Las derrotas se asumen…

Explíquenle a Loera él fue el que perdió… Graciela Ortiz señala estar satisfecha… El PRI debe es urgente su renovación… Notarios defienden a Luis Raúl Flores…

0
434

Explíquenle a Loera él fue el que perdió…
Graciela Ortiz señala estar satisfecha…
El PRI debe es urgente su renovación…
Notarios defienden a Luis Raúl Flores…

La culpa es de los malditos empresarios fifìs; de los despreciables medios de comunicación que no le dieron el trato de Virrey que él se merece; la culpa es de los millones de pesos que se gastó Maru -por cierto, muchos menos que los que se gastó él-; la culpa es de quienes atacan a su santidad Peje Primero de México; la culpa es de la corrupción; la culpa es de los ciudadanos de la región centro sur que lo amenazaron y no le dejaron acudir a esa región a pedir el voto; la culpa es de todos esos ciudadanos que acudieron a votar y no lo hicieron por él; la culpa es de os narcos que están del lado del PRI y del PAN.

Ese es el resumen de la conferencia de prensa donde Juan Carlos Loera se mostró de cuerpo entero, ese es él, no entiende y nunca lo hará, que el culpable de la derrota es él y su estupidez de no entender que la mayoría de los ciudadanos de Chihuahua no vemos al Peje como el mesías que viene a salvar a México y que más bien lo vemos como todo lo contrario.

Para colmo, afirma que en Juárez fue evidente que la oposición compró votos y lo dice con una desfachatez enorme, faltándole el respeto incluso a los demás candidatos de Morena que por cierto, sí ganaron en esa frontera.

Y es que en Juárez ganaron 8 de los 9 candidatos a diputados locales, ganaron 3 de los 4 candidatos a diputados federales, ganó el candidato a la alcaldía y ganó la candidata a la sindicatura, es más, ganó él también, pero no obtuvo en el resto de la entidad la cantidad de votos suficientes para conseguir la gubernatura.

Loera ni siquiera puede acusar de traición a Cruz Pérez Cuellar, pues en el conteo de votos, él saca más que los que obtiene el senador que hoy es candidato ganador a la alcaldía.

Ahora los que deben de entender el monstruito que se están echando en la espalda son los de Morena, pues Juan Carlos cree que él es el AMLO de Chihuahua, que él es el mesías de estas tierras norteñas y que todos los demás lo deben de ver así y se deben de plegar a sus deseos y entregársele y obedecerlo con fe ciega.

Por eso habló como si él fuera el dueño de Morena en Chihuahua; si los amigos del tlacuache power no le ponen un alto, si no ven el grave riesgo en el que están cayendo, muy tarde se darán cuenta que Juan Carlos quiere construir el partido Juancarlista Loerista de Chihuahua. Pues él cree que es el legítimo dueño y heredero de ese movimiento electoral, sin entender, sin ver su realidad absoluta, él perdió porque fue muy mal candidato y porque él no era el candidato idóneo, así de simple, así de sencillo y si se queda con Morena, él va a ser el culpable de todos las derrota que sufran de aquí en delante…

— — — — — — — — — —

La licenciada Graciela Ortiz mediante un video subido a sus redes sociales sale a dar las gracias a los chihuahuenses y a señalar que está satisfecha con el resultado electoral, a explicar que ella hizo lo necesario para poner su granito de arena para detener a Morena.

Pero también sentencia que no le firmaron un cheque en blanco a Maru y que esperan que su administración cumpla con Chihuahua.

Digamos que el mensaje de la licenciada Ortiz cumple con dos objetivos, el primero, “marcar el punto”, es decir, ponerle el ultimo punto al discurso sobre la elección que acabamos de vivir los chihuahuenses.

Lo segundo es marcar el punto y aparte, es decir, empezar la nueva oración, pues aunque Graciela Ortiz no lo dice en su video, la realidad es que ella y otros más deben de poner sus cartas sobre la mesa y empezar a delinear que van a hacer con su partido y ese será un proceso mucho muy interesante de seguir…

— — — — — — — — — —

El PRI tiene la obligación de la renovación, Alito debe decidir, o se queda como líder nacional o brinca a la coordinación de la bancada del PRI en el Congreso de la Unión para empezar a tejer su campaña rumbo al 2024, pues él quiere ser candidato a la presidencia de la República.

Pero independientemente de que Alito logre o no su objetivo, lo cierto es que el PRI debe de realizar su proceso de renovación, pues aunque digan que hoy no sufrieron una derrota y que los resultados les fueron “favorables”, lo cierto es que tienen frente a ellos un largo, larguísimo camino para tratar de recuperar todo lo que han perdido.

Y es que el PRI no solo ha perdido votos, espacios y oportunidades, el PRI perdió forma y capacidad, dejaron de ser “una opción”, incluso ya ni capacidad de comunicación tienen, pues han dejado de ser noticia que importe a los medios.

Para colmo en el camino han ido dejando pedazos perdidos, los cuales ya no van a recuperar y si lo intentan, pudiera ser que logren volvérselos a hilvanar, pero quedaran como parches mal pegados y con cualquier estrujada se volverán a desprender.

El PRI de Chihuahua perdió su rumbo, fue creado para ser el partido del gobierno y sin gobierno, se perdió al partido, primero hicieron todo lo necesario para que los posibles herederos, toda una camada de jóvenes prospectos dejaran de serlo y los totems se olvidaron de su función de guías, digamos que les pasó lo que les ocurre a las familias disfuncionales, papá y mamá se olvidaron de los hijos y los hijos renegaron de sus padres.

Hoy el PRI de Chihuahua no tiene figuras, son un remedo de lo que fueron, les falta cantera y están en quiebra, la pregunta es muy sencilla, ¿encontraran ellos la forma de recomponerse o se irán haciendo cada día más pequeños?

No crea usted que hay romanticismo alguno en el análisis, no para nada, es mero pragmatismo, pues vivimos bajo un sistema de partidos, y si no hay partidos políticos fuertes, corre un grave riesgo nuestra democracia bananera, esa es la preocupación pragmática…

— — — — — — — — — —

Dejando de lado los temas meramente partidistas y electorales, la semana pasada nuestro Aldeano recibió un muy duro golpe de parte de los Notarios del Estado, quienes resolvieron señalar que Luis Raúl Flores Sáenz no tiene porque sufrir los embates de quien ocupa la silla del gobernador.

Determinaron ellos en Colegio, que el castigo en contra de su colega es injusto, injustificado e ilegal.

Para colmo el propio Aldeano quien tiene la costumbre de morir por su propia boca, en una conferencia de prensa señaló con todas sus letras que los mentados “Maru Recibos”, ni siquiera eran importantes para el juicio en contra de la hoy candidata ganadora a la gubernatura.

Y esa declaración del Aldeano es un verdadero dictamen de absolución para Luis Raúl, pues hay que recordar que la denuncia en su contra era por poner en riesgo un juicio de corrupción evidente, pero si esos recibos no importan, si no es para nada importante si los recibos son falsos o no, entonces lo que hubiera dicho el notario también deja de ser importante, ergo, ya no debería de haber acusación en su contra.

Corral se tropieza con su larga lengua, le pasa lo que a todo aquel que cuenta una mentira para ocultar una verdad y que luego tiene que contar otra mentira para ocultar la primera falsedad que dijo y así de forma sucesiva hasta que él solo se ahorca con sus dichos…