Los insulsos debates…

Debatieron en Ciudad Juárez X… Panchita Ríos hace berrinche… El empate lo canta Masive Caller… Aquiles Serdán pide auxilio a candidatos… César Duarte puede recuperar sus ranchos…

0
140

Debatieron en Ciudad Juárez X…
Panchita Ríos hace berrinche…
El empate lo canta Masive Caller…
Aquiles Serdán pide auxilio a candidatos…
César Duarte puede recuperar sus ranchos…

Este jueves los candidatos a la gubernatura debatieron en Ciudad Juárez, esto por invitación del resquebrajado Consejo Coordinador Empresarial de la fronteriza, solo invitaron a cinco de los ocho candidatos registrados. No hay muchas novedades, cuatro de los invitados hicieron lo que se esperaba de ellos, fue un evento de y para empresarios, no hay carnita que valga la pena “degustar”.

Nos dedicamos a buscar opiniones y claro que encontramos quienes les aplaudieron a rabiar a tres de los que se presentaron, de los otros dos encontramos mas burlas y criticas que otras cosas.

Como no tiene caso repetir el discurso de los “fans”, mejor solo le contamos lo que criticaron, lo que nos les gustó a varios de los que asistieron a ese “encuentro”, que no debate.

A fuerza de ser sinceros, Graciela Ortiz del PRI, fue la de mayor claridad de ideas, dichas en el tono de la “Iron Girl”, es decir, comentarios dados con toda la información, diagnósticos fríos, planteando ruta de solución, algunos de los que acudieron al foro señalan que todas sus participaciones las hizo sin empatía.

Una fuente jirigrillenta lo explicó muy bien, “era como escuchar a un médico que te está diciendo que te vas a morir de cáncer, y que solo tienes un 10 por ciento de posibilidades de salvarte y que te lo dice como si solo te estuviera diciendo cual va a ser el pronóstico de lluvia de la semana”.

A Maru Campos le reprocharon que siempre se basó en sus fichas, que la mayoría de sus respuestas fueron leídas y que le pasó lo contrario que a Graciela Ortiz, es decir, un uso excesivo de “la simpatía”, del “querer caer bien”.

“Maru desaprovechó el foro, bueno casi todos, se les olvidó quien era el público receptor, a quien le estaban hablando, debió ser más ejecutiva, menos sentimental y demostrar mejor conocimiento propio de los temas de Juárez”, es lo que le señalan en contra.

De Juan Carlos Loera, afirman que en su primera participación se le notó que hizo el intento de ajustarse a las preguntas planteadas, a no verse chairo, a proponer. “Pero le gana su amor al Peje, la ceguera de creer que el país va bien, todas las soluciones están en el Peje y no hay otro camino, otra ruta”.

Claro, Ciudad Juárez es la ciudad más chaira de la entidad, de eso no hay duda, pero el encuentro no era en Anapra o en “La Chaveña”, con beneficiarios de los programas populistas de la Tde5ª, era con los empresarios, con los hombres de negocios y empresas, con quienes están preocupados del rumbo que lleva el país y de como las cosas pintan de la jodida.

Por su parte Alfredo Lozoya, “El Caballo”, se puede decir que es el candidato que más opiniones diversas generó, por su desfachatez, por el hecho de que se reía a carcajada abierta cuando participaban los demás, por ser el que trató de empatar con el publico target del evento.

El ejercicio le debió de servir al “Caballo” y a sus asesores, para entender que lo por él realizado en Hidalgo del Parral, se ve demasiado pequeño para el resto del Estado, pues Parral no es “la capital del mundo” y que él debe de trabajar mucho más en la presentación de propuestas más claras y que sean de alcance estatal, no solo para solucionar problemas de un barrio de un municipio que no todo mundo conoce.

Alejandro Díaz fue el candidato desconcertante de esa reunión, “lo invitaron por sus relaciones con algunos de los organizadores del evento y nada más”, eso lo comentan los propios asistentes, quienes entienden a la perfección que el médico y empresario tiene cero probabilidades de ganar la gubernatura.

Para colmo, el doctor al parecer creía que el foro del Consejo Coordinador Empresarial de Juárez, era una entrevista par conseguir trabajo como director de relaciones públicas de alguna trasnacional o para ser profesor de idiomas de algún colegio privado.

“Algunos no se aguantaron la risa cuando el candidato empezó a hablar en inglés, en rarámuri y en árabe, le faltó hablar en chino, en ruso y en esperanto, de plano se perdió, demostró su absoluta inocencia en los temas políticos”, comentaron.

Digamos pues que esos son los saldos negativos de ese encuentro de los candidatos con los empresarios de la fronteriza; insistimos, saldos positivos no hay muchos, pues solo les gustaron a los que ya les gustaban y siguieron sin gustarle a los que no les gustan…

— — — — — — — — — —

Sobre ese mismo tema, los tres no invitados fueron “El Capi” Arrieta, candidato del Partido Encuentro Social, quien de seguro ni se enteró de la realización de ese “debate”.

Maru Baeza, la nunca vista candidata de Redes Sociales Progresistas, digo, si nadie tiene noticias de ella, mucho menos le debe de interesar acudir a foros de esa naturaleza.

Y Panchita Ríos, la candidata del Partido Verde, quien hizo su berrinche, quien afirmó que al no ser invitada ella, los del Consejo Coordinador Empresarial de Juárez estaban frenando la democracia y la pluralidad en la entidad.

