¡Se busca gobernador!: Lilia Aguilar Gil

0
630

Al 9 de enero de este año ya se contaban más de 50 homicidios en Chihuahua. La obra pública es prácticamente inexistente. La planificación social no ha beneficiado a nadie, mucho menos a los más necesitados, como rezó siempre en sus discursos. Desde su toma de protesta hasta hoy día, no hay ningún “cambio profundo al modelo económico” (como lo anunciaba en sus discursos de campaña). En términos prácticos: ¿dónde está el gobernador?

El gobernador Javier Corral se ha dedicado a una sola tarea (y mal hecha, por cierto): llevar a la cárcel al ex gobernador del estado. Y que no se confunda: estamos en contra de la corrupción en cualquier nivel de gobierno y contra cualquier funcionario público. Sin embargo, la labor, el trabajo de un Ejecutivo estatal va más allá, mucho más allá de perseguir a un ex funcionario.

En el mismo sentido: estoy a favor de que se clarifiquen las transferencias que le corresponden al estado de Chihuahua a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Pero reitero: politizarlo no es la solución. Ahí están las instancias encargadas de resolver o al menos atender el conflicto, y hasta hoy, martes 16 de enero, no se ha ingresado el asunto a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), quien no ha recibido ningún asunto de parte del gobierno del estado.

En el primer caso, el castigo a distintos funcionarios del gobierno estatal por el desvió de recursos. Lo cierto aquí es que el gobernador Corral optó por “negocia la impunidad” a pesar de que aseguraba que no haría, sin embargo, lo hizo. Hoy existen varios funcionarios del gobierno pasado como testigos protegidos, o en otros casos, en algunos puestos. La impunidad tan campante, tan normalizada viviendo y conviviendo en el gobierno.

En la guerra de declaraciones y actos, cual campaña electoral, señalando la transferencia de recursos al estado, ha imperado el ego a nivel nacional. Con conferencias de prensa y mítines en los cuales hasta se ofrece transporte gratuito. No, no son actos de un gobierno en funciones, son acciones de alguien que parece no darse cuenta que ya es autoridad y que la campaña quedo atrás.

Por eso, ante los feminicidios, los homicidios, la inseguridad, la economía, la educación: ¡SE BUSCA GOBERNADOR!

lilia.aguilargil.2015@gmail.com