Entrega Gobierno Federal apoyos a docentes de escuelas de la Diócesis de la Tarahumara

0
7

El Gobierno Federal, a través del Programa del Bienestar para las Personas en Emergencia Social en apoyo a la Sierra Tarahumara por el tema de violencia hizo entrega 350 mil pesos a maestras y maestros de las escuelas Instituto Técnico Sisogichi y Repabé Rarámuri que pertenecen a la fundación de la Diócesis de la Tarahumara, Pro Tarahumara A.C., el día de hoy en Sisoguichi, Bocoyna.

Al encabezar la entrega, el delegado estatal de los Programas para el Bienestar, Juan Carlos Loera de la Rosa, mencionó que el Gobierno de México acumula una inversión de más de 3 mil millones de pesos de manera directa a habitantes de la Sierra Tarahumara, a través de los programas de Bienestar.

“Un apoyo que ninguna otra administración federal había dado; tan sólo con el programa Sembrando Vida se beneficia a 20 mil sembradoras y sembradores con empleo”, señaló.

El también representante del presidente de la República en la entidad recordó que los lamentables hechos ocurridos en donde fallecieron el padre Javier y Joaquín en Cerocahui dejan una profunda huella, y al mismo tiempo nos abren un camino hacia la paz, por ello, “el Gobierno de México busca colaborar con estas instituciones educativas que realizan un trabajo admirable en beneficio de las y los pobladores rarámuri”.

Remembró que el padre Javier Campos, también conocido como “Gallo”, fue parte esencial del programa Sembrando Vida, no sólo en la parte técnica en la que se enseña a los beneficiarios a sembrar, sino también en el componente social que es fundamental en este programa.

Loera de la Rosa explicó que la Delegación Estatal de Bienestar divide en tres regiones los municipios que comprenden la alta y baja Sierra Tarahumara para la dispersión de recursos.

Reveló que en Urique se invierten 804 millones de pesos, en Guerrero 506, y en Guachochi 1,800 a través de los Programas para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores, Niñas y Niños, Personas con Discapacidad y Sembrando Vida, entre otros.

Respecto del programa La Escuela es Nuestra, subrayó que las 19 escuelas que pertenecen a la Diócesis de la Tarahumara, por su registro como escuelas particulares no pueden recibir el apoyo para el mejoramiento de su infraestructura; sin embargo, estas instituciones educativas realizan una función gratuita para las niñas y niños, en su mayoría rarámuri.

Por esta razón, aseguró recibirán estos recursos a través del programa de Emergencia Social y también se buscará que aquellas maestras y maestros de 19 a 29 puedan ingresar al programa Jóvenes Construyendo el Futuro para lo cual se instaló un módulo de registro.

En su oportunidad, el obispo Juan Manuel González Sandoval agradeció la presencia del representante del Gobierno Federal en Chihuahua y dijo que estas acciones concretas demuestran “que no estamos solos ni abandonados en la Sierra”, y expresó que el recurso es un respiro para la asociación civil que sostiene las nóminas de estas maestras y maestros.

Ser maestro de estas escuelas, resaltó, no es sólo una profesión o un trabajo, sino una vocación, toda vez que cada docente es escultor de la vida de un ser humano que no se puede pagar.

En el acto las beneficiarias María Fátima Espino González, del Instituto Técnico de Sisoguichi y María del Carmen Leticia Díaz del Repabé, recibieron la orden de pago por 5 mil pesos cada una de manos del delegado y del obispo Juan Manuel González Sandoval, respectivamente.

También asistieron Julio Corro, Coordinador estatal del Programa de Bienestar para las Personas en Emergencia Social, la directora regional de Bienestar, Ivonne Contreras, la coordinadora estatal del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro, Fernanda Barrón, el director ejecutivo de la asociación Pro Tarahumara, Enrique Bautista Arias y coordinadora de desarrollo, Inés Aurora Martínez Bernal, así como oficiales de la Guardia Nacional y la pagadora de Telecom quienes desde temprana hora se dieron cita para realizar el operativo.