La ruta para designar como terroristas a los cárteles de la droga

0
44

Los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, la organización País Vasco y Libertad, mejor conocida como ETA; el Movimiento Islámico de Resistencia “Hamas”, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y Al Qaeda; son algunas de las organizaciones consideradas como terroristas por la Secretaría de Estado de Estados Unidos y a las que se podría unir los cárteles de la droga en México. 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, señaló el martes pasado que planeaba designar a los cárteles mexicanos de la droga como organizaciones terroristas, al argumentar que “se perdía” la vida de alrededor de 100,000 estadounidenses al año por lo que ocurre y pasa a través de México. 

Pero antes de integrar a los cárteles mexicanos a la lista de las Organizaciones Terroristas Extranjeras (FTO por sus siglas en inglés) el gobierno de Estados Unidos deberá transitar por un proceso largo, cuyo primer paso es integrar un archivo con información detallada para justificar que los cárteles de la droga cumple con los criterios legales para su designación, como que sean una amenaza a la seguridad nacional.

Una vez generado este “registro administrativo”, Mike Pompeo, Secretario de Estado; Steven Mnuchin, Secretario del Tesoro; y William Barr, fiscal general de Estados Unidos, serian los encargados de designar a estos grupos del crimen organizado en la lista de las FTO y en caso de ser así notificarlo al Congreso estadounidense cuyos integrantes revisarían la designación. 

En caso de que el Congreso de Estados Unidos diera su aval a la designación, tendría que informar al Registro Federal para que éste surja efecto. 

Esta designación establece, sobre todo, barreras financieras para las organizaciones y sus integrantes, por ejemplo, prohíbe a los ciudadanos de Estados Unidos proporcionar apoyo o recursos materiales a un organismo considerado como terrorista, prohíbe la entrada a territorio estadounidense a sus integrantes y ordena congelar los activos financieros relacionados con estos organismos. 

Tensiones diplomáticas 

Aún existe poca certeza en torno a si podría proceder esta denominación para los cárteles de la droga en México, pero de lo que no hay muchas dudas es respecto a que esta designación podría generar tensiones diplomáticas serias entre México y Estados Unidos. 

Organizaciones delictivas como el cartel de Sinaloa o Jalisco Nueva Generación han expandido sus actividades a la mayoría de las entidades del país y las investigaciones podrían dirigirse no sólo a los capos sino a empresas e incluso autoridades mexicanas, advierte Eduardo Guerrero, experto en temas de seguridad y director general de Lantia Consultores.