Pide Miguel La torre penas más severas a pederastas y al maltrato infantil

0
115

En sesión ordinaria en el Congreso del Estado, el diputado Miguel La torre, dio a conocer que es necesario obligar a las políticas públicas para que den prioridad a los derechos de la niñez, pero sobre todo que sus derechos prevalezcan sobre otros intereses.

En este sentido, es necesario que las personas acusadas de pederastia y cumplan su condena, deberán estar alejados de todo puesto de poder y de condiciones laborales, educativos y religiosos cerca de menores.El pederasta realiza en sus actos una voluntad de poder, porque la persona suele demostrarse a sí mismo, que tiene mayor poder o superioridad sobre su víctima, tan es así que amenaza, intimida, chantajea e incluso, puede llegar a extorsionar, haciendo uso y abuso de su poder en perjuicio de la sociedad.

Indicó La torre que el ser pederasta, no es una enfermedad mental, sino que ellos mismo deciden serlo, porque cometen este delito contra más de una víctima, además de que creen que los niños son activos sexualmente. 

“Es indispensable que si hay una acusación de abuso, no sólo hay que atender a las víctimas y tomar medidas inmediatas para evitar daños a más infantes, sino reportarlo inmediatamente a las autoridades correspondientes”. Si bien es cierto, nuestro marco legal contempla figuras jurídicas por las cuales se pueden ejercer derechos a favor de los infantes, estas resultan insuficientes y más aún tratándose de delitos que laceran la integridad de niñas, niños y adolescentes.

Estoy plenamente consciente que si existen otras iniciativas al respecto, presentadas por integrantes de esta Legislatura, es porque se trata de un tema sensible y que debe atenderse a la brevedad posible por la prioridad que reviste para toda la sociedad. 

Mediante esto, se pide a quien se aproveche de la confianza, subordinación o superioridad que tiene sobre una persona menor de dieciocho años, derivada de su parentesco en cualquier grado, tutela, curatela, guarda o custodia, relación docente, religiosa, laboral, médica, cultural, doméstica o de cualquier índole y ejecute, obligue, induzca o convenza a ejecutar cualquier acto sexual, con o sin su consentimiento, se le impondrá prisión de cinco a quince años.

Además, el diputado del PAN propone que todas las personas que hayan sido acusadas de pederastia, deban obligatoriamente tener una vigilancia permanente, debido a que pueden reincidir en el mismo delito. Con ello es necesario que tengan un localizador personal y la imposición de mantener una terapia psicológica y farmacológica que esté controlada por la autoridad jurisdiccional. Además es importante que las víctimas se mantengan dentro de programas psicológicos y de ayuda que les ayude a sobrepasar  la situación.