La calle se despeja con la fuerza o con la negocia…

Protestas le doblaron las manos al Peje… Loera a trabajó horas extras y se queja… En Morena la dirigencia la pelean varios… El debate del PRI nota para “interiores”… Cierran casa del plebiscito señalan acarreo…

0
755

Protestas le doblaron las manos al Peje…
Loera a trabajó horas extras y se queja…
En Morena la dirigencia la pelean varios…
El debate del PRI nota para “interiores”…
Cierran casa del plebiscito señalan acarreo…

Ayer miércoles en las mañaneras el Peje Presidente salió con una postura que hizo recordar al Perro López, aquel que decía que iba a defender al peso hasta con los dientes, que en los discursos era bravo, aventaba espuma por la boca, pero que al final siempre era doblegado o doblegaba a punta de cañonazos, es decir pagaba para que no le pegaran y le despejaran la calle, pues bien, el Peje dijo que si los productores salían y tomaban la calle, eso no lo iba a doblegar y que le hicieran como quisieran.

Pero las protestas fueron a nivel nacional, se bloquearon un montón de puntos en la carretera 45, aquí casi las cosas llegan a los golpes, en las protestas participaron el diputado presidente de la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria Eraclio “Yako” Rodríguez Gómez, lo mismo que los diputados de Morena Jesús Salvador Minor Mora y Mirta Villalvazo Amaya, señalaron que al presidente de la República le hacía falta información verdadera que le permitiera conocer la realidad de la crisis en el campo para ordenar la liberación de cerca de 40 mil millones de pesos que están retenidos de enero a junio de este año por la Secretaria de Hacienda, de ahí que pidieron diálogo con López Obrador.

También apoyaron el bloqueo y las protestas el senador de Morena José Narro Cespedes, y el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda Pública Alfonso Ramírez Cuellar, es decir el tema era serio y todos esos legisladores que pertenecen a Morena pedían la atención del presidente.

Y pasó lo que tenía que pasar, el presiente dobló las manos y en menos de 8 horas cambió su postura, ya no fue el “háganle como quieran”, ahora fue el “vamos a platicar”.

Quienes conocen al Peje saben de sus berrinches, de sus corajes y de su forma de hablar dura, cuando quiere imponer su voluntad, su carácter es el que siempre se imponía en Morena, cuando conformó ese movimiento electoral con el fin de llegar a ganar la presidencia, pero ahora la cuestión no es de carácter, no es de “echarle huevos”, es de entender cual es la realidad y cual es la mejor opción para resolverla o cuando menos, cual es la mejor decisión que se puede tomar para tranquilizar las cosas y aventar el bote para más adelante.

Y esa es la pregunta que muchos se hacen, ¿quien va a recibir a los que protestan, “el peje” o el señor presidente?, pues si esos llegan y se topan con el Peje, entonces lo más seguro es que en esa reunión termine en incendio y en rompimientos, pero si es el señor presidente, entonces pude hacer diálogo y a la mejor hasta una solución, un paliativo, algo que calme las cosas.

Digamos pues que una cosa es “las echadas”, la bravucón, la pose, el grito pelado del que pide y habla de soluciones como candidato en campaña y otra cosa es ser el que tiene que responder y atender a quienes gritan y piden soluciones y más difícil es la situación cuando los que andan en la calle organizando el desmadre son los de casa, esos que se la partieron para que el presidente llegara, esos que “lucharon” para tener un gobierno que si de soluciones, esos que de no ser atendidos de una forma debida, tienen frente a ellos el 2021 y resulta muy tentador hacer un ejercicio de poder contra el que tiene el poder…

— — — — — — — — — —

Por cierto aquí en la entidad eran dos incendios contra el gobierno pejiano y el virrey Juan Carlos Loera salió a negociar frenar la marcha de trashumaras que venía de la sierra a esta ciudad capital a exigir recursos para empleo, marcha que muchos apostaban a que era fácil frenarla, como siempre es fácil frenar esas marchas.

Loera se reunió con quienes encabezaban esa protesta y logró calmar los ánimos, se comprometió a bajar recursos y a llevarlos a sus comunidades, sobre todo programas de empleo y otras cositas.

Pero apenas estaba en esa negocia cuando los productores le cerraron la carretera y a pregunta expresa de un reportero explotó diciendo que los bloqueos no tienen razón de ser, ya que las soluciones no estaban aquí y sí en la Ciudad de México, en Palacio Nacional.

La respuesta del Virrey no está exenta de verdad, pero es un error de su parte explotar y pedir que aquí no le hagan olas. Los que salieron a tomar la caseta sabían a ciencia cierta que a nivel local no hay solución a lo que piden, pero esa fue una acción planeada y ejecutada con el fin de mostrar los dientes, de mostrar el músculo y hacerse oír por el peje presidente y eso lo debió de entender a la perfección el Virrey.

Pero además, esos a los que él casi les mandó mentar la madre, son los mismos que tienen la capacidad de movilizar fuerzas para que salgan a votar en el 2021 y enfrentarse con ellos no es el mejor camino para uno que sueña con ser candidato en ese año, digamos que a Juan Carlos le faltó serenidad en su respuesta…

— — — — — — — — — —

Ya que estamos en temas morenos, en ese partido se desboca la caballada y ya están apuntados para buscar la dirigencia nacional:

Bertha Luján, que es la opción ideológica correcta, la que si es de la izquierda a la mexicana de siempre, la que sigue viendo en el Peje al gran salvador de México y a Morena como el instrumento ciudadano para lograr el cambio soñado.

