Por no saber hacer caso…

Y regresamos al semáforo en rojo… Aplaudir el hecho de que se juntaron… Aspirantes su reto superar al Covid… Chuy Velázquez se sueña en azul… La Chata dicen resultó muy coda… Función Pública Vs el Negro Belmonte…

0
378

No hay mucho que explicar, el regreso al semáforo en rojo nos los ganamos a pulso, la gente andaba en la calle “sin temor al éxito”, se relajaron todas las medidas de la sana distancia y los bares y puntos de reunión sin ninguna prevención, y claro, subieron los contagios y hoy en verdad están colapsados los hospitales.

En salud no saben como dar la noticia de que en las guarderías infantiles hay un brote inmenso de bebes contagiados, “gracias a Dios”, la mayoría de los casos son asintomáticos, pero esos bebes se convierten en un verdadero “caballo de Troya” y son los transmisores que llevan el Covid-19 a sus hogares.

Hay otro gran mercado, en jovencitos de 9 a 14 años, igual, podemos dar “gracias a Dios” de que la mayoría son asintomáticos, pero sí son transmisores y por eso crece la cantidad de personas infectadas que sí requieren atención medica.

El hospital Morelos del IMSSS es un verdadero panteón, saturado al cien por ciento, lo mismo el ISSSTE, no es que se nieguen a dar el servicio a los derechohabientes, lo que pasa simple y llanamente, es que ya no tienen una cama libre y si aceptan a un paciente más, será solo para acostarlo sobre camillas, ponerlo sobre una silla y dejarlo morir, porque no hay medicamento y no hay quien lo atienda.

En Pensiones la situación es igual, el área que se suponía era ambulatoria para recibir a los infectados, se convirtió en pabellón de internación y los que salen de ahí un hospital es para morirse pues ni el Hospital Central, ni el General, tienen ya espacios para nadie.

Los hospitales privados igual y ellos ya decidieron, sus espacios serán solo para los que sí pagan, no para los pacientes que manda Pensiones y que los deben de atender de fiado.

Es por eso el semáforo en rojo decretado por el Consejo Estatal de Salud y Javier Corral, el gobernador del Estado, tuvo que salir a dar a conocer las medidas que se van a tener que poner en marcha.

¿Cuáles son esas medidas?, las que tuvimos que seguir desde agosto pasado, es decir a cerrar negocios, ley seca los fines de semana, multas a quienes en la vía pública no use cubrebocas, disminución de aforos en los lugares considerados de actividad primordial y multas y cárcel a quienes organicen y participen en fiestas en casas particulares, patios, granjas, y demás.

La segunda cuarentena nos va a poner una friega de “perro bailarín”, pero nos la ganamos a pulso y ahora por lo pronto todas esas medidas que se anuncian no tienen fecha de caducidad, así que es posible que ni el Niño Dios venga de visita en las Navidades y todo por no saber hacer caso…

— — — — — — — — — —

Un tema aparte de esta nueva crisis por el Covid-19, que nos obliga a irnos de nuevo al semáforo en rojo, es que en la reunión del Consejo Estatal de Salud estuvo presente la alcaldesa Maru Campos, había representación de la alcaldía de Juárez y el gobernador Javier Corral.

Todos ellos dejaron de lado las diferencias políticas y electorales que ellos tienen y que es mucho muy claro no tienen punto de arreglo, pero a pesar de eso, ellos asistieron a una reunión que debe de ser atendida sin intereses partidistas o electorales y todos actuaron a la altura de la necesidad.

Incluso Javier Corral en la conferencia de prensa en donde dio a conocer los pormenores de los acuerdos y las medidas que se tienen que tomar, señaló que la alcaldesa Maru Campos está haciendo bien el trabajo en lo que se refiere a los tianguis y evitando las grandes conglomeraciones de ciudadanos. Pidiéndole en buen tono y con actitud comedida, que endurezca esas medidas por el bien de todos.

Ahora habrá que esperar a que la autoridad municipal salga a las calles y cierren los tianguis, que están convertidos en centros de grave contagio y entender que esa medida es dolorosa, que va a generar mucha problemas y enojos, pero es algo que se tiene que hacer para detener al virus.

Qué bueno que esos que son contrincantes políticos, dejaron de lado sus diferencias y se pusieron a trabajar en lo que realmente importante para todos. Valía la pena señalarlo…

— — — — — — — — — —

Pasando a temas prosaicos y meramente electoreros, con este anuncio de “semáforo rojo”, a quienes las cosas se les ponen color de hormiga, es a los aspirantes 2021, quienes ya estaban desesperados por poder hacer reuniones grandes, multitudinarias, para conseguir más seguidores para sus causas.

