Orienta Policía Municipal sobre reportes relacionados con mascotas

0
17

Derivado de reportes que se han presentado en las últimas semanas, solicitando la presencia de la Policía Municipal y/o del Heroico Cuerpo de Bomberos por problemas con perros callejeros o víctimas de maltrato, la Dirección de Seguridad Pública Municipal exhorta a los propietarios de mascotas a poner especial atención en ellas y resguardarlas, para evitar ser sancionados o responsabilizados por las lesiones que pudieran ocasionar.

Los ciudadanos que detecten animales agresivos en la vía pública, así como en situación de maltrato, pueden reportar a la línea de emergencias 9-1-1 o a la dependencia que corresponda, Centro Antirrábico, Desarrollo Urbano o Policía Municipal, según la situación en que se encuentre la mascota y que puede ser como sigue.

-Mascota sin dueño y abandonada en la vía pública. Llamar al Centro Antirrábico, teléfono 459-3834.

-Animal de compañía con dueño y suelto en la vía pública. Llamar al Centro Antirrábico y denunciar en la Dirección de Desarrollo Urbano y Ecología , teléfono 072, extensión 6052.

-Mascota descuidada dentro de un domicilio. Llamar a Dirección de Seguridad Pública Municipal, 9-1-1 y denunciar a la DDUyE.

-Venta de animales en vía pública o lugares no autorizados. Llamar a Dirección de Seguridad Pública Municipal y denunciar ante la DDUyE.

-Privación de la vida a un animal de compañía. Llamar a Dirección de Seguridad Pública Municipal y  posteriormente denunciar en Fiscalía.

-Peleas de perros. Llamar a Dirección de Seguridad Pública Municipal y posteriormente denunciar en Fiscalía.

-Agresión de can a persona. Llamar al Centro Antirrábico o al 9-1-1.

Dentro del reglamento municipal se imponen sanciones económicas de 16 a 50 Unidades de Medida Actualizadas (UMA) y de 12 a 36 horas cárcel para quienes, según el grado de la falta, incumplan con el cuidado de su mascota, la utilicen para peleas o agredir a terceros.

Es necesario tomar en cuenta además, que los canes requieren atención y cuidados especiales por parte de quienes los poseen; ser vacunados y aseados para evitar focos de infección en la propia casa y con vecinos.