Home office: Empleados podrían recibir cerca de $190 mensuales para gastos de internet

0
99

Alrededor del 41 por ciento de las empresas en México prevé dificultades para implementar la nueva ley de teletrabajo, entre las que se encuentran: aspectos culturales que limitan la implementación del home office, con el 52 por ciento: afectación del ambiente familiar de los colaboradores, un 36 por ciento; gestión del desempeño, un 40 por ciento, y la aceptación de los líderes, un 46 por ciento, según una encuesta elaborada por la consultora de capital humano Mercer.

De más de 300 empresas participantes, el 45 por ciento dijo tener una política definida para el esquema de home office: un 37 por ciento no cuenta con teletrabajo, pero están en proceso de implementarlo y un 18 por ciento señala que no tiene planes de poner en práctica esta modalidad.

Los montos estimados promedio, por colaborador y de manera mensual como política de teletrabajo, posterior a la pandemia para gasto de electricidad será de 150 pesos, mientras que para internet serán 192.50 pesos. En relación al otorgamiento de herramientas para este tipo de trabajadores, el 73 por ciento proporcionará silla ergonómica y monitor: el 72 por ciento, mouse: el 70 por ciento, teclado y sólo un 18 por ciento, escritorio.

Entre las compañías participantes de la encuesta señalan que sólo un 21 por ciento de su plantilla laboral se encontraba en un esquema de teletrabajo antes de la coyuntura actual (covid-19) y la publicación de la ley de teletrabajo, pero que, tras superar la crisis, este porcentaje crecerá al 27 por ciento.

teletrabajo-mexico

LOS MOTIVOS

Los principales motivos y propósitos del negocio para implementar el home office son diversos: el 73 por ciento busca ofrecer un mejor esquema de flexibilidad al empleado, el 60 por ciento señala que una de las razones es anticiparse a diferentes esquemas de trabajo ante futuras crisis y contingencias, un 55 por ciento lo hace también para alinearse con las tendencias del mercado, un 43 por ciento manifiesta notar un impacto positivo en el negocio por incremento de productividad y desean mantener estas estrategias.

Destaca el hecho de que en materia de implementación de una política más rigurosa para el cuidado y seguridad de la información para aquellos que trabajen en la modalidad de teletrabajo, el 36 por ciento de las organizaciones sí prevé realizar acciones, mientras que un 64 por ciento no lo hará.