La 4T tampoco tiene prisa en la reconstrucción por los sismos

0
50

Pese a su deseo por hacer una reconstrucción de viviendas e inmuebles dañados por los sismos de septiembre de 2017 con mayor coordinación, eficacia y transparencia, la llamada Cuarta Transformación lleva un avance lento en las obras.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador lleva un avance de apenas 30% en las obras que se impuso él mismo para este 2019, de acuerdo con un reporte presentado ayer por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) sobre el Programa Nacional de Reconstrucción.

Así, de 46,119 “acciones” a ejecutar en 11 entidades del país –Oaxaca, Chiapas, Puebla, Morelos, Estado de México, Ciudad de México, Guerrero, Hidalgo, Tlaxcala, Veracruz y Tabasco–, lleva apenas poco más de 13,800.

Del total de acciones, 38,836 son parte del rubro de vivienda, 7,344 son de educación, 132 son de salud y 1,780, de cultura.

Gráfica: Sedatu

Con respecto a sus metas para este año, los sectores de vivienda y salud son los que llevan más retraso, con 26% y 17%, respectivamente. En contraste, educación –donde se contempla la reconstrucción de escuelas– tiene un avance de 59% y cultura, 47%.

David Cervantes Peredo, subsecretario de Ordenamiento Territorial de la Sedatu y comisionado nacional para la Reconstrucción, indicó que las más de 32,000 acciones restantes proyectadas para 2019 se terminarán durante los tres meses que quedan del año e incluso el primer trimestre de 2020.

Inclusive si se cumplen las metas para 2019, la reconstrucción de las viviendas dañadas por los sismos estará lejos de terminarse, pues sólo se habrá llegado el 41% de avance general.

Gráfica: Sedatu

Giro a la reconstrucción

El titular de la Sedatu, Román Meyer, informó que desde el periodo de la transición de gobierno detectaron anomalías en el proceso de reconstrucción, motivo por el cual tuvieron que rehacer procesos, por ejemplo, en el censo de damnificados.

Entre las irregularidades detectadas con una revisión a un muestreo de viviendas estuvieron que en entidades como Morelos y Guerrero, más de la mitad de las familias recibieron incompletos sus apoyos; en Chiapas, una de cada tres familias jamás recibió recursos para la reconstrucción.

“Cuando recibimos la estafeta (del gobierno del sexenio anterior) nos dijeron que teníamos que dar la última vuelta; sin embargo, cuando arrancamos nos dimos cuenta que apenas estábamos iniciando”, expresó Meyer.

Por tal motivo, agregó Cervantes Peredo, con el nuevo gobierno se dio un giro a la reconstrucción y, de entrada, se instalaron Coordinaciones Estatales en siete entidades.

Tras ello se comenzó a dar un acompañamiento con 220 asistentes técnicos que han asesorado a las familias para que sus nuevas viviendas tengan seguridad estructural y estén ubicadas en zonas fuera de riesgo, para lo cual se hizo un análisis de vulnerabilidad de asentamientos humanos.

El encargado de la reconstrucción prometió que en los próximos días quedará en línea la página reconstruyendoesperanza.gob.mx, en la cual se podrá dar seguimiento con transparencia a cada una de las acciones del proceso de ayuda a damnificados de los sismos.