Un error recurrente es vicio…

Corral debe tener cuidado con el Peje... PVEM oficializan que cambian de bando... Héctor Acosta asume hasta diciembre... Se bate demasiado proceso en el PAN... Guadalajara confirma nuevo congreso...

0
351
  • Corral debe tener cuidado con el Peje…
  • PVEM oficializan que cambian de bando…
  • Héctor Acosta asume hasta diciembre…
  • Se bate demasiado proceso en el PAN…
  • Guadalajara confirma nuevo congreso…

La visita a ciudad Juárez de Juan Carlos Alcocer, ya nombrado próximo secretario de salud del gobierno pejiano, quien venía acompañado de Román Meyer, como próximo titular de Sedatu; Luis Antonio Ramírez, como director del ISSSTE y Alejandro Vargas, del Seguro Popular, además de Juan Carlos Loera el nombrado próximo Virrey en la entidad, quienes recorrieron el cascaron que supuestamente sería un hospital en Ciudad Juárez, es un asunto que debe de ser analizado seriamente, pues no se trata solo de una visita de cortesía o de cumplimiento de una oferta de campaña o de palabra empeñada por el pinche peje en su pasada visita a la entidad.

La visita de entrada indica que para Andrés Manuel López Obrador –¡chin! al principio se me jue y le puse “pinche peje”, a ver si no me vuelvo a equivocar-, decía, para el presidente electo Juárez representa mucho más que solo la ciudad que está de pasada a El Paso Texas ya que en su estrategia de gobierno tiene contemplada a la fronteriza como un bastión, tanto por la votación que ahí levantó, como por lo que le significa poder gobernar una ciudad fronteriza como Juárez que daría pie para en el 2021 quedarse con el gobierno estatal, si juegan bien sus cartas.

Es decir, debemos de entender que AMLO tiene toda una estrategia planteada en relación a cambios fiscales y de inversión en la franja fronteriza, que se convierte en una ventana de exposición de cara a nuestros vecinos del norte y por supuesto, un reto que de lograrlo bien, le significaría conseguir el apoyo de los dueños del pueblo y otros dueños de otros pueblos pegados a la frontera, que también van a pedir les llegue esa dulzura tabasqueña.

Así que esa visita aunque fue un recorrido por una obra negra que debería de ser hospital, acompañando al “aldeano”, bien tiene que ver con asuntos político-electorales que todavía están atorados en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Y resulta sumamente interesante que tras esas reuniones en Juárez, aquí en la capital del Estado salga el recién nombrado coordinador de la bancada morenista para la próxima legislatura Miguel Ángel Colunga a señalar que es necesario que Javier Corral aprenda a negociar con la oposición los temas de controversia.

Pero además, “el aldeano” debe de tener en cuenta que el pinche peje, no es Peña Nieto y que los berrinches no le gustan al tabasqueño, de tal forma que Javier debe de empezar a buscar mejorar el discurso y la forma de comunicarse con el gobierno federal que entrará en funciones el próximo primero de diciembre.

Así que más que presumir como un triunfo “personal” esa visita, que anunció que ese hospital si será concluido y puesto a trabajar a la brevedad posible, Javier y los suyos deben de empezar a estudiar el lenguaje pejiano, analizar sus áreas de peligro y empezar a construir una relación seria que pasa ahora si por muchos asegunes y unos de ellos sin lugar a dudas serán espacios en el Congreso del Estado, dialogo con el Virrey Loera y buen trato para los alcaldes morenos.

Digamos que Javier está ante la circunstancia de tener que empezar a generar una relación que él empezó con mentadas de madre durante la campaña y ahora, tiene que llevarla al tema institucional y de juego político ortodoxo que es el que juega Andrés Manuel.

Así pues, de entrada se puede decir que “el aldeano” tiene pendiente la tarea y que del lado del nuevo gobierno ya le hicieron llegar varios recados de por donde va el asunto…

—————-

Ya que estamos con temas que tienen que ver con las relaciones que varios deben de tejer con el gobierno pejiano, quienes salieron a hacer el anuncio oficial de cambio de marca, son los del Partido Verde Ecologista de México, quienes en voz de su próximo coordinador de diputados federales Arturo “El Güerito” Escobar, salieron a anunciar que a partir del primero de septiembre próximo serán independientes y que se acaba su alianza con el PRI.

Así que ahora se espera que los del Verde le receten a Enrique Peña Nieto, un discurso de ultimo informe de gobierno similar al que hace ya más de 12 años le recetaron a Vicente Fox Quezada, cuando “el niño verde” le dijo hasta de que se iba a morir y porque acababan la relación que tenían en ese entonces con el PAN.

Vale la pena recordar además que en este mismo espacio hace ya varias semanas anunciamos que los del PVEM ya habían acudido de rodillas y con los pantalones abajo, a visitar al Peje y a los suyos, para ir negociando la sumisión al gobierno pejiano y establecer la primera ronda de charlas para plantear la alianza político-electoral que los del Verde quieren con el Peje para el 2021.

