¡Nombre, ni Epigmenio Ibarra!…

El PRI y su gran novela y todavía falta… Maru se registra y el PAN va tarde… La caravana no enciende ni un cerillo… MORENA se ponen pálidos a rumores…

0
1546

La verdad es que ni Epigmenio Ibarra, el genio que puso a temblar a Televisa cuando llevó las telenovelas a TvAzteca -Nada Personal, Mirada de Mujer, Demasiado Corazón- sería capaz de imaginar un guión de intrigas, venganzas, subes y bajas como el que observamos en el PRI en la designación de sus candidatos.

De entrada el agandalle de Omarcito Bazán del primer lugar de la lista de pluris, situación que muy pocos tomaron a bien. Pero bueno, ese tema tiene que ver con el “cómo” Bazán pasó de ser el empleado de Manlio Fabio Beltrones en sus negocios que tiene en la entidad a Presidente Estatal del PRI y es que cuentan los enterados que cuando se definió que ya se tenía que dar el cambio de dirigente, darle las gracias al Wily Dowel y nombrar uno nuevo, fue cuando establecieron “los asegunes” que debería de cubrir ese nuevo dirigente y entre otras cosas, pedían que no fuera un ex funcionario o ex lo que fuera de la época duartista.

Es decir, no podía ser un diputado, local, federal, alcalde o funcionario público o lo que fuera que estuviera ligado al innombrable local y en ese punto ciertamente que Omar lo cumple a cabalidad, pues aunque su patrón Manlio Fabio es un socio y complice directo de César Duarte, Omar no está ligado directamente, es más, ni siquiera se le puede tachar de duartista.

La segunda regla que pusieron los que mandan en el PRI, es que el que fuera nombrado nuevo dirigente, debería de ser “sangre nueva” o cuando menos de edad “juvenil”, no muy “chavo ruco” y no un priista de viejo cuño, es decir, buscaban uno que asemejará la imagen de Enrique “Kike” Ochoa en la dirigencia nacional y que además no fuera un representante de alguno de los grupos antagónicos que se enfrentaron con el duartismo y que generaron esa división interna tan visible para todos.

Con esa exigencia se cerraba aún más el margen de posibles, pues, encontrar figuras de buena edad, es más o menos fácil en el PRI, que no fuera duartista, también, pero que no estuviera peleado y que se hubiera mantenido al margen, eso ya sonaba bastante difícil de conseguir.

Pero para acabarla de acomodar, se les ocurrió a esa bola de genios, establecer que el nuevo presidente estatal del PRI de Chihuahua, además de no ser duartista, estar chavo, no ser antagónico y no haber sido funcionario o desempeñado algún puesto de elección popular, debía ser alguien que contará con los recursos propios suficientes, para evitarle “gastos innecesario” al partido. Y ahí si como que varios que tenían la mano levantada la bajaron, pues una cosa es tener edad, venir de la banca, no traer broncas y otra cosa era la de tener que cargar con los gastos de representación, sin sueldo y sin posibilidad de “apoyar” con nomina a los amigos cercanos, pues el candado iba dirigido a eso, es decir, que ni el presidente, ni sus allegados cobraran sueldo.

Claro que la otra “cualidad” que exigían, era que el que se propusiera como nuevo dirigente estatal no tuviera la mano levantada para una candidatura.

Y así fue como todos los astros se le alinearon a Omar Bazán, claro que como pasa con la lista del “super”, al final pasa que algo se nos olvidó comprar y Omar ya sentado en la silla del presidente estatal decidió que podía cumplir con todo, menos con eso de no buscar ser algo y por eso simple y llanamente se robó la nominación a la pluri, claro que con ayuda del delegado del CEN, Fernando Moreno, quien hizo como que no veía y permitió el atraco. Y entonces fue cuando se vino todo el asunto de las precandidaturas y la guerra de las venganzas.

