Gobierno de AMLO quiere aumentar la edad de consumo de alcohol a 21 años

0
54

Funcionarios del gobierno de Andrés Manuel pretenden emular a Estados Unidos aumentando la edad para permitir el consumo de alcohol.

Fue en 1984 cuando el Congreso en Estados Unidos promulgó la ley llamada National Minimum Drinking Age, con la que se estableció como edad mínima los 21 años, en el consumo de alcohol. A partir de ese año, el consumo de alcohol disminuyó considerablemente en alumnos senior de las secundarias estadounidenses. Los accidentes automovilísticos en los que estaban involucrados los jóvenes se vieron reducidos de manera considerable.

Este es un objetivo similar por parte de funcionarios pertenecientes al gobierno de Andrés Manuel López Obrador: aumentar la edad permitida para el consumo no sólo de alcohol sino también de tabaco, de 18 a 21 años. Una de las justificantes: la madurez del cerebro.

gobierno quiere aumentar edad de consumo de alcohol a 21 anos 1

En Estados Unidos se aplica este límite desde 1984. (Foto: El Universal)

Gady Zabicky Sirot, Comisionado Nacional contra las Adicciones, es quien realizó esta propuesta que ya es analizada por el gobierno de Andrés Manuel, sobre todo ahora que ha sido presentada la Estrategia Nacional para la Prevención y Atención de Adicciones “Juntos por la paz”, algo que ha tomado también el presidente del país como una bandera para reducir el consumo de drogas en México.

Para fines neurológicos, el funcionario indicó en palabras reproducidas por El Horizonte, que el cerebro a los 18 años aún no es maduro para que comience a consumir alcohol. “Si tomamos en cuenta la neurobiología, para tomar esta decisión, te diría hasta los 24 años. Los adolescentes no deberían de consumir estas sustancias”, comentó, agregando que antes de los 21 años, “el cerebro está todavía en formación”.

Zabicky reconoció que una de las principales trabas con las que se encontraría esta propuesta, sería la industria cervecera y también, claro está, la población en general, sobre todo en un aspecto de resistencia. “Desde el punto de vista práctico de la legislación, de cómo es nuestra sociedad, de cómo funcionan otras fuerzas como la industria, se vuelve muy difícil pensar que podamos elevar la edad mínima para beber, pero sería deseable”, declaró el comisionado.

En cuanto a la reacción de la sociedad, la problemática la ve al momento de aprobarse, pues asegura que existe un patrón “explosivo”, el cual se practica en los jóvenes. Puso como ejemplo lo practicado en Europa, cuando los jóvenes consumen diariamente una o dos cervezas, algo contrario a lo que pasa en México, que toda la semana se abstienen para beber y el fin de semana consumen el alcohol en grandes cantidades.