Finge su suicidio para no ir a prisión por violar a su hijastra

0
313

Un veterano del Ejército de los Estados Unidos fue arrestado esta semana en Oklahoma, un año y medio después de fingir su muerte para evitar ir a prisión por agredir sexualmente a su hijastra de 14 años.

Jacob Blair Scott fue encontrado dentro una comunidad de casas rodantes de la ciudad de Antlers, en lo que ha sido calificada la detención más rápida en los 37 años de historia del programa “Los más buscados”, del Cuerpo de Alguaciles de los EEUU.

El 30 de julio de 2018, el bote de Scott había sido hallado a la deriva en las costas de Alabama. En la cubierta, fueron encontrados restos de sangre, un arma y una nota firmada con el mensaje “lo siento”.

Pero, desde un inicio, los detectives se mostraron escépticos con lo que parecía ser la escena de un suicidio.

Scott, condecorado con el Corazón Púrpura por su desempeño en Iraq, tenía un proceso penal pendiente y había desaparecido días antes de declararse culpable ante un tribunal del condado de Jackson, Mississippi.

Sobre el veterano de 43 años pesaban cargos relacionados con violar durante meses a su hijastra adolescente, quien quedó embarazada de la agresión.

Las sospechas de que Scott había fingido su propia muerte se confirmaron esta semana, cuando las autoridades lo arrestaron en un parque de casas rodantes, donde se había dejado crecer la barba y se hacía llamar “Luke”.

La detención más rápida de un fugitivo en la lista de “Los más buscados”

Su detención se produjo 24 horas después de que el Cuerpo de Alguaciles de los EEUU lo añadiera a la lista de los 15 fugitivos más buscados y subiera la recompensa a 25.000 dólares por cualquier información que facilitara su arresto.

“Creíamos que estaba vivo y confiamos en nuestra capacidad para aprehenderlo y localizarlo”, dijo el jueves Angel McIlrath, fiscal de distrito del condado de Jackson.

“Este fue sin duda un esfuerzo colectivo, y si no fuera por la determinación obstinada de estos investigadores es posible que nunca hubiéramos sabido la verdad sobre la desaparición del Sr. Scott”, señaló.

El ex militar fue puesto bajo custodia en Oklahoma y se espera que sea extraditado de regreso a Mississippi para enfrentar acusaciones penales, que ahora incluyen el cargo federal de vuelo ilegal para evitar el enjuiciamiento.

Jacob Blair Scott, circular del Cuerpo de Alguaciles de los EEUU
Jacob Blair Scott, circular del Cuerpo de Alguaciles de los EEUU

Así comenzó todo

El caso contra Scott comenzó cuando la hermana mayor de la víctima la llevó a un hospital para denunciarlo. El personal del centro médico descubrió que la niña estaba embarazada y Scott fue arrestado el mismo día. ADN recolectado de la menor confirmó que el sospechoso era el padre.

Según reseña el Sun Herald, en septiembre de 2017 un jurado lo acusó de 14 cargos que incluyeron explotación infantil y agresión sexual, pero salió en libertad bajo fianza.

Su esposa solicitó el divorcio y tramitó una orden de restricción, pero el veterano continuó acosando a la familia: violó las órdenes de restricción y fue encarcelado nuevamente, saliendo tras pagar una fianza de 65.000 dólares.

Scott, que se enfrentaba a una posible cadena perpetua, había aceptado un acuerdo de culpabilidad poco antes de su “suicidio”. Una semana después de encontrar el bote sin ningún cuerpo y al descubrir que había extraído 45.000 dólares de su cuenta, las autoridades emitieron una orden de arresto en su contra.

El alguacil del condado de Jackson, Mike Ezell, dijo en conferencia de prensa el jueves que la policía “nunca creyó” que Scott se había suicidado, pero las autoridades temían que sus habilidades militares lo hicieran difícil de encontrar.

La policía identificó rápidamente a Scott por sus tatuajes: un machete, un escorpión, una brújula y el versículo de la Biblia “Isaías 6.7”, que dice “El serafín me tocó la boca y dijo ‘Ahora que esto ha tocado tus labios, tu culpa se ha ido y tu pecado ha sido borrado’”.