Liberan a la líder del Sea-Watch

0
101

Carola Rackete, de quien ayer el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, pidió como castigo la cárcel por haber desembarcado en Lampedusa con 42 migrantes, fue dejada en libertad por la Procuraduría de Agrigento, donde desde hace dos días estaba en arresto domiciliario.

La jueza Alessandra Vella no convalidó el arresto de la comandante del Sea-Watch “por excluir el delito de resistencia y violencia contra la nave de guerra, argumentando que el delito de resistencia hacia los oficiales públicos se justifica por haber reaccionado como era su deber, es decir, por salvar vidas humanas en el mar”.

De esta manera, también se invalida la medida del arresto domiciliario que había decidido anteriormente la Procuraduría de Agrigento.

La jueza subrayó que la elección del puerto de Lampedusa no fue instrumental (como lo había sugerido Salvini), sino obligatoria porque los puertos de Libia y Túnez no son puertos seguros y Lampedusa es el puerto más cercano.

Hasta el cierre de esta edición no quedaba claro si contra la comandante alemana se mantenía algún proceso abierto.

Justo ayer, cuando el futuro de Rackete se definía en el sur de Italia, la Procuraduría de Milán, al norte, dictó numerosas órdenes de búsqueda y custodia cautelar contra 11 personas acusadas de asociación delictiva, fraude al Estado y autoreciclaje relacionados con diferentes ONG’s que se ocupan de migrantes.

Las autoridades calculan en siete millones de euros el fraude que dichas asociaciones cometieron contra el Estado italiano, obtenidos ilícitamente y de los cuales más de la mitad, un total de 4.5 millones de euros, fueron utilizados por estas personas para “cuestiones personales”, según dieron a conocer ayer en el contexto de los informes de la nueva investigación llamada Fake Onlus.

Las diversas ONG’s estaban activas en ciudades del norte como Lodi, Parma y Pavía y habrían participado en concursos del año 2014 a 2018.

¡Carola libertad!, gritaba ayer un grupo de manifestantes en Salzburgo, Austria, donde el presidente italiano, Sergio Mattarella, realizó una visita de Estado.

Carola Rackete, nació en Alemania hace 31 años. Habla cinco idiomas. En Linkedin se define como “amante de la naturaleza”. Es egresada de ciencias náuticas y tiene una maestría en conservación ambiental.

Fue guía de turistas, realizó mantenimiento en el parque natural de Kamchatka. A los 23 años consiguió su primer trabajo en una nave rompehielo en el Polo Norte. Fue segundo oficial de la Ocean Diamond, una nave de exploración entre los glaciales, mismo cargo que ocupó en la Artic Sunrise de Greenpeace. Y el año pasado guió la nave Poseidon Expeditions.