Pos ya es viernes…

Somos primer lugar en narcomenudeo… Parral tierra solo para los que pagan cuota… Joel Gallegos se bajó y lo volvieron a subir… Cambiarle el nombre al “Bule” Díaz Ordaz… La ley anti chayote avanza en el Congreso…

0
27
  • Somos primer lugar en narcomenudeo…
  • Parral tierra solo para los que pagan cuota…
  • Joel Gallegos se bajó y lo volvieron a subir…
  • Cambiarle el nombre al “Bule” Díaz Ordaz…
  • La ley anti chayote avanza en el Congreso…

El informe lo presentaron en una reunión nacional de Coparmex, y no es cosa menor que el sindicato patronal al hacer un análisis de la situación de inseguridad y crecimiento del delito a nivel nacional,  diga que Chihuahua es el estado número uno en el crecimiento del narcomenudeo y en otros delitos de los considerados graves de igual forma la entidad sigue dentro de los cinco primeros lugares.

Los datos y gráficas se presentaron durante una conferencia de prensa que encabezó Santiago Roel Rodríguez, donde dieron a conocer la información del Semáforo Delictivo Nacional, donde establecieron que el narcomenudeo subió un 37%, las ejecuciones un 28, el homicidio un 15%, un 11% los feminicidios, la violencia familiar un 9%, el robo de vehículos un 5%y las violaciones un 3% todas esas cifras a nivel nacional.

En nuestra entidad los homicidios aumentaron un 9% en relación a otros periodos, es decir, las autoridades estatales no pueden decir que hay una “baja de incidencias”, pues sigue en aumento. “El Top Five” de entidades con más alta taza de homicidios lo conforman en primer lugar Colima con 40.7 por cada cien mil habitantes. El segundo lugar es para Baja California con 36.1; tercer lugar para Guerrero con un 31.8 y Chihuahua está en cuarto lugar a nivel nacional con un 22.8 por cada cien mil habitantes y en quinto Guanajuato con un 20.4.

De enero a mayo de este 2018 en nuestra entidad las llamadas “ejecuciones”, es decir asesinatos identificados como realizados por el crimen organizado, aumentaron un 59% y si bien al final del 2016 e inicios del 2017, la excusa presentada por la administración amanecida era que la ola de violencia se debía a la herencia que les había dejado la administración corrupta y corruptora de César Duarte, ahora habría que decir que la administración amanecida “es digna heredera” de la pasada administración y en este 2018, ellos lograron incrementar ese nivel de violencia en casi un 60%.

El narcomenudeo revisado por la Coparmex, quien señala que la taza nacional es de 23.3 casos por cada cien mil habitantes, en nuestra entidad marcan existen 117.5 casos por cada cien mil con un crecimiento exponencial solo en el periodo enero mayo del presente año, es decir Chihuahua está siendo inundada por la droga en las calles y en este 2018 las cosas empeoraron de forma grave.

Otros estados que siguen en esa lista son: Baja California con un 113.3; Coahuila con un 99.5; Guanajuato con un 76.4; Colima con 53.8 y Aguascalientes con 49.7.

Con esos números se puede entender que ayer jueves 4 de octubre Javier Primero de Chihuahua “El Aldeano”, no saliera a festejar nada, pues los números son mucho muy notorios de su fracaso…

————————

En Parral las cosas están mucho muy graves, empresarios del sector de la construcción hablan de que el cobro de cuotas para dejarlos trabajar es algo de todos los días, que los grupos del crimen organizado son amos y señores de esa plaza y que todos viven bajo amenazas constantes.

Los ciudadanos insisten en que el caso de “La Pamy”, a la que acusan de ser la “matrona” de una red de prostitución de jovencitas y a quien ahora la ligan al “Cartel de Sinaloa”, no es más que un intento de desviar la atención sobre el otro tema sumamente grave.

La raza que no se chupa el dedo, y mucho menos el dedo gordo del pie izquierdo, señalan que es muy claro el intento de distraer la atención de todos ellos, pues a “la Pamy”, la acusan de todo, le señalan que prostituía niñas y que enganchaba jovencitas, pero hasta la fecha no hay un solo detenido más, ni señalados de ser los que pagaban por tener relacione sexuales con menores de edad, lo que de suyo es un delito grave y que se debe de perseguir de oficio.

