Promueve UT Paso del Norte una cultura de prevención de enfermedades

0
10

Se reactivó la Feria de la Salud en la que participan diversas especialidades del sector salud para impulsar estilos de vida saludable

Tras pasar más de dos años en aislamiento por la pandemia, la alumna del noveno cuatrimestre de la ingeniería en Logística Internacional de la Universidad Tecnológica Paso del Norte (UTPN), Jennifer Ramírez Portillo, acudió por primera vez al médico para realizar una revisión preventiva de rutina y ante la falta de tiempo para ejercitarse, por la combinación de estudios y trabajo, presenta sobrepeso.

Lo anterior ocurrió durante la Feria de la Salud realizada en el citado campus universitario, donde a la estudiante se le hizo saber que si no recuperaba un estilo de vida adecuado, podría incrementarse el riesgo a su salud.

Para evitar que este problema se convierta en una situación delicada entre los miembros de la comunidad estudiantil, docente y administrativa fue que se decidió retomar la Feria de la Salud, aseguró Irving Vázquez, jefe del Departamento de Bienestar Universitario.

A este evento acudieron brigadas del Centro de Atención y Prevención de las Adicciones (CAPA) Altavista, el Centro de Salud de Anapra, un módulo de Alcohólicos Anónimos, de la Jurisdicción Sanitaria Juárez, así como del Programa de VIH, Sida, Infecciones de Transmisión Sexual y Hepatitis C.

Las acciones de prevención fueron dirigidas para los estudiantes, docentes, administrativos de la UTPN, pero también a sus familiares y comunidad en general.

Ivette Zavala Ortiz, directora del Centro de Salud Anapra, indicó que acudieron a las instalaciones del campus universitario para detectar factores de riesgo a la salud de los jóvenes.

Indicó que durante más de dos años de aislamiento por la pandemia se le dio mayor atención de los casos COVID, pero ahora lo que se busca es generar en algunos casos y en otros recuperar la cultura de prevención de las enfermedades.

“Hemos encontrado muchos casos de afectaciones a la salud mental, por el estrés provocado por el encierro, lo que ha llevado a incrementar la atención psicológica entre los estudiantes jóvenes, principalmente con síntomas de ansiedad, depresión, tendencias suicidas, entre otras cosas”, dijo.

Por eso, este tipo de eventos son muy importantes, porque detectamos situaciones de riesgo, que si no se atienden pueden convertirse luego en un serio problema, indicó.