva mano en la designación de los que queden, pero de igual forma hay que entender que esas asignaciones no deben de ser a rajatabla, ni forzadas en grado tal que resulten injustificables…

— — — — — — — — — —

En el PRI mantienen una guerra interna sumamente aburrida, pues es como ver a tres señoras peleando el colchón miado del viejito jodido que era su padrote y que antaño fue alguien y que ya vivía en una pocilga en el quinto patio de una vecindad jodida.

Pelean y lloran por el retrato del viejito y los demás pensamos que es esa una ridiculez. Pero bueno, los priistas dicen y hasta creen que todavía siguen siendo un partido político con fuerza y existencia. No se han dado cuenta que son una entelequia, un estado mental a lo sumo y nada más.

Narro, Moreno, Ivonne, Ulises, René, el que quede de ellos o cualquier otro que quede en una negocia de ultimo momento, va a hacerse cargo de un partido al que muchos le auguran que va a perder las gubernatura que hoy todavía mantiene, que va a ver reducida su bancada en San Lazaro, que en la mayoría de los Estados va a perder más municipios y que va a ver reducida su presencia en los congresos locales.

Pero bueno, ellos creen que dependiendo de quien quede como nuevo dirigente nacional, depende el tamaño del éxito futuro, tiene puesta la vista en eso y no en la realidad que les escupe la calle al rostro…