Lo cierto es que en este momento no hay un solo candidato que tenga presencia real en todas las calles de la entidad, unos tienen ciertos espacios ganados, o con algo de avance, pero ninguno puede venir a decirnos que ya logró penetrar en el imaginario colectivo.

El motivo para que sigan siendo casi todos unos perfectos desconocidos es que de entrada ninguno de ellos tiene un buen ejercicio de comunicación y en segundo, porque no han encontrado el mecanismos para hacer que el ciudadano los vea.

Es cierto, Rafa “Falo” Espino, ya trae sus anuncios en Youtube y en aplicaciones de celular, pero su nivel de conocimiento se mantiene por los suelos.

El Virrey Loera, cree que ya es figura política estatal y no hace nada para mejorar y acrecentar la percepción, alguien le debería de poner el ejemplo de lo que pasó en Coahuila y en Hidalgo, es decir, los resultados electorales les demostraron que tener a un montón de gente inscrita en los programas de apoyo federal no significa que con eso vayan a conseguir esos votos.

Maru Campos mantiene un alto nivel de conocimiento en Chihuahua capital y por ser alcaldesa, le permite un alto nivel de exposición ante el imaginario colectivo, pero en encuestas serias se demuestra que no tiene alta intención de voto en otros municipios, esto debido a que ser alcaldesa de la capital del Estado no significa por sí solo que los ciudadanos de otros municipios “la conozcan y valoren”.

Cruz Pérez es conocido por haber sido candidato a gobernador y su pasado por el PAN, por haber sido candidato de Morena al senado y por estar peleado a muerte con Javier Corral, pero la gran pregunta que muchos se hacen es si con eso le basta para pensar que puede conseguir el voto de las mayorías y para colmo de él, en una entidad “anti-peje” y para más colmo, está el ejemplo de Coahuila e Hidalgo, en donde se demostró que ya no existe el efecto Andrés Manuel en las urnas.

Gustavo Madero, con todo y que ha logrado algunos golpes de marketing simplemente geniales, donde hay miles de personas usando su imagen como sticker, ya sea cuando lo aventaron las senadoras o como lo hizo esta semana tirándose al suelo en una protesta, la vedad es que no logra atraer la intención de voto de las mayorías.

De los del PRI no hay que ocuparse mucho, ellos saben cual es la mayoría que necesitan, cual encuesta es la que deben de ganar, pero lo cierto es que ninguno de los aspirantes, de ninguna de las marcas hoy puede estar satisfecho con su nivel de conocimiento y mucho menos con su nivel de intención de voto y con una nueva cuarentena van a tener que poner a sus equipos a trabajar horas extras para encontrar los nichos de oportunidad.

Haciendo un simil futbolero, bien podemos decir que esos equipos de comunicación están metidos de lleno en un torneo llanero, tipo la Liga Ávalos, o el torneo Anapra de Barrios, pues ninguno de ellos hasta el día de hoy ha dado muestras de profesionalismo alguno, trabajan a base de ocurrencias y a un nivel de amateurs que hasta risa dan. Va a estar difícil el camino de los aspirantes, sin lugar a dudas y el Covid se los pone todo todavía más difícil…

— — — — — — — — — —

En Parral Chihuahua las cosas están que arden en el PAN de ese municipio y de toda la región, pues ya les dijeron que ni se calienten y que el candidato a la diputación federal va a ser el ex aliado número uno de César Duarte en la Sierra, el actual diputado local Chuy Velázquez, el mismo que incluso fue funcionario estatal con el ex gobernador tachado por Javier Corral, como “el vulgar ladrón”.

Esa situación trae todo volado a Chuy Velázquez, quien ya se sueña en azul y como candidato a esa diputación federal.

Es cierto, es un hombre que sabe a la perfección como hacer una campaña priista para ganar el distrito sierreño, pero que por favor alguien vaya y le diga que si ahora logra ser el candidato del PAN y no del PRI, que las campañas panistas se hacen de forma muy distinta a las priistas, incluso hablando de esas cosas prosaicas como lo es el manejo de los recursos para mover a la indiada, no es igual en una marca que en la otra y Chuy solo sabe ganar elecciones al más puro y viejo estilo del priismo de antaño y de siempre.

Para colmo el buen Chuy sueña con que él tiene la clave para llevarse todo el voto priista y hasta cree que contará con el cien por ciento del voto panista y de plano, como que se ve muy ojona para que sea paloma, pero en fin, ojalá y que alguien le cuente de los ruidos y enojos que hay en el panismo de esa región a quienes no logran convencer de que en el 21 no van a tener candidato propio y que tienen que votar por un priista y para colmo, el mejor aliado de César Duarte, el que fue el encargado de moverle el voto de la sierra para que el priista ganara…

— — — — — — — — — —

Cambiando de rumbos, un par de fuentes jirigrillentas de la fronteriza hermana república de Ciudad Juárez, comentan que ya tienen ellos comprobado que chango viejo no aprende maroma nueva y que gallina que come huevo, aunque le quemen el pico.