En fin, todo parece indicar que Parral seguirá siendo un foco rojo, un fierro al rojo vivo en los próximos días, pues hasta los ciudadanos de a pie lo dicen…

————————

De plano la raza no entiende que pasó en el caso de Joel Gallegos, el director de gobernación y transporte de Gobierno del Estado, quien subió un mensaje a sus redes sociales que se entendió como una despedida, como si estuviera dejando el puesto, incluso se menciono con nombre y apellido quien sería quien lo supliría en esa función, pero todavía estaba la chirinola en grande hablando de su renuncia, cuando Joel bajó de sus redes sociales dicho comentario y tras ello hacen la aclaración de que no hay nada, que Joel sigue en el puesto, que no hay cambios.

Metidos de lleno en las versiones especuleras sobre el tema, unos dijeron que Joel se estaba despidiendo en solidaridad con César “el ex cachetón” Jáuregui, quien supuestamente también ya está con un pie en el estribo.

Otros señalaron que Joel tiene invitaciones para irse a chambear con un despacho de esos de nombre muy rimbombante y otros más afirmaron que simple y llanamente le habían pedido su renuncia y que él la había entregado sin chistar.

Pero haiga sido lo que haiga sido, al final resultó que Joel no deja el puesto y la aclaración muy jodida fue que el funcionario no sabe escribir un mensaje en sus redes sociales y que como no sabe poner en blanco y negro sus ideas, pues se confundió y escribió algo que en verdad no era lo que él quería decir…

————————

Los del “tlacuache power” enfundados en su “razón histórica” piden que se borre de todo muro, de todo papiro, de toda memoria y de los registros del templo el nombre de Gustavo Díaz Ordaz, presidente de México de 1964 a 1970 y a quien acusan de ser el culpable de la matanza de Tlatelolco el 2 de octubre de 1968.

Los chairos entusiastas y montados en su macho exigen que aquí en nuestra entidad se le cambie el nombre al Bulevar Gustavo Díaz Ordaz, “pues es una mancha para nuestra honra, que una calle lleve el nombre de un asesino de esa calaña”.

Sin meternos a discutir los razonamientos históricos e ideológicos de los compas de la izquierda, lo cierto es que esos que piden se cambie el nombre a esa calle, muy seguramente ya vieron los costos de un cambio de esa naturaleza.

De entrada si en el Congreso del Estado o en el cabildo se les ocurre “ordenar” un cambio de nombre, van a tener que encontrar la forma de auxiliar a todos los propietarios de viviendas, terrenos y edificios de esa vialidad, para cambiar las escrituras de sus propiedades, pues si solo le cambian el nombre a la calle y no auxilian a esos ciudadanos a realizar los trámites de cambiar las escrituras, los van a dejar a todos ellos en un grave aprieto.

Pero además, deben de tomar en cuenta que al cambiarle el nombre a la calle, van a tener que auxiliar a todos los ciudadanos que tengan su domicilio fiscal en esa calle, así que tendrán que conseguirles a todos ellos que el SAT los ayude con el cambio de domicilio legal de sus negocios.

No le entramos al tema de si se justifica o no un cambio de nombre a esa vialidad, pero si sería necesario antes de que se les ocurra, que hagan un revisión a esos temas, pues al final puede ser que la ocurrencia arroje saldos negativos…

————————

Chuy Villarreal el panista presidente del Congreso del Estado, señaló que la llamada “ley anti-chayote” sigue caminando, pero aseguró que ellos -los diputados- tienen muy claro que tendrán que invitar a los medios de comunicación a que participen de la elaboración de esa ley.

La oferta de invitación a participar de las discusiones y elaboración del documento final, en realidad sonó débil, casi fue como una excusa, incluso hubo quienes sumamente desconfiados señalaron que existe la posibilidad de que en el Congreso solo inviten “a los de casa”, quienes por pagar el favor de los convenios que ya reciben aprueben todo lo que Palacio mande.

Habría que señalar que una regulación podría ser buena y completamente valida, si deja “el piso parejo”, es decir se permite la competencia en igualdad de condiciones, entendiendo que se debe de tratar a los iguales igual y a los desiguales de forma distinta, pues no es lo mismo medir a Televisa con el canal 28 por ejemplo o no es igual exigirle a un conductor de un espacio de radio que él compra su tiempo para transmitir su programa que tenga el mismo equipo de producción y personal que el que puede tener Radiorama o Multimedos Estrellas de Oro.

Además, ese reglamento o ley no pude estar por encima de lo que marcan otras leyes, es decir, no puede intervenir en la vida interna de los medios de comunicación y mucho menos en la relación laboral que las empresa tienen con sus empleados, la cual ya está regulada por la Ley Federal del Trabajo.

Es decir, que bueno que Chuy Villarreal abre la puerta para que muchos participen en la construcción de ese marco legal, pero ojalá y que la invitación sea real y que lo que ellos están buscando sea construir un piso parejo…