Llama Desarrollo Rural a legisladores locales y federales a atender la emergencia por sequía

0
73

En comparecencia ante el Congreso del Estado, el secretario René Almeida Grajeda dijo que las pérdidas por falta de lluvias pueden ascender a 73 mil millones de pesos, cantidad correspondiente a la producción agrícola y pecuaria en la entidad
 
Al comparecer ante el Congreso del Estado, el secretario de Desarrollo Rural, René Almeida Grajeda, hizo un llamado a legisladores locales, federales y al Gobierno de México, a atender la situación de emergencia por la que atraviesa el estado de Chihuahua, debido a la sequía atípica que está dejando  pérdidas económicas importantes entre los productores agrícolas y ganaderos de la entidad.
 
Almeida Grajeda externó su preocupación por la falta de lluvia, que originó la pérdida de las cosechas de temporal y por la falta de escurrimientos hacia las presas que contienen las aguas del río Conchos, mismas que al momento se encuentran por debajo del 30 por ciento de su capacidad.
 
Expresó que durante el ciclo 2019 tanto las unidades de producción agrícolas como pecuarias en la entidad generaron una derrama económica de 73 mil millones de pesos en productos que Chihuahua es primer lugar como alfalfa, avena, maíz, cebolla, nuez, manzana, chile, algodón, frijol, durazno, trigo y cacahuate, entre otros.
 
Señaló que en esa misma proporción serían las pérdidas que puede dejar la sequía en el siguiente ciclo agrícola.
 
Almeida Grajeda demandó un apoyo especial hacia la actividad ganadera, que es la vocación natural de producción en el estado, señalando que el hato ganadero supera los 2 millones 500 mil cabezas y pudiera reducirse a la mitad, debido a la falta de pastizales, agua en los potreros y forrajes.
 
Señaló que la siembra de temporal que en gran medida se dedica a forrajes como avena, sorgo y maíz forrajero se perdió, por ello el alimento para el ganado es una prioridad.
 
Indicó que el Gobierno del Estado a través de la dependencia a su cargo está entregando maíz molido a los ganaderos y gestiona que los esquilmos del maíz y del algodón se queden en el estado y se vendan a bajo precio a los ganaderos.
 
Sobre los recursos federales en el campo, dijo que han venido desapareciendo poco a poco y solo subsisten los apoyos para sanidad vegetal y animal; los seguros catastróficos para la agricultura ahora son adquiridos con recursos propios del Gobierno estatal.
 
Expresó que en este sentido este año se invirtieron 8 millones de pesos para cubrir 55 mil hectáreas de maíz para autoconsumo en la Sierra Tarahumara, seguros que están en proceso de cobro ante la sequía que impactó fuertemente la siembra de temporal.
 
Indicó que se requerirá comprar semillas de frijol, maíz, sorgo y avena para volver a poner en marcha la agricultura de temporal.
 
El secretario recordó que se destinaron 18 millones de pesos en apoyos alimentarios a habitantes de la sierra y de municipios de alta marginación, para apoyarlos ante la contingencia por la pandemia por COVID-19, para evitar fueran a las ciudades en busca de alimento y se contaminaran con la enfermedad.