Y eso viene a colación por las aspiraciones electorales de “la amiga” Lilia Merodio, a la que los viejos tundeteclas la conocen por el apodo de “La Chata”, por las finas facciones de la ex senadora.

Esos viejos dicen que “La Chata” está siguiendo el mismo camino que hizo en otros años cuando logró candidaturas, es decir, palmear espaldas, hablar de favores futuros, pero hacer todo, hasta lo imposible, para que nada de lo que haga le cueste un solo peso.

Y es que los amigos se reían al señalar que la segunda característica por la que es ampliamente conocida la ex senadora es por ser coda, pero coda, codísima en grado extremo.

Dicen los amigos que es más fácil hacer que un prestamista judio perdone una deuda millonaria, a que Lilia Merodio se gaste 50 pesos en invitar un café para charlar con un periodista. En fin, los que saben del tema de cuanto cuesta una campaña y de cuanto se tiene que gastar para hacer lucir una candidatura, dicen que por lo pronto Lilia Merodio debería de entender que ya se acabaron los tiempos en los que los candidatos del PRI salían a la calle a buscar mecenas, iban a Palacio a pedir recursos y que todavía le pedían al partido que les diera para “otros” gastos y que debería de pensar en esa circunstancia antes de andar haciendo lo que hizo en el pasado, cuando pidió muchos favores y que ya luego senadora, ya ni el teléfono contestaba, mucho menos pagó los favores recibidos y que si quiere ser candidata pues que invierta, algo más que solo sonrisas…

— — — — — — — — — —

El documento lo hicieron circular vía redes sociales, y es la notificación que le hace la Función Pública al ex titular de Comunicación Social de la pasada administración Sergio Belmonte Almeida, para que acuda y se presente para iniciar el procedimiento administrativo disciplinario en su contra por temas que tienen que ver con los gastos realizados por la Oficina de Comunicación Social de la pasada administración durante el ultimo año.

Esa notificación hizo que a más de cuatro se les pararan hasta los pelitos de la espalda, por las posibilidades que se pueden dar con un arrimón de esa naturaleza.

Para nadie es un secreto que nuestro aldeano desde que llegó a Palacio tiene hambre de lograr llevar al banquillo de los acusados a dueños de medios y periodistas que recibieron “carretadas de dinero” de la pasada administración.

Y arrimar al ultimo coordinador puede ser la punta de la hebra para luego arrimar a otros.

Ahora bien, lo cierto es que durante el ultimo año de la administración de Duarte fue cuando Comunicación Social “gastó” menos dinero, por el simple hecho de que ya no había en la caja y es por ese motivo que quedaron debiendo más del 90% de los contratos que se firmaron ese año y al llegar la administración amanecida nuestro aldeano favorito dio la orden de no pagar esos contratos y muchos se quedaron sin la posibilidad de cobrar, así se hubiera prestado el servicio contratado de publicidad. Bueno, hubo algunos favorecidos a los que si les pagaron y es que unos eran malos y otros no eran tan malos y ahora ya son hasta amigos.

Es cierto, bien lo escribió mi amigo y maestro Luis Froilán Castañeda en su columna ya hace muchos meses, “Duarte les pagó a muchos cantidades indignantes de dinero y la mayoría de los que cobraron no valían ni la tercera parte de lo que les pagaron”, esa es una frase dura en extremo, y lo es por la realidad absoluta que retrata y que indigna y con razón a muchos.

Al Negro Belmonte muy posiblemente lo puedan acusar de que durante el año que duró él al frente de Comunicación Social, firmó un montón de contratos y que no pagó, ya que todo fue de a fiado. La pregunta que nos nace, es saber si esa punta de hebra que la administración amanecida quiere encontrar incluye a los que hoy son sus aliados, a los que hoy son sus empleados, a los que hoy son sus contratados y que hoy cobran barato, pero cobran, para hacer lo mismo que hacían para la administración pasada.

Tiempos traen tiempos, pero aunque pasen los años, los pecados del pasado ahí siguen estando y hay muchos que pecaron antes y hoy siguen acudiendo a Palacio a cobrar por el mismo servicio que prestaban antes, quizá, solo quizá y a la mejor resulta ser que nuestro aldeano se ha de parecer mucho al Peje Presidente, pues ya ve que el mesías de la Macuspana tiene la capacidad de perdonar los pecados del pasado y basta con el toque de su bendecida mano para borrar los pecados del pasado, bastaría pues con asomarse a los contratos de publicidad que hoy paga la administración amanecida y otras áreas de ese gobierno, para encontrar a los bendecidos y perdonados locales y nos daremos cuenta que a la mejor vivimos en una tierra de redimidos a punta de cheques amanecidos…