Seleccionan 4 proyectos de la UACH para desarrollos binacionales

0
61

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) y la Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia (FUMEC), seleccionaron cuatro proyectos de la Universidad Autónoma de Chihuahua que serán apoyados para programas de desarrollo Binacional.

Los proyectos tienen qué ver con la investigación científica y tecnológica, tres de la Facultad de Ciencias Químicas y uno más de la Facultad de Medicina y Ciencias Biomédicas, en donde cada equipo recibirá formación especializada en validación y comercialización de tecnologías, así como $50,000.00 para apoyo a las actividades relacionadas con este proyecto.

Los universitarios que laboran en los cuatro proyectos son el investigador Luis Bernardo Enríquez Sánchez, líder emprendedor, y Brenda Concepción Soto Anchondo, estudiante del séptimo semestre de Ingeniería Biomédica.

Además, la Dra. María del Rocío Infante Ramírez, Mtra. Karina Crisalyn Ibarra Legarda, Dra. María de Lourdes Ballinas Casarrubias, Maylín Rondón Macias, Víctor Hugo Ramos Sánchez y Raúl Antonio Márquez Montes

Por solicitud del mismo CONACYT, la temática de los proyectos no pueden mencionarse hasta en tanto se conozca el desarrollo, avances y eficacia de las investigaciones.

Las Instituciones que integran el NOBI en la región noroeste son la Universidad Autónoma de Sinaloa, la Universidad Autónoma de Chihuahua, La Universidad de Sonora, Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo de la Universidad de Ciudad Juárez, la Autónoma de Tabasco y el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada.

Durante 2017 y con el apoyo del Fondo de Cooperación Internacional en Ciencia y Tecnología (FONCICYT), el CONACYT, se está implementando en México el programa I-Corps a través de la conformación de 8 Nodos Binacionales de Innovación (NoBIs), ubicados a lo largo del país.

Los Nodos Binacionales de Innovación son un conjunto de instituciones científico-académicas, coordinadas como nodo, cuya labor consiste en desempeñarse como líderes regionales en el desarrollo de herramientas, recursos que impacten y expandan los beneficios de la innovación y el emprendimiento de base tecnológica, con particular énfasis en la formación de capacidades de personal científico en temas de innovación tecnológica.

El programa I-Corps tiene como su objetivo primordial el de facilitar la generación de modelos de negocio aplicados a tecnologías e inventos desarrollados en laboratorios universitarios.

Antes, en 2015, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, la Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia, con el apoyo de la NSF, decidieron lanzar un programa piloto en México.