¿Qué dice la DEA sobre los cárteles mexicanos y sus negocios en EEUU?

0
197

La Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) publicó este jueves su nuevo reporte de amenazas, en el que ubica a México como uno de los lugares donde se produce la mayoría de drogas que se consumen en el país y a sus cárteles como los más poderosos que operan en su territorio.

En su Evaluación Nacional de Amenazas de Drogas de 2019, la agencia describe la problemática del país en cuanto al consumo de sustancias ilegales y el panorama nacional e internacional de su tráfico.

Estos son los puntos clave:

Cárteles mexicanos, la mayor amenaza

Los cárteles mexicanos, dice la DEA, son la mayor amenaza criminal de drogas para Estados Unidos y “ningún otro grupo está actualmente posicionado para desafiarlos”.

Señala en su reporte que el Cártel de Sinaloa es el dominante en territorio estadounidense, pero que el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) se ha convertido en el segundo con mayor presencia en el país.

Dice que los asesinatos relacionados con drogas en México “continúan alcanzando proporciones epidémicas”, pero que en Estados Unidos se abstienen de los conflictos, por lo que la violencia es mínima.

Los seis cárteles más poderosos

El reporte indica que hay seis organizaciones criminales mexicanas que tienen el mayor impacto en el tráfico de drogas, aunque reporta el surgimiento de ramificaciones. Tales grupos “mantienen células de distribución de drogas en ciudades específicas en todo Estados Unidos”.

La DEA señala que el Cártel de Sinaloa es uno de los más antiguas y controla la actividad del narcotráfico en varias regiones de México, particularmente a lo largo de la costa del Pacífico, e introduce la droga a través de California, Arizona, Nuevo México y Texas.

“Exporta y distribuye cantidades al por mayor de metanfetamina, marihuana, cocaína, heroína y fentanilo en los Estados Unidos”, dice el texto. Entre las ciudades en las que maneja droga están Phoenix, Los Ángeles, Denver, Atlanta y Chicago.

El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), añade, es el más reciente de su conteo, pero es uno de los más poderosos y de más rápido crecimiento, además de que tiene presencia en al menos 24 de los 32 estados de México.

Entre las drogas distribuidas y fabricadas por esta organización está la metanfetamina, cocaína, heroína y fentanilo, que son vendidas en Los Ángeles, Nueva York, Chicago y Atlanta.

“La rápida expansión las actividades de tráfico de drogas del CJNG se caracteriza por la disposición a enfrentarse violentamente con las fuerzas de seguridad del gobierno mexicano y los carteles rivales”.

Al respecto del Cártel de los Beltrán Leyva, la agencia dice que esta organización aún opera aunque sus principales líderes hayan sido asesinados o encarcelados, pero tiene menor influencia e independencia.

“Los miembros del Cártel de los Beltrán Leyva trafican principalmente marihuana, cocaína, heroína y metanfetamina, y mantienen centros de distribución en Phoenix, Los Ángeles y Chicago”, señala.

El Cártel de Juárez no es tan expansivo como su rival, el Cártel de Sinaloa, pero continúa influyendo en los mercados de consumo de drogas de Estados Unidos, señala la DEA en su reporte.

Trafica principalmente con marihuana y cocaína, aunque últimamente se ha expandido a la distribución de heroína y metanfetamina. Sus productos se consumen en El Paso, Denver, Chicago y Oklahoma.

Otro de las organizaciones criminales ubicadas por la DEA es el Cártel del Golfo, que se encuentra principalmente en Tamaulipas y tiene presencia en Houston y Detroit. Trafica marihuana y cocaína, pero se ha expandido a la heroína y la metanfetamina.

Al respecto del Cártel de Los Zetas, el reporte señala que han disminuido significativamente en los últimos años “debido a la presión de los cárteles rivales, la policía y los conflictos internos”.

Dice que trafican metanfetamina, marihuana, cocaína y heroína y tienen poder Laredo, Dallas y Nueva Orleans.

Drogas provienen de México

El reporte de la DEA acusa que en México y China, en operaciones clandestinas, se origina la mayoría del fentanilo y los opioides sintéticos que se comercializan en Estados Unidos.

Asimismo, “la abrumadora mayoría de la heroína disponible en los Estados Unidos se produce en México y es traficada a través de la frontera suroeste por las organizaciones criminales transnacionales mexicanas”.

Sobre la cocaína, el reporte señala que llega al país desde el oeste de la frontera, y son los cárteles mexicanos quienes tienen dominancia en su transporte y distribución.

México “sigue siendo la mayor fuente extranjera de marihuana en Estados Unidos. La Oficina de Aduanas y Control Fronterizo decomisó en 2018 casi 300 mil kilogramos de marihuana en 9 mil incidentes”, dice la DEA.

En cuanto a la metanfetamina, afirma que los cáreles mexicanos son los principales productores y proveedores de éstas de bajo costo, alta pureza y alta potencia en Estados Unidos.