‘Murió Emiliano Zapata’, noticia que llegó en telegrama hace 100 años

0
147

En su portada del viernes 11 de abril de 1919, el periódico Excélsior reportó la muerte del Caudillo del Sur con el título “Murió Emiliano Zapata: El Zapatismo ha Muerto”. A continuación, rememoramos el momento registrado hace 100 años.

“Anoche a las once y media, un telegrama de nuestro corresponsal en Cuautla, nos trajo la sensacional noticia: Emiliano Zapata: la bandera de la revolución primero y la de la rebelión más tarde, en el Sur, fue muerto por las tropas del gobierno.

El cadáver, llevado a la histórica Cuautla, ha sido perfectamente identificado.

Las tropas del gobierno para lograr acercarse hasta el cabecilla, que siempre rehuyó todo encuentro, que siempre estuvo lejos de las balas de los soldados de la Federación, hubieron de simular que se levantaban en armas. Y ese plan concebido por la Jefatura de las operaciones en el Estado de Morelos, y que es al mando del general Pablo González, dio los resultados que se esperaban. El grupo rebelde que encabezaba Zapata cobró confianza y las tropas que seguían representando su papel de infidentes, lo obligaron a combatir, logrando darle muerte.

Ya el general González ordenó que el cadáver, plenamente identificado, ya que en Cuautla todo el mundo conocía la cabecilla, fuera inyectado y que le sacaran fotografías de él para remitirlas a esta capital”.

“CÓMO EL CORONEL GUAJARDO PUDO LLEGAR HASTA EMILIANO ZAPATA Y DARLE MUERTE”

Un día después, el sábado 12 de abril de 1919, el diario confirmó la noticia y en su portada detalló “Cómo el coronel Guajardo pudo llegar hasta Emiliano Zapata y Darle Muerte”; además, en la portada del periódico apareció la imagen del cuerpo del “Caudillo del Sur”.

“Las dudas que los escépticos pudieron abrigar, respecto a la veracidad de la noticia que publicamos ayer, dando cuenta de la muerte del jefe de la Insurrección suriana, Emiliano Zapata, quedaron desvanecidas la tarde de ayer, cuando arribó a la ciudad de México el señor coronel y el licenciado Miguel Cid Ricoy, presidente municipal de Cuautla, quien procedía de la histórica ciudad, y era portador de las primeras fotografías del cadáver del trágico Emiliano.

El coronel Cid Ricoy vino con el exclusivo objeto de informar al Primer Magistrado de la Nación de cómo ocurrió la muerte del cabecilla, y a noticiar también que con zapata murieron igualmente los titulados generales Manuel Palafox, Pedro Amoles y Mauricio Mejía, sobrino de Emiliano, y el secretario particular de éste, apellidado Palacios.

El señor coronel Cid Ricoy arribó a la capital a eso de las cuatro y media de la tarde, en el tren mixto que procedía de Cuautla. Inmediatamente después del arribo, en un automóvil se dirigió a Palacio Nacional, donde fue recibido por el señor Carranza, a quien informó detalladamente de la forma en que murieron Emiliano y sus lugartenientes”.