Me lo tope en la Red…

0
1618

Guía posmoderna y practica para decidir su voto en 2018:

Primero una aclaración, el texto no es mío, literal, me lo enviaron vías redes sociales, pudiera acusar a mi amigo el periodista juarense Pepe Acosta de ser el autor, pero no tengo la certeza de que así sea, a la mejor a él también nada más le llegó y me lo compartió, pero está genial. Así que disfrútelo:

Si usted está a favor del matrimonio homoparental, los derechos sexuales, y el aborto, usted debe votar por la derecha, es decir, por el PAN y por Anaya. Porque esos temas están en la agenda del PRD y de Movimiento Ciudadano que ahora están aliados con el PAN en el Frente.

Si usted está en contra de toda esa agenda tradicionalmente de la izquierda, es decir, si usted está en favor de la familia natural, en favor de la vida y en favor de la penalización del aborto, usted debe votar por la izquierda, es decir, por Morena. Porque ahora Morena cobija la agenda moral de Encuentro Social aliado con el Peje.

Si usted quiere votar por el PRI, usted debe votar por el Bronco, cuyo pasado priista al estilo autoritario, intolerante y misógino de Díaz Ordaz le persigue constantemente. Usted no debe votar por el PRI. ¿Por que? Se lo explicamos en el punto siguiente.

Si usted quiere votar por el PAN, digamos el PAN “más moderno”, tiene que votar por el PRI que tiene un candidato no priista, y que de hecho es de origen panista, pero el se dice ciudadano, igualito que los panistas que si son panistas, a menos que sean perredistas disfrazados de panistas, esos se dicen rabiosamente democráticos, aunque o lo sean.

Pero si usted quiere votar por el PAN más tradicional, debe votar por Margarita Zavala, que ya no milita en el PAN porque se peleó con Anaya. Aunque tome en cuenta que ella tampoco es del Pan más tradicional y que más bien eran algo así como salinistas, neomodernistas pro izquierda y que fue Felipe Calderón el que modificó el artículo primeo constitucional para que en México se acabará con la discriminación en contra del homosexualismo y que fue la puerta para que en nuestro país se aprobará el llamado “matrimonio homosexual”.

Si usted está en favor de las privatizaciones de Salinas, entonces vote por Morena que en el gabinete del Peje presentó nada menos que al suegro del hijo de Slim como secretario de turismo.

Si usted está en favor de los pobres y de que en México se agudice el tener un gobierno populista, vote por la izquierda que se cambio a la derecha con el PAN y su Frente que son los que proponen un ingreso básico universal que es una teoría de izquierda de toda la vida.

Si ante el panorama anterior, usted se desencanta y le gana la depresión, aún puede ejercer su voto, calmar su conciencia y a la vez tirar su voto a la basura, ¡Vote por Marychuy!

Ahora que si usted tiene problemas de bipolaridad debidamente diagnosticada, vote por cualquiera de las opciones anteriores. Y así:

  • Habrá votado en contra y a favor de los derechos LGBT
  • Habrá votado por la derecha y por la izquierda
  • Habrá votado por el PAN y por el PRI a la vez
  • Habrá votado por el PAN y a la vez repugnará al PAN
  • Odiará al PRI y a la vez votará por el.
  • Estará en favor de los pobres y a favor de la oligarquía económica de este país.
  • Ejercerá su voto y a la vez lo habrá tirado a la basura.

Y si piensa que las cosas no pueden estar peor, recuerde el tobogán de nieve de Maru Campos.

¡Felices elecciones 2018!