Reconoce Cáritas a Policía de Proximidad por su apoyo en favor de los más necesitados

0
323

Por su contribución y participación en beneficio de quienes menos tienen, policías de proximidad de la Dirección de Seguridad Pública Municipal fueron reconocidos por la organización humanitaria Cáritas, esto tras la realización de un evento que se llevó a cabo en el Banco de Alimentos Regional de dicha asociación, ubicado al sur de la ciudad.

Desde hace más de 3 años, esta organización, dedicada al apoyo de los más necesitados, ha recibido apoyo por parte de la corporación para transportar víveres, medicamentos, custodia o traslado de personas de escasos recursos en la ciudad en situaciones extraordinarias, sin detrimento de las labores de vigilancia que diariamente realizan los 12 elementos adscritos a la mencionada división policial y quienes suelen ser los más cercanos a la ciudadanía.

Tomas Rodríguez, presidente de Cáritas Chihuahua reconoció en su discurso la gran labor que realizan los policías, su director, Gilberto Loya y la alcaldesa, Maru Campos, quienes les han brindado todas las facilidades para que los artículos que colectan sean entregados en tiempo y forma a las personas de la ciudad o de las zonas rurales del territorio municipal.

Agregó también que gracias a la colaboración de otras dependencias como la Sedena, por medio de los jóvenes que realizan el Servicio Militar Nacional, estudiantes  de varias escuelas y otras organizaciones voluntarias, ha sido posible reunir más de 70 toneladas de alimentos mensualmente y llevarlas a más de 94 mil personas vulnerables cada año.

Además de servir y proteger a los chihuahuenses por medio de la vigilancia preventiva, los uniformados emprenden acciones sociales como ésta y forman parte de los compromisos de la actual administración, utilizando los recursos con los que cuenta la dependencia.

El pasado fin de semana los elementos se trasladaron a las avenidas Minnesota y Ortiz Mena y a Miguel Olea y Privada de José María Morelos y Pavón, de donde trasladaron casi 200 kilos a la bodega de alimentos, acopiados en contenedores especiales por los vecinos del sector.