Los iluminados no entienden razones…

Atentado, venganza, casualidad, ¿vamos ganando?… Jiménez Castro perder la honra de puro aferramiento… Fermín Ordoñez y las cartulinas en la Pavis Borunda… “El Aldeano” y sus amiguitos otro encuentro bizantino… Osorio Chong y sus respuestas bien estructuradas…

0
261
  • Atentado, venganza, casualidad, ¿vamos ganando?…
  • Jiménez Castro perder la honra de puro aferramiento…
  • Fermín Ordoñez y las cartulinas en la Pavis Borunda…
  • “El Aldeano” y sus amiguitos otro encuentro bizantino…
  • Osorio Chong y sus respuestas bien estructuradas…

El miércoles por la noche fue el atentado que le costó la vida a un policía estatal, el cual fue asesinado a ráfagas de metralleta justo en la puerta del fraccionamiento en donde vive el fiscal César Augusto Peniche, además resultaron heridas dos mujeres y el caos y pánico que generó ese ataque fue enorme.

El gobierno amanecido no funcionó de manera eficiente para dar información y lo que es peor, todavía al día siguiente, es decir el jueves no tenían una versión unificada de los hechos.

Aparicio fue el primero en salir y señaló, que ese ataque era un claro mensaje, luego dijeron que no era un mensaje y que tampoco lo podían calificar de “ataque”, tras ello trataron de hacerlo pasar como un hecho aislado, pero luego explicaron que la agresión si estaba dirigida en contra del escolta del fiscal Peniche, después que no fue así, total no había nadie que coordinara el proceso de la crisis y estableciera una ruta critica de control de daños.

Fue hasta la mañana del jueves cuando Javier Primero de Chihuahua “El Aldeano”, salió a decir que ese ataque contra un agente era una respuesta del crimen organizado a los operativos que se realizan en la entidad en su contra.

Pero más tardó en decir eso, que luego asegurar que no fue un atentado, que no había un solo elemento para asegurar que algún elemento del personal de seguridad del fiscal hubiera sufrido algún atentado y como siempre, afirmó que ya estaban identificados los vehículos y que se estaba actuando con mucha rapidez.

“El Aldeano” de plano necesita tomar pausa en sus aseveraciones, pues en esa misma entrevista es donde primero dijo que no fue un ataque y luego dijo que sí e incluso señaló que esa agresión contra la fuerza estatal era para generar desanimo en la corporación.

Total, no fue un mensaje, pero si lo era, no hay una interpretación, no fue un ataque, pero si lo fue, que estamos ganando la lucha contra los grupos delictivos, que no hay alarma en los municipios, ni nada de eso, que se está trabajando bien.

Pero en la tarde la noticia era precisamente todo lo contrario, es decir que los cuerpos policiales de varios municipios estaban en alerta máxima ante la posibilidad de ataques y aquí en la capital del Estado los elementos estatales se negaron a salir a sus casas si no les permitían llevarse sus armas.

Total, desde Palacio dicen que vamos ganando la guerra, que ese no fue un atentado, que no era un mensaje, que no tenemos porque estar de especuleros, dijeron muchas, muchas cosas, y todas ellas sonaron a excusa y esas cosas terminan por llenar de miedo a la calle, pues los ciudadanos entienden a la perfección cuando un incidente de esa naturaleza es un pleito personal, pasional o de venganza y cuando es un atentado y esto suena a eso ultimo, así de fácil, así de sencillo…

—————

Julio César Jiménez Castro, dicen algunos es un buen maestro, no tantos aseguran que es una buena persona, incluso hemos encontrado a quienes ponderan su don de gentes y su carrera, es por eso que muchos no entendemos que él decida el camino de la abyección, que esté tan dispuesto a perder la honra, a ensuciar el apellido por el mero aferramiento de quedarse como presidente del poder judicial bajo cualquier circunstancia.

Y es que la chunga en que esta convertido el proceso para elegir de nuevo a un presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, solo sirve para que él pierda prestigio, para que él quede mal, para que él se vea como un simple edecán, un empleado, un tapete del gobernador y en serio, dicen los que conocen al magistrado que él no se lo merece.

Esta situación recuerda lo que decía mi abuela, con la sabiduría de quienes son de rancho, “pero el que es buey, por su gusto hasta la coyunda lambe”. Y Jiménez Castro se atraganta con ella a todo lo que puede.

Innecesario pues resultaba que en el aferramiento llevaran las cosas hasta donde están y pedir a la Suprema que les aclare si él puede ser reelegido o no, cuando su salida era no haberse presentado a la reelección y dar un mensaje de defensa de la “institución”, el cual muchos le hubieran aplaudido.

