Higiene adecuada puede evitar infecciones en vías urinarias

0
14
La ropa interior de material sintético, sobre todo en tiempo de calor, impide la ventilación del área genital que favorece las infecciones.
El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) exhorta a los chihuahuenses a tener precaución ante las infecciones en las vías urinarias, ya que son muy frecuentes y afectan los riñones, vejiga, uréteres y la uretra; cuya frecuencia que aumenta en temporada de calor.
El asesor médico de la Jefatura de Prestaciones Médicas del Seguro Social, doctor Arturo Talamás, informó que las infecciones en vías urinarias son causadas principalmente por la proliferación de bacterias que ingresan a través de la uretra al aparato urinario.
Estas infecciones suelen presentarse con mayor continuidad en jóvenes y adultos de entre los 25 y 44 años de edad, siendo las mujeres las más vulnerables a adquirirlas debido a que la uretra de la mujer es más corta y está más expuesta a fuentes de bacterias, esto por su cercanía al ano y la vagina.
Señaló que también pueden transmitirse a través de una relación sexual, en el hombre y la mujer, y el riesgo aumenta aún más dependiendo del número de parejas sexuales.
Otro aspecto que favorece la proliferación de bacterias en las vías urinarias es la continencia prolongada que en la mujer se ve con mayor frecuencia, debido a que por cuestiones de higiene y oportunidad no desean orinar en cualquier sitio, a diferencia del hombre que no necesariamente entra en contacto con superficies o instalaciones sanitarias para expulsar la orina.
Antes de salir de la vejiga, la orina es estéril y al ser expulsada arrastra a su paso los residuos y bacterias presentes en la uretra, cuando no se expulsa la totalidad del líquido o se contiene demasiado tiempo, las bacterias presentes proliferan en la orina y se fijan a la uretra, vejiga e incluso pueden llegar hasta los riñones.
Una vez que la infección está presente en la persona existen síntomas como dolor y/o ardor al orinar, micciones incompletas y con mayor frecuencia; si los microorganismos alcanzan la vejiga o los riñones puede haber dolor en el vientre, espalda baja y fiebre.
El galeno del IMSS recomendó adoptar las siguientes medidas de prevención: beber suficiente agua para mantener las cantidades óptimas de líquido en el cuerpo, asearse el área genital con gentileza resaltando esta acción después del coito, así como evitar el uso de ropa interior de material sintético y muy ajustada sobre todo en temporada de calor, ya que impide una adecuada ventilación del área genital. Es preferible el uso de materiales de algodón en la ropa interior.
En el caso específico de las mujeres, la limpieza vulvar después de ir al baño debe ser de delante hacia atrás y al vestirse evitar pisar el puente de las pantaletas, pues a través de los pies se trasmite la suciedad del suelo y se aloja en las prendas, es preferible enrollarlas con la mano y colocarlas directamente en el pie evitando así el contacto con el resto de la ropa. Para los hombres es necesaria la limpieza del pene durante el baño, más aún si no están circuncidados.
Asimismo, comentó que al momento del coito, es importante para ambos sexos contemplar el uso de métodos anticonceptivos de barrera –condón-, que eviten el contacto directo con las secreciones, sobretodo en relaciones de riesgo o no seguras.
Ante cualquier síntoma persistente, el Instituto recomendó a la derechohabiencia acudir a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) de adscripción para que el médico diagnostique, oriente y, en caso de ser necesario, prescriba el mejor tratamiento o canalice con el especialista.