Presenta Auditoría Superior Informe de la deuda estatal 36 mil millones se les debe a los bancos

154

La Auditoria Superior del Estado presenta en su página web el informe de la deuda pública estatal, tanto la de corto, como la de largo plazo, así como la situación financiera de los pasivos que dejó Javier Corral Jurado, que conforma una deuda enorme que supera los 74 mil millones de pesos. Esto es sumando la situación del poder ejecutivo, como los boquetes dejados en los organismos descentralizados.

Los contratos de deuda a corto plazo que Javier Corral Jurado le dejó a la administración de Maru Campos y que debió dejar pagadas, es del orden de los 3 mil 51 millones de pesos.

La deuda de largo plazo, está dividida en dos rubros, con instituciones de crédito 32 mil 844 millones. Y deuda por los títulos y valores y los bonos cupón cero, es de 374 millones de pesos.

Pero además hay otros pasivos por 9 mil 954 millones de pesos, divididos en:

Servicios Personales: 187 millones 222 mil pesos.
Proveedores: 4 mil 533 millones.
Contratistas para obra pública: mil 393 millones.
Participaciones y aportaciones: dos mil 521 millones de pesos.
Transferencias otorgadas: 329 millones.
Retenciones y contribuciones: 297 millones de pesos.
Devoluciones de la ley de ingresos: 398 mil pesos.
Otras cuentas sin pagar: 346 millones.
Fondos de administración a largo plazo: 344 millones.

En total, la deuda incluyendo los pasivos asciende a 46 mil 224 millones, 94 mil 832 presos.

Pero para sorpresa de muchos, existe un par de rubros más en los pasivos, en donde se encontró que en Certificados Bursátiles emitidos por el fideicomiso del Estado, hay un pasivo de 14 mil 322 millones, 782 mil 367 pesos.

A ese pasivo hay que sumar el originado por los créditos de organismos descentralizados, como lo es la COESVI -Comisión Estatal de Vivienda, Suelo e Infraestructura-, en donde ese pasivo llega a los 317 millones 437 mil 77 pesos.

Sumando esos dos rubros, el boquete financiero llega a los 60 mil 864 millones 314 mil 276 pesos.

Por su parte los organismos descentralizados tienen un quebranto financiero de 14 mil 182 millones de pesos.

Las cuentas por pagar a corto plazo, son del orden de los 7 mil 793 millones de pesos.

167 millones de servicios personales.
2,041 millones a proveedores.
44 millones a contratistas de obra pública.
35 millones en transferencias otorgadas.
Mil 111 millones en retenciones y contribuciones.
4 mil 392 millones en otras cuentas por pagar.

Los documentos por pagar a largo plazo de los organismos descentralizados, es decir el pasivo circulante es de 12 mil 873 millones de pesos y el Pasivo No Circulante, asciende a mil 308 millones de pesos.

Así la administración que asume Maru Campos y que recibió de Javier Corral Jurado, al día de hoy tiene un boquete financiero que supera los 74 mil millones de pesos.