Es soñadora en lo que se refiere al combate y derrota de la corrupción, tiene un discurso que casi hace pensar en los iluminados que creen que con el feng shui y el equilibrio de los chacras, el zodiaco y esas madres se puede conducir la vida del país.

Claro que a ella le hace falta presencia, también de igual forma le hace falta un discurso menos ideológico y soñador, pero ella es la opción ideológicamente correcta para su movimiento.

Yeidckol Polevsky, es la opción del pago por el esfuerzo realizado, es la que ha logrado con más o menos cierta solvencia llevar a Morena en su proceso de dejar de ser movimiento electoral, para convertirse en partido.

No es ella la mejor expresión democrática para Morena, incluso hasta se puede decir que ella es una copia diluida del mesianismo pejiano, de la falta de diálogo el cual se suple con ordenes directas dictadas a rajatabla.

Ya tiene presencia de presidenta del partido del gobierno y tiene el conocimiento necesario sobre la realidad en cada una de las entidades de su movimiento electoral. Pero claro, sus berrinches son conocidos, sus aferramientos y ordenes tajantes no son bien vistos por muchos y existe el temor de que si ella se queda al frente de Morena, se convierta en una dictadorcilla que genere pleitos y rompimientos, sobre todo a la hora de designar candidatos en el 2021.

Alejandro Rojas Díaz, de la izquierda fifi, surgido del movimiento democratizador del PRI, aliado de Cuahtémoc Cardenas y compañero de luchas de Porfirio Muñoz Ledo, algunos dicen que sería la opción para que Morena se pudiera convertir en un verdadero partido político.

Pero sus nexos con el paleolítico antiguo, su falta de calle, su percepción de izquierda de cuello blanco, lo hacen ver como una opción a la que le falta fuerza, dientes y muchos riñones, pues hay que entender que Morena es la unión de muchas y muy variadas tribus y si hace falta cierta fuerza para mantener el orden interno ya que los amigos chairos, son chairos en la calle y en lo privado.

Mario Delgado, líder de la bancada de Morena en el Congreso de la Unión, es el ungido de 200 de los 259 diputados que tiene Morena, es la opción de la mafia morena, de esos que saben para que sirve la política, no por nada todo mundo señala que él sería la opción de los que ya son gobernadores por ese partido y de quienes quieren ser gobernadores en el 2021.

Político de tiempo completo, con imagen, pero que hace recordar a esos que hace seis años hablaban del “nuevo PRI” y eso asusta a quienes piensan que con él al frente de Morena, se estaría abriendo la puerta a negociaciones y acuerdos para conseguir moches y esas cosas.

Lo cierto es que la renovación de la dirigencia nacional de Morena pinta a que se va a poner bastante caliente y sus opciones no son muy atractiva que digamos…

— — — — — — — — — —

Ayer fue el debate de los aspirantes a la dirigencia nacional del PRI, la transmisión fue vía redes sociales, al despuntar el alba de este jueves 18 de julio, el video contabilizaba solo 15 mil 236 visitas, es decir, solo intereso a los que les interesa y nada más.

Para darse una idea de lo que significó ese debate, bastaría con decir que solo fue nota de interiores para los medios nacionales.

El PRI presume que es el único partido que tiene presencia en los dos mil 458 municipios que tiene el país, entendiendo que no en todos ellos hay internet, se puede decir que su debate interno solo fue visto por seis personas en cada municipio. Pero sin lugar ese encuentro no fue de primera plana y eso, dice mucho…

— — — — — — — — — —

Con un video en redes sociales los que están juntando las firmas para la solicitud del plebiscito dieron a conocer que cerraban hasta previo aviso la casa donde estaban juntando esas firmas. Se quejaron de acarreo, que estaban llegando hasta 200 personas al día a pedir firmar esa solicitud, que esa cantidad de gente era mucha y que eran acarreados, que incluso llegaban hasta esa casa empleados del municipio en sus horas hábiles, que les pedían le tomaran la foto para demostrar “a quien los envió” que si fueron a firmar.

Al ver sus quejas me acorde de Franco Escamilla, el genial standopero mexicano, cuando dice con toda al burla del mundo: ¡¡creaturitas!!

De plano si dan risa, salieron a jalarle al cola al tigre y ahora les da miedo oírlo ronronear, las filas para firmar, que sean empleados uniformados del municipio, que los lleven en carros, camionetas, ubers, didis, taxis, camiones, dompes, helicóptero y ambulancias, es cosa de usos y costumbres y eso mismo va a pasar el día de la votación, ¿que esperaban, un ejercicio cien por ciento ciudadano? ¡No mamen!

Pero ojo, ahora lo interesante es ver si esos que movieron el tapete para que el alumbrado se llevara a plebiscito no optan por reventar ese proceso y así forzar a que se regrese al Congreso, donde se entienden que ni Maru, ni Cabada tienen seguro el triunfo.

El berrinche bien puede tener esa posibilidad, ese objetivo, así que el tema no es el berrinche, es ver si ese berrinche tiene objetivos. Veamos…