Así que la franquicia electoral de Jorge Emilio González ya encontró el camino para seguir existiendo pegado a la ubre del gobierno…

—————-

Héctor Acosta Felix el ya electo Auditor Superior del Estado no tomara protesta al cargo hasta pasado el primero de diciembre, pues primero debe de tramitar su baja en el cargo que actualmente ocupa y además, al hacerlo hasta diciembre, dicen los que saben, le permitirá cobrar completo su aguinaldo y cumplir los tiempos legales para recibir las compensaciones de retiro y otros pagos que le darán una holgura económica bastante envidiable.

Incluso algunos hasta señalaron que en realidad todo el proceso de su elección fue un traje hecho a su medida exacta y andaban recuperando la convocatoria que se lanzó para ese proceso de elección para ver si en sus bases señalaba que el ganador asumiría hasta diciembre, pero no es así, la convocatoria solo señalaba tiempos perentorios para tener una terna lista y las fechas de elección, las cuales se cumplieron a cabalidad.

El caso es que a Héctor hay quienes le quieren calentar la plaza desde ya y empezar a juzgar lo que hace, lo que no ha hecho y el tiempo que gana y que le permiten cobrar bien en donde hoy trabaja…

—————-

El proceso que todavía no empieza y ya se está batiendo de más es la renovación de la dirigencia estatal del PAN, ya eran muchos y se sumaron más al baile de nombres y lo que es peor, dicen los enterados, todavía hay más nombres que se pueden subir a partir del próximo mes de septiembre cuando se den todos los cambios en el Congreso del Estado y en la presidencia municipal.

Los primeros apuntados fueron Jorge “El Pino” Espino, Jorge Issa y Marco Bonilla, otros mencionaron a Guillermo Memo Lujan, Ramón “El Cholo” Galindo, que Fernando Álvarez puede buscar la reelección y tras esos nombres algunas cajas de resonancia ligadas a Palacio mencionaron a la ex diputada Cristina Jiménez ex de Pérez Cuellar y esta semana se empezó a manejar la posibilidad de que la otra mujer que se sube a ese proceso es Roció Reza y también hay quienes apuntan en ese baile a Mario Vázquez.

Y los muy radicales dicen que no hay que perder de vista al coordinador de campaña de Maru Campos, Arturo García Portillo.

Total, el ruido crece y los panistas ya empezaron a descomponer ese proceso que augura pleitos innecesarios, sobre todo cuando sus opciones son muy claras y sus retos aún más, pero todo parece indicar que ellos no los ven y menos lo entienden igual…

—————-

La resolución de la sala Guadalajara del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, quien este martes ratificó lo sentenciado por el IEE Chihuahua, en lo que se refiere a la integración “final” del Congreso del Estado, fue impugnado, como ya lo habíamos dicho en una pasada entrega y será la Sala Superior la que a más tardar el próximo viernes tendrá que ratificar y entonces si sabremos como quedan de forma definitiva las bancadas en el Congreso. Bueno, eso es un decir, porque viene todavía el juego de las sillitas.

El TRIFE señaló este martes que al PAN le tocaban dos pluris, de tal forma que se queda con once diputados, pues dos de los que ganó en tierra se supone que son del Partido Movimiento Ciudadano, a quien ya no le dieron un diputado pluri por aplicarle la regla de la sub y la sobre representación, cosa que será impugnada por ese partido, pues perder ese espacio significa que Miguel Vallejo ya no seguirá siendo diputado local.

A MORENA lo dejan con 8 diputados, pues se supone que cuatro de los que ganaron en las urnas, son de PES y uno es del PT.

El PES no tiene pluris, pues no alcanza el 3% de la elección y además a nivel nacional desaparece y el INE ya notificó que será el próximo mes de septiembre cuando se realice ese proceso.

Por su parte el PT, ganó uno en tierra y además obtiene la pluri para don Rubén Aguilar.

El Partido Verde y el PANAL se quedan cada uno con un diputado y el PRI con cuatro.

Si las cosas se quedan de esa forma, no hay mayor problema y el PAN, sin ser mayoría seguiría siendo la primera fuerza en el Congreso y con eso le alcanzaría para mantener el control de las secretarías, pero resulta que el juego de las sillitas es sumamente interesante, ya que si los del PES optan por no ser una bancada “independiente”, pues ya no serán partido, entonces MORENA tendría una bancada de 12 y el PAN solo 11, además de que los morenos siguen negociando con el diputado del PT, para que se quede morenito y con eso ellos serían 13 y por el cambio de bando del PVEM a nivel nacional, quien ya declaró será aliado del Peje, para hechos, los morenos aseguran 14 votos.

Por su parte el PAN, siguen señalando que ellos pueden lograr que la electa diputada por Guerrero se quede como panista y así serían 12 y sumar además al diputado de Parral, que es propiedad del “Caballo” Lozoya y así ser 13 y aseguran que ya hicieron el trabajo de convencimiento para que don Rubén no suelte a su diputado y que los del PES se queden como independientes.

El caso es que esta situación hace que todo este en suspenso a solo tres días de que entre en funciones la nueva legislatura, la cual es histórica por donde quiera que se le vea, pues será la primera conformada por diputados reelectos y la primera sin mayoría de nadie y donde todos sus procesos estarán sujetos a negociaciones y jaloneos sin ventaja para nadie.