Ahora señalan los que saben de esas cosas legales, lo que sigue es la destitución de Lucha Castro y que la Judicatura Estatal sea regresada a como estaba antes de todo esto. Así que lo más probable es que de nuevo veamos mas ejemplos de que es arrastrar la honra y ensuciar el apellido, aunque bueno, ¿cual honra y cual apellido, puede defender Lucha Barzón?, en ella no hay esas cosas, así que muy seguramente su pleito será tan encarnizado como los desalojos que ella evitaba a punta de uñas y dientes, la veremos amarrarse a la silla, abrazar el escritorio, como los gatos en las caricaturas la jalaran de la cola mientras se agarra con las 20 uñas al dintel de la puerta, hará lo que sea, pero ella se va a querer quedar con el puesto y por supuesto con el jugoso cheque que cobra mensualmente.

Pero en fin, ellos son empleados, cumplen con la orden que les dieron, habría incluso que felicitarlos por el nivel de fidelidad a toda prueba, cosa que a la mejor no habla de disciplina y si más bien de que son demasiado, excesivamente arrastrados, aferrados al hueso y eso se ve mal, sumamente mal.

—————

De plano la aparición de cartulinas en algunas colonias como la Pvis Borunda en donde seccionales de su puño y letra colocaron en sus ventanas mensajes de apoyo a la candidatura de Fermín Ordoñez a la sindicatura habla de que el priista ha mantenido un alto nivel de trabajo con la estructura de su partido, costa que no se puede decir de los demás candidatos en lo local y que de plano no se ve lo hicieran los candidatos federales.

Habrá quienes critiquen y hagan chunga de esas cartulinas de apoyo a Fermín Ordoñez, es más, muy probablemente el tema esté en la “rayita” de la legalidad, pero lo que hay que ponderar es esa relación tan cercana que él mantiene con los seccionales de su partido…

—————

Hoy es el encuentro Constantinopla II de Javier Primero de Chihuahua “El Aldeano” con sus amiguitos, será una reunión de altura, se darán discursos grandielocuentes, explicaran con filosofía pura y ejemplos mundiales, las diferencias entre las leyes mexicanas en materia de responsabilidad fiscal y de equidad entre los niveles de gobierno y lo que eso impacta en el imaginario colectivo y la generación de estudios sobre competitividad y estrategias macroeconómicas.

En serio, nada más de pensar en el tema hasta ganas me dan de mejor ponerme a ver completitas las temporadas 1, 2, 3 y 4 de la Rosa de Guadalupe.

Y es que bueno entiende uno que el “Aldeano”, este ansioso de que lo inviten a la campaña a echar de berridos en plazas públicas, de encabezar conferencias ante grupos diversos de la sociedad, pero como el candidato Anaya no lo invita ni de chiste a sus eventos a que hable, hable y hable, pues él solicito les habló a sus amiguitos que sufren de la misma enfermedad que él padece, como lo es la verborritis apendejisante constantinoplina y no importa que mientras el estado se esté cayendo a pedazos, el quiere micrófono, cámara y otros con quienes gastar saliva y lo va a hacer.

No se moleste en buscar una cobertura “absoluta” de la reunioncita de Javiercito y sus amiguitos en este portal, no nos llama la atención hacerlo, si acaso llegamos a publicar una notita tipo cobertura a un baby showwer, o de pedida de mano de alguna señorita quedada de la sociedad y nada más, pues de ese tamaño lo vemos…

—————

Miguel Ángel Osorio Chong visitó la entidad y la verdad es que agradece uno la visita de políticos que tienen visión y saben expresarse, que juegan al juego de la política y que se sienten cómodos en la cancha, se nota a leguas que él todavía no termina de exorcizar sus demonios internos de que él pudo ser, pero que no fue, pero se entiende a la perfección que su apuesta sigue en pie y que la senaduría la ve él como un paso más para convertirse en el candidato.

Es un político inteligente, no por nada duró prácticamente los seis años del gobierno de Peña Nieto al frente de Gobernación Federal, haciéndose cargo de la política interna en el país.

No hay mucho que reportar de esa visita, la hace él en el marco de quien sabe que el que está en el que iba a ser su lugar marcha en el tercer lugar de las preferencias y su mensaje lo adecua a pedirles a los priistas unidad, paciencia, a reconocer que no siempre hay tiempos favorables, a rescatar lo más que puedan de lo que algunos dicen será una catástrofe electoral.

Lo hace bien, se erige en calidad de líder, algunos incluso dirán que líder moral del priismo, pero la verdad es que “El Chino” Osorio con una visita breve, con un par de charlas dejó el sabor de boca agradable y aunque “el hubiera” es tiempo pendejo, si permite estar de especulero de que sí él hubiera sido el candidato, quizá las cosas fueran distintas para su partido.