Gobierno no aplica la ley y solo negocia con deudores de Pensiones

0
209

Aun y cuando el gobernador del Estado tiene claro que la ley establece sanciones graves a funcionarios públicos que no cumplan con sus obligaciones administrativas, sigue sin querer aplicar la ley y solo habla de tratar de convencer y negociar con las dependencias y organismos autónomos que cada uno de ellos le debe cientos de millones de pesos a Pensiones Civiles del Estado, para que empiecen a pagar abonos a la deuda.

Es por ese motivo que habló de promover “convenios de pago de instituciones deudoras con Pensiones Civiles”, en lugar de simple y llanamente aplicar la ley, la cual sería el mecanismo ideal para que Pensiones salga de la crisis en la que se encuentra por la deuda millonaria que instituciones como la Universidad Autónoma de Chihuahua, el poder judicial y otros tienen.
 
“Tenemos la obligación de fortalecer y de proteger a esta institución que tanto bien le hace a la derechohabiencia estatal, particularmente al magisterio, al Gobierno del Estado, a la Universidad”, dijo Javier Corral, pero sin entrar al fondo del problema.
 
Es por eso que informó que su administración estaba convocando a todas las instituciones que tienen algún adeudo con Pensiones Civiles del Estado (PCE), a establecer mecanismos de pago para saldar los adeudos correspondientes.
 
“Estamos convocando a todas las instituciones, organismos, poderes para que formalicemos convenios de pago de las cuotas pendientes”, declaró el mandatario en conferencia de prensa.
 
Se refirió a los dictámenes p¡aprobados en el Congreso del Estado, en donde con algunos artículos transitorios en la aprobación del Presupuesto de Egresos 2021, emitieron varios “mandatos”, tanto para la Universidad Autónoma de Chihuahua, como para el Poder Judicial del Estado.
 
Sobre ese tema y aún y conociendo el hecho de que Pensiones Civiles enfrenta una crisis enorme, tan grande que varios hospitales privados ya se han negado a brindarle atención medica a los derechohabientes, esto sin contar con la falta de medicamentos y otros adeudos que ahogan a la institución, defendió a los culpables de ese quebranto y pidió que no se les obligue a pagar lo que deben o que se “les ayude” con plazos más flexibles.

Corral al respecto dijo: “los plazos que se establecieron ahí son plazos muy cortos, que deben tener una mayor racionalidad y deben tener un horizonte más amplio de tiempo, para poder convenir el pago de las obligaciones”, señaló.
 
Explicó que el Ejecutivo estatal implementó este esquema en la Secretaría de Hacienda y logró que organismos descentralizados del propio Gobierno, asuman convenios de pago desde el año pasado y así continuarán en el presente año mediante convenios de 18 meses. Es decir, se tomó la libertad de otorgar plazos que superan el tiempo que le queda a su administración, con lo que Corral deja en claro que está planeando dejar de herencia a la próxima administración estatal a Pensiones Civiles al borde de la quiebra.
 
“Es lo que vamos a promover, que todos podamos cumplir con las obligaciones al sistema de Pensiones, porque es una institución muy necesaria, muy importante y todos tenemos que cuidar a Pensiones Civiles del Estado”, dijo Corral en una expresión que casi sonó a burla.
 
Tras ello fue cuando reconoció que existen mecanismos legales ya establecidos que de ser utilizados pudiera evitar que esos organismos con sus negativas de pago prácticamente llevaran a la quiebra a Pensiones, pues dijo: “Todos debemos tener la conciencia en el cumplimiento de esas obligaciones, ya los demás procedimientos que estén en curso, pues esos tienen su propia vida, tienen sus propias reglas y quienes incurran en irresponsabilidad o en incumplimiento, pues también la Ley prevé las sanciones, pero por lo pronto nosotros tenemos como una medida muy importante, el saneamiento de PCE”.
 
Informó que en el crédito pendiente de aprobar por el Congreso del Estado, de los 1,200 millones de pesos que se solicitan para atender obras y los déficits del sector salud, el 25 por ciento sería para PCE.
 
“Esto constituiría uno de los principales elementos de la estrategia de saneamiento financiero de Pensiones Civiles del Estado”, trató de destacar el mandatario, soslayando que en este momento el boquete financiero de Pensiones Civiles del Estado se calcula en más de tres mil millones de pesos, por lo que una inyección de apenas 240 millones de pesos, sería tanto como darle una aspirina a un enfermo grave de cáncer.