La mezcla de dosis de Pfizer y AZ con Moderna da una mejor respuesta inmunitaria

0
41

Un estudio británico sobre la mezcla de distintas vacunas contra el COVID-19 ha descubierto que los pacientes tuvieron una mejor respuesta inmunitaria cuando recibieron una primera dosis de las vacunas de AstraZeneca o de Pfizer-BioNTech seguida de la de Moderna nueve semanas después, según los resultados difundidos el lunes.

“Encontramos una respuesta inmunitaria realmente buena en todos los casos (…), de hecho, superior al umbral establecido por la vacuna de Oxford-AstraZeneca de dos dosis“, dijo a Reuters Matthew Snape, el profesor de Oxford que está detrás del ensayo denominado Com-COV2.

Los resultados que apoyan la dosificación flexible ofrecerán alguna esperanza a los países de ingresos bajos y medios, que podrían necesitar combinar diferentes marcas entre la primera y la segunda dosis si los suministros se agotan o se vuelven inestables.

“Creo que los datos de este estudio serán especialmente interesantes y valiosos para los países de ingresos bajos y medios en los que todavía se están aplicando las dos primeras dosis de las vacunas”, dijo Snape.

“Estamos demostrando (…) que no hay que ceñirse rígidamente a recibir la misma vacuna para una segunda dosis (…) y que si el programa se va a aplicar más rápidamente utilizando múltiples vacunas, entonces está bien hacerlo”.

Más anticuerpos

Según los investigadores de la Universidad de Oxford, si a la vacuna AstraZeneca-Oxford le sigue una inyección de Moderna o Novavax, se inducen mayores anticuerpos y respuestas de células T que con dos dosis de AstraZeneca-Oxford.

El estudio, realizado entre 1.070 voluntarios, también reveló que una dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech seguida de una inyección de la de Moderna es mejor que dos dosis del ciclo estándar de Pfizer-BioNTech.

La vacuna de Pfizer-BioNTech seguida de la de Novavax indujo mayores anticuerpos que la inyección de dos dosis de Oxford-AstraZeneca, aunque este modelo indujo menores respuestas de anticuerpos y células T que las de dos dosis de Pfizer-BioNTech.

Según el estudio de la Universidad de Oxford, publicado en la revista médica Lancet, no se plantearon problemas de seguridad.

Muchos países han llevado a cabo una mezcla de vacunas mucho antes de que se dispusiera de datos sólidos, ya que las naciones se enfrentaban a cifras de infección crecientes, escasez de suministros y lentitud en la inmunización por algunos problemas de seguridad.

La longevidad de la protección ofrecida por las vacunas ha sido objeto de escrutinio, y se ha considerado la posibilidad de aplicar dosis de refuerzo en medio del aumento de los casos. Las nuevas variantes, como delta y ómicron, han aumentado la presión para acelerar las campañas de vacunación.

Muestras

Los investigadores del estudio Com-COV2 señalaron que se analizaron muestras de sangre de los participantes contra las variantes que no presentan un gran número de mutaciones, beta y delta, y añadieron que la eficacia de las vacunas contra las variantes había disminuido, pero que esto era consistente en los cursos mixtos.

El despliegue de vacunas con tecnología de diferentes plataformas -como la de ARN mensajero de Pfizer y Moderna, el vector viral de AstraZeneca y la inyección basada en proteínas de Novavax- y dentro del mismo calendario es algo nuevo.

Los resultados podrían servir de base para nuevos enfoques de la inmunización contra otras enfermedades, dijo.

El estudio también descubrió que una primera dosis de la vacuna de AstraZeneca-Oxford seguida de cualquiera de los otros candidatos del estudio genera una respuesta especialmente sólida, en consonancia con los resultados de un estudio de junio.

El estudio se diseñó como un estudio de “no inferioridad” -la intención es demostrar que la mezcla no es sustancialmente peor que los calendarios estándar- y compara las respuestas del sistema inmunitario con las respuestas de referencia comunicadas en ensayos clínicos anteriores de cada vacuna.

(Reporte de Pushkala Aripaka en Bengaluru; editado por Josephine Mason y Mark Heinrich; traducido por José Muñoz en la redacción de Gdańsk)