A Patricio Martínez lo nombran precandidato con la idea de que fuera él el que con sus propios recursos y de sus socios sostuviera su campaña, pues señalaron que Alex Domínguez, además de no tener recursos para una empresa de ese tamaño, también quería le cubrieran las espaldas con candidatos a modo, incluyendo a Marco Quezada como candidato a diputado por el octavo distrito y otras cosillas. Las exigencias de Alex dijeron eran demasiadas y lo bajan en cuestión de horas y en una charla de madrugada, convencen a Patricio Martínez.

Ahí empezó una larga, muy larga semana, pues Patricio además de la candidatura que ya tenía, pedía lo mismo que Alejandro Domínguez y otras cositas, es decir, él pidió que le dieran mano en la lista de candidatos a diputados locales y federales, que lo dejaran armar a él solito su lista de regidores, que le quitaran al sindico Fermín Ordoñez y que por ningún motivo quería ver a Marco Adán Quezada en nada y que lo mismo o peor pasaba con José Reyes Baeza, que él no lo quería de candidato al senado y que para colmo le fueran diciendo donde estaba la bolsa de los recursos para empezar la campaña.

Y de nuevo todo se atoró. Tan las cosas estaban en chino, que incluso el gordo Arturo Proal fue señalado de estar haciendo llamadas todavía el viernes pasadas las 9 de la noche, pidiendo los favores de los “amigos” de la prensa de que no le tupieran “muy feo” al “Flaco” José Reyes Baeza, pues señalaban que él ya no sería candidato al senado y que por ese motivo él todavía el viernes andaba en su papel de Director Nacional del Issste.

Pero Patricio estiró la liga de más y la reventó, aventó el arpa cuando le dijeron que nada de lo que pedía era posible y de nuevo se cruzaron llamadas buscando a quien nombrar y claro que la primera opción era Alex Domínguez, el que una semana antes, en vez de despotricar y lanzar ataques o amenazas, se portó institucional y aceptó que fuera Patricio el candidato. Claro que en esas llamadas se señala que tuvo la oportunidad de señalar el batidero que se estaba haciendo en la entidad y dicen que también señaló de forma directa al culpable.

Total, cómo Patricio aventó el arpa, pues ya no había tantas voces pidiendo bajarán al “Flaco” José Reyes de la candidatura al senado y pesó a su favor que en todas las encuestas él es el que va a la cabeza para esa posición, además de que aunque no está manco, durante toda esta guerra de odios y venganzas él se mantuvo institucional o cuando menos los pisotones y patadas bajo la mesa que puso, no fueron considerados violencia innecesaria y que más bien estaban dentro del margen de los usos y costumbres del partido.

El colmo es que esta telenovela no acaba, pues todavía tienen que definir que va a pasar con el tercer distrito de Juárez, donde se inscribieron la senadora Lilia Merodio Reza, el sindico de la fronteriza Héctor Aarón Yáñez Limas, la exdiputado local Gloria Porras Valles, Ariel Díaz de León Herrera y la también ex diputada local Mayra Chávez Jiménez.

Y el caso del séptimo distrito con cabecera en el antiguo San Antonio de los Arenales, donde al principio solo se había registrado Neil Pérez Campos, pero ya en la tarde de este domingo también lo hicieron Lupita Pérez Domínguez y Ángel Jesús Figueroa, es decir en esos dos distritos van a tener que entrar de nuevo a la negocia para aquietar a los rebeldes y amarrar al bueno.

De igual forma, el PRI va a tener que explicar que va a pasar con los casos de Georgina Zapata, quien se registro como precandidata al senado en segunda fórmula, pero ella es la suplente de la actual senadora Chela Ortiz, quien es precandidata a la diputación federal por el noveno distrito, de tal forma que cuando Chela pida licencia, Georgina tiene que asumir la senaduría o de lo contrario se puede hacer acreedora a una sanción mediante la cual ella quede inhabilitada a ocupar cualquier cargo de elección popular hasta por seis años.

En esa misma situación se encuentra la precandidata del PRI a la alcaldía de Ciudad Juárez, Adriana Terrazas Porras, pues ella es la suplente de Lilia Merodio, quien se apuntó a la diputación por el tercer distrito de Juárez y al pedir ella licencia, su suplente tiene que asumir o será sancionada.

