Llegaron los tiempos difíciles…

Chihuahua estado de sitio por coronavirus… Jorge Ramírez quiere ser presidente del TSJ… La mentada de madre al juez federal un error… A tres años del asesinato de Miroslava Breach…

0
550

Chihuahua estado de sitio por coronavirus…
Jorge Ramírez quiere ser presidente del TSJ…
La mentada de madre al juez federal un error…
A tres años del asesinato de Miroslava Breach…

El primero en salir a medios a señalar supuestas medidas extremas para evitar contagios del Covid-19, fue el alcalde de Juárez Armando “El Mandis” Cabada, pero ninguna de esas acciones anunciadas se llevaron a la práctica, es decir, se puede decir que el alcalde que aspira ser candidato a gobernador solo salió para la foto y a sermonear al cerro, pero sin ganas de cumplir nada de lo que dijo.

Eso fue hace unos días, este lunes la alcaldesa Maru Campos, salió a señalar que en nuestra ciudad capital la intención era cerrar cines, casinos, billares, bares, cantinas, salones de fiesta y centros nocturnos, con el fin de evitar concentraciones masivas y aglomeraciones.

Que a los restaurantes se les pediría reducir el aforo y que se privilegiara la venta de alimentos para llevar.

Apenas la güerita Campos realizó su anuncio, para cuando desde Palacio de Gobierno dieron a conocer que el gobernador Javier Corral emitiría a su vez otro mensaje y desde que se dio a conocer ese otro anunció, se habló de medidas extremas para frenar el contagio del Covid-19.

Corral se atrasó más de una hora para salir a dar el mensaje, el cual es la declaratoria oficial de “estado de sitio” y la aplicación de medidas extremas como lo es el cierre de los cines, teatros, museos, bares, centros nocturnos, parques turísticos, parques recreativos, balnearios, gimnasios, salones de eventos, centros comerciales (excepto los que provean alimentos y enseres de la vida diaria), se cerrarán spas, baños de vapor, zoológicos, casinos y restaurantes.

Es decir, el gobernador nos estaba dando a conocer a todos los chihuahuenses la aplicación en Chihuahua de una cuarentena absoluta.

Las medidas anunciadas por el gobernador además son suspender también actividades en centros de culto, iglesias, salones de culto y/o espiritualidad. Y cualquier centro de reunión de naturaleza similar.

Que la operación del Gobierno Estatal sólo será en sus actividades esenciales y únicamente con la presencia del personal indispensable, el cual será determinado por cada titular de las dependencias.

La instrucción a las empresas es que deberán mantener únicamente la presencia de personal indispensable, cuidando mantener las medidas de sana distancia y privilegiar el trabajo en casa cuando sea posible. No niños en oficinas.

Las actividades esenciales que pueden continuar son la operación de tiendas de abarrotes, supermercados, mercados de abastos. Lo mismo que farmacias, transporte público, guarderías, albergues para jornaleros, migrantes, personas en situación de calle, hospitalarios, establecimientos residenciales para el tratamiento de adicciones. Instituciones bancarias, telecomunicaciones, industrias productoras de alimentos deberán acentuar sus filtros laborales y continuar trabajando el mayor tiempo posible.

Lo mínimo que se puede decir de esas drásticas medidas, es que las autoridades en la entidad entienden a la perfección la gravedad de la pandemia que nos amenaza, no se trata de un asunto político-electoral, es este un caso de emergencia de salud sumamente grave, en donde al no hacer caso de esas medidas se pone en riesgo la vida de muchos.

¡Bien por el gobernador Javier Corral!, ¡Bien por la Marus! Y ojalá y que los demás alcaldes de toda la entidad entiendan la gravedad del tema y no solo lo usen para lanzar mensajes para salir en la televisión.

De igual forma se requiere que la oposición entienda la gravedad del tema y que no saquen raja política, Corral lo dijo bien en su mensaje, cuando afirmó: “Vienen tiempos difíciles que cambiaran nuestra vida en mas de un sentido” y llegó el tiempo de cuidarnos todos…

— — — — — — — — — —

En temas políticos:

El asunto es vergonzoso por donde quiera que se le vea, es más, sin enterarse de los detalles, la detención del magistrado Jorge Ramírez, daba para que la pena ajena hiciera que todo mundo se sonrojara, pero cuando el magistrado cuenta todo lo que ocurrió, como lo hizo en el programa de radio que conduce Juan Enrique López Aguirre, de plano da para tirarse al piso y que duela la panza de tanta carcajada.