Hay quienes dicen que hay que aplaudirle a la candidata su “amor a la camiseta”, su deseo de participar en “igualdad de condiciones” y esas cosas, pero son más los que se ríen y dicen que la candidata debería de recetarse una dosis de “ubicatex” y entender que su partido no es una opción real para los chihuahuenses y que a ella para colmo le faltan muchas, muchas relaciones como para lograr que la tomen en cuenta…

— — — — — — — — — —

La empresa Massive Caller, la que venía siendo la “encuestadora oficial” de Maru Campos y del PAN en general, presentó su ultimo levantamiento de opinión rumbo al 6 de junio próximo, y en él señala que “la güerita” en este momento tiene el 35.9% de las preferencias electorales del ciudadano y que Juan Carlos Loera ya alcanzó el 34.7%, es decir, prácticamente es un empate matemático entre ellos dos.

Un 1.2% de diferencia entre Maru y Loera, es mucho más que un mero empate matemático, sobre todo si esa empresa en sus entregas anteriores señalaba que Maru tenía una ventaja de 15, 17, 20 puntos sobre el candidato de Morena.

No hay una explicación lógica de un bajón de parte de Maru Campos y tampoco hay nada lógico en un posible “levantón” de preferencias para Loera, pues ninguno de los dos ha hecho nada significativo para que eso pase.

La pregunta es, ¿cuál de los levantamientos es el inflado, el que favorecía a Maru con una enormidad de votos o este, que habla de un empate absoluto en donde cualquiera de los dos puede ganar?

En las platicas serias en la calle, se puede “percibir” que no hay una gran diferencia entre esos dos, claro, los fanáticos dicen que no es cierto, que hay una diferencia enorme entre ellos, los de la aldea pitufa afirman que Maru va a ganar un 2 a 1, y eso solo si la elección “se cierra”. Por su parte los del “tlacuache power”, gritan que Loera “ya ganó” que Chihuahua es la nueva pejelandia y que su candidato va a lograr entre el 85 y el 92% de los votos.

No hay que engancharse, ni muchos menos ponerse a discutir con fanáticos que no les alcanza para ver la realidad, quizá Massive Caller no esté contando la verdad en ninguno de sus levantamientos, el hecho es que estamos exactamente a un mes del día de la elección y ninguno de esos dos ha logrado que la calle se manifieste absolutamente a su favor y ese es un asunto altamente interesante…

— — — — — — — — — —

El alcalde de Aquiles Serdán, Ariel Fernández, quien termina su periodo en septiembre próximo, se ha dado a la tarea de buscar a los candidatos a diputado local y federal, de los distritos a los que pertenece su municipio, a quienes les pide que se comprometan a que a su municipio se le haga justicia en materia presupuestal.

Explica el alcalde que Aquiles Serdán recibe menos de la mitad de fondos federales que otros municipios con la misma cantidad de habitantes.

Un ejemplo es lo qué pasa con Ojinaga que tiene más o menos la misma cantidad de habitantes y tiene un presupuesto de 125 millones de pesos, mientras que el mineral que pudo ser la capital del Estado, apenas tienen para su ejercido fiscal 57 millones y lo mismo pasa si se le compara con Aldama.

Ariel Fernández les pide a los candidatos a diputados que además revisen como su municipio ha logrado mantener la disciplina administrativa y que las cosas se hacen a pesar de la falta de recursos, pero que ya es urgente y necesario que se acabe con esa disparidad tan enorme…

— — — — — — — — — —

El dictamen de la Suprema Corte de la Nación, al echar abajo la llamada Ley de Administración y Destino de Bienes Relacionados con Hechos Delictivos para el Estado de Chihuahua, es un muy duro golpe para nuestro aldeano favorito y para la consejería jurídica, pues esa determinación de la Suprema abre la puerta para que los abogados de César Duarte retomen con más bríos la batalla legal para que se le reintegren al ex gobernador todos los bienes que le fueron confiscados por la administración amanecida.

El colmo es que el aldeano tenista golfo gringo, hizo con esos ranchos y esas viviendas lo mismo que con nuestra entidad, es decir, las dejó descuidadas y hoy presentan serios daños y afectaciones.

Si hablamos de los ranchos y el ganado confiscado, es claro que las vacas se les murieron de sed, se le desaparecieron, se las robaron y nadie explica con cabalidad cuántas quedan, cuantas eran cuando hicieron el decomiso, total es un desastre absoluto.

Si se habla de los predios con nogales, de nuevo la situación es la misma, se le murieron los árboles, la nuez se hecho a perder, no se les regó de forma debida.

Si hablamos de las viviendas, están vandalizadas, sus interiores destruidos, saqueadas y en condiciones deplorables.

Así que si los abogados de César Duarte ganan el proceso legal para que se le reintegren todas esas propiedades y bienes, que Corral dijo cuantificaban más de mil 200 millones de pesos, entonces el Gobierno del Estado tendrá que pagarle al ex gobernador y su familia, todo el dinero que se debió obtener de una administración eficiente del ganado, de la siembra, de las tierras, de todo, durante todo el 2019, 2020 y este 2021, pero además, deberá de resarcir los daños que esas propiedades y bienes pudieran haber sufrido, es decir, existe la posibilidad de que tengan que pagarle a Duarte, lo que iba a ganar, más lo que le dañaron.

El tema ya lo habíamos tocado desde finales del año pasado, cuando se dio a conocer que los ranchos de Duarte estaban en el abandono y que las vacas se estaban muriendo de sed y hambre, pues bien, ahora viene la etapa en donde se debe de analizar el daño que tendrán que pagar y al final nos va a salir más caro el caldo que las albondigas, pues la llamada Operación Justicia para Chihuahua, es un fiasco que nos va a dejar robados y endeudados con quien nos robó y todo por culpa de uno que no sabe administrar y que su idea de gobernar era solo buscar venganza y no hacer justicia…