Y si la telenovela es interesante y bastante morbosa, lo es más por el hecho de que varias cabezas de serie están pidiendo al más alto nivel -Nuño, Ochoa y hasta Meade- que a la brevedad posible y si no fuera mucho pedir que esta misma semana caiga el gerentito y que ya nombren a un Presidente Estatal, pues Omarcito no es más que un contendiente más y no tiene la calidad moral para ocupar la silla del líder estatal.

Así que esta semana, vamos a tener que seguir con el ojo al parche, pues en el PRI la guerra de las venganzas augura más capítulos…

—————

La que también se registró para buscar la reelección fue la alcaldesa en funciones María Eugenia “Maru” Campos, en un evento al que le faltó marketing, sobre todo partiendo de la idea de que resultaba más emocionante ir al registro de Alejandro Domínguez que se daba junto al del “Flaco” Reyes, que acudir al PAN al de ella.

Incluso se puede hasta señalar que el equipo de comunicación social trabajo demasiado lento, tan es así que las primeras imágenes y audios del evento las compartieron prácticamente cuatro horas después del registro.

De ese registro para buscar la reelección, quizá lo que más valga la pena señalar es lo dicho por la alcaldesa en el sentido de que ella no va a permitir que Chihuahua quede en manos de “improvisados”, lo que de suyo marca cual será el “lenguaje” de esta campaña, muy al estilo de Maru, siempre echada para adelante en papel de fajadora. Ya nada más hay que esperar a que el tema se caliente entre esos dos que se traen ganas y que el Alex le responda para ver si va a ver tiro o no y lo más seguro es que ese va a ser un tirote….

————-

En el tema de la Caravana, resulta sintomático como de la euforia inicial en donde hablaban de miles de ciudadanos y de que “esta es la nueva revolución”, pasaron a festejar que pudieron hacer un mitin con no más de cien personas en Gómez Palacio y luego en un comunicado subrayaron que más de mil personas se habían unido a la caravana en Saltillo, aunque bueno, lo que quisieron decir es que parecían más de mil los que iban en la marcha, sumando -claro está- a los poco más de cien -algunos dicen 200- que van en esa caravana.

Lo que está muy claro es que la nueva revolución solo tendrá reflectores nuevamente cuando se presente un nuevo pleito, cuando los vuelvan a escupir o de plano que pase algo más canijo -Dios guarde-, cosa que normalmente pasa con todos los movimientos de esa naturaleza, pues repetir el mismo discurso por largos, muy largos 16 días, deja de ser noticia que interese…

—————

La telenovela que sigue es la de MORENA, pues según señalan voces que afirman estar muy bien conectadas, que esta misma semana se pueden estar dando los destapes de las precandidaturas que serán las oficiales y entre otras cosas hablan de que cambiaran candidata al senado, pero que seguirá siendo mujer. La explicación es muy sencilla de entender, MORENA no va sola, y sus aliados requieren de espacios y que esos espacios sean reales.

El caso es que sus analistas electorales siguen afirmando que existe la gran posibilidad de que si ellos cuentan con un par de buenos candidatos o candidatas “anclas”, pueden llevar la elección a tercios en diversos puntos y que incluso les puede hasta alcanzar para llevarse a la bolsa cuatro o cinco alcaldías, hablan de dos diputaciones federales y de hasta tres diputaciones locales.

Claro que esos cálculos que hacen tienen que ver con el desquebrajamiento del PRI, tanto en la región noroeste de la entidad, como de la posibilidad de que en toda la región centro, Delicias, Camargo y demás puntos circunvecinos los priistas se den con todo unos a otros y que los del PAN no sepan aprovechar la posibilidad.

La apuesta es muy sencilla, en lo que se refiere a la candidatura al senado: salir con una completa desconocida que no le llama la atención ni a los de casa o salir a la calle con alguien que hasta por morbo valga la pena entrevistar…