Y bueno, todo quedo muy claro, los ministeriales que acudieron a detenerlo fueron enviados a cumplir la orden, pero cuando se dieron cuenta que el magistrado estaba protegido por el fuero que le otorga su calidad de magistrado del Tribunal Superior de Justicia, se la jugaron gacho a unos policías estatales a quienes mandaron traer para que fueran ellos los que cumplieran esa orden, sabiendo a ciencia cierta los ministeriales que violar el fuero constitucional de un magistrado es asunto más que suficiente para enfrentar a la justicia, perder el empleo y ser encarcelado.

Pero el magistrado también se comunicó con el propio Fiscal General del Estado al que informó que estaba siendo detenido y Peniche, solo le decía que se vieran al día siguiente, que lo invitaba a platicar a las 10 de la mañana.

Lo platicado por Jorge Ramírez es grave en grado sumo, es decir, Peniche estaba siendo informado por el propio magistrado de la violación a su fuero y a lo ordenado por un juez federal y el fiscal cerró los ojos y hacia como que no entendía, queda él sin defensa alguna.

Ya no hay punto de retorno, Ramirez lo sabe y por eso soltó la bomba, si va a buscar ser el nuevo presidente del Tribunal Superior de Justicia de la entidad, pues el actual presidente Pablo Héctor González con su actuación deja en claro que no tiene los riñones para velar por la administración de la justicia, por la aplicación de la ley.

El anuncio lo hace Ramírez en una posición de fuerza, cuando él esta derrotando al Congreso del Estado y a Palacio y claro que eso lo hace posicionarse como un candidato absoluto a la presidencia del poder judicial o cuando menos en un aspirante que resultará la mar de interesante invitarlo a entrevistas, foros de discusión y cuanto espacio exista para que tome la palabra y hable de justicia y de lo que se tiene que hacer en la entidad.

A la mejor no le alcanza al magistrado para tanto, pero vivimos tiempos del cochinero político, donde todo puede pasar y donde más de uno de los que suenan como candidatos a la gubernatura con todo gusto dejarían que Jorge Ramírez se convierta en presidente del Tribunal Superior de Justicia ya que en caso de hacerlo, sin lugar a dudas Corral se convertiría en el perseguido favorito a partir de octubre del 2021, es decir, la venganza perfecta y el ejecutor ideal…

— — — — — — — — — —

Sobre este mismo tema, había que decir que la mentada de madre que le dieron el asesor jurídico Jorge Espinoza y el propio gobernador Javier Corral al juez octavo de distrito Tomas Acosta, al que acusaron de ser un “protector de corruptos”, es uno de los errores que más caros le puedan resultar a la administración amanecida.

No entendieron Corral y su asesor legal, que el resolutivo en relación a la defenestración de Jorge Ramírez, que emitió el Juez, simple y llanamente fue corregido por el pleno distrital, es decir, el juez casi intentó lavarse las manos, con la frase aquella de: “pero si los hechos ya se consumaron, pues ni modo”, que él colocó en su dictamen.

Los jueces del colegiado de distrito le dijeron que las cosas no podían ser así y que lo mejor era retrotraer todo hasta antes del dictamen emitido por la comisión jurisdiccional del Congreso y con eso dejar en claro que Ramírez no perdía ni su calidad de magistrado, ni nada de nada.

Pero si hay algo que le duela realmente a un juez, no es que le digan corrupto, vendido o defensor de criminales, eso casi se puede decir que es cosa de todos los días, lo que realmente les duele, es que no se cumpla lo que él ordenó en su sentencia y cuando una autoridad viola lo que él ordenó, pues cumple y llanamente le dan toda la posibilidad de que él inicie procesos en contra de esa autoridad y le finqué responsabilidades penales que pueden ser muy, pero muy duras.

Así que ahora Jorge Ramírez no tiene ni la necesidad de mover un dedo y puede simplemente quedarse en papel de espectador y ver como el juez federal determine castigar a la autoridad estatal, tanto a los que detuvieron al magistrado, a los que ordenaron su detención y al jefe de todos ellos.

De ta forma que es fácil entender que vienen tiempos harto interesantes…

— — — — — — — — — —

Este lunes 23 de marzo se cumplieron justos tres años del asesinato de nuestra amiga la periodista Miroslava Breach, ya corrió mucha tinta bajo el río, hay muchos señalamientos, y los pecados de omisión son muchos, como el hecho de que la narco-política sigue siendo un pecado, un delito que en Chihuahua no se persigue, es más, se esconde.

Se acabo el juicio del “Larry”, ese que en Palacio decían sería “un ejemplo nacional”, pero al terminar solo puede ser catalogado de una vergüenza monumental.

Este lunes se cumplieron tres años de ese asesinato y de que los periodistas nos manifestamos en el Congreso del Estado, cuando tomamos la tribuna y desde donde declaramos. “son tiempos estos en Chihuahua en que la violencia toca a todas nuestras puertas” y esa sigue siendo una realidad absolutamente dolorosa…