En el imaginario colectivo el adalid lleva la ventaja…

La calle le cree más a Javier Corral... No está resuelto el caso Miroslava... Violencia innecesaria vs diputada Mendoza... El abucheo a Maru de los policías...

0
846

El golpe fue bien puesto y el ciudadano “calle” la tiene muy clara, “la corrupción se llama Peña Nieto” o si usted prefiere se llama “Gobierno PRI” o cualquier otra versión similar a esas que a usted le parezca más acertada y es bajo ese supuesto que se debe de analizar la batalla mediática que se convertirá en legal entre Javier Corral Jurado y el gobierno priista corrupto de Enrique Peña Nieto, -no hay otra forma de calificarlo, así lo piensa el 80% de los mexicanos-. No hay que pensar que el pleito es contra Pepe Toño González Anaya o solo contra Videgaray y Beltrones, no, Javier tendió la trampa y encontró la carnada para que esa trampa funcione y la va a explotar al máximo.

¿Qué tanto le puede servir esa trampa a la candidatura de Anaya?, quien sabe, es más, a la mejor muy poco, pues el mismo ciudadano calle que tiene muy claro que la corrupción en México se llama PRI, de igual forma entiende que esa corrupción también se apellida PAN, a quien además se les “cuelga” el calificativo de ineptos, incumplidos, que no saben gobernar y que al final son igual o más corruptos que los priistas.

Pero por lo pronto sin necesidad de hacer mediciones de campo vía encuestas y esos mecanismos de “mucha exactitud”, se puede señalar que el golpe es para Peña Nieto, su partido y su desgobierno, de quien no nos están diciendo nada nuevo, la corrupción existe y todo mundo entiende que todos los gobernadores agarran el dinero del gobierno y lo usan en las campañas políticas o se lo llevan a su bolsa o a la bolsa de sus socios, amigos, compadres o cómplices, aquí quizá la novedad estriba en que nos dijeron quienes y de que forma se lo llevaron y a donde fue a parar.

Es por eso que se puede decir que incluso el video de Lily Tellez que están haciendo circular, en donde en su editorial de SDP Noticias, “hace pedazos” a Corral, no tiene el mismo impacto que la denuncia de Javier del pasado lunes, por la simple razón de que denunciar la suciedad de Javier, no limpia la suciedad de Peña.

No se trata de ver a que personaje le creen más, se trata de que un gobernador está denunciando un claro acto de corrupción que involucra ¡casi, casi! al propio Presidente y al secretario de Hacienda y eso nunca lo habíamos vivido en el país.

Para colmo la respuesta del PRI es endeble, ciclada sin “sal y carnita” y el gobierno federal sigue la ruta larga, como si este pleito lo pudieran ganar solo mediáticamente y lo que es peor con una serie de declaraciones que se contradicen una a la otra, pues la primer respuesta es que no había dinero y que por eso no le mandaron más, luego dijeron que ya le habían mandado hasta de más, para luego decir que no pudieron mandarle lo que no le iban a mandar porque la cuenta de banco a la que mandaron no estaba bien y por eso no le mandaron nada, es decir, salieron mucho muy maletas –para no decir pendejos- para dar explicaciones.

Esta situación es la que hace que algunos priistas se desesperan, pues señalan que el gobierno federal tiene los elementos suficientes para ponerle “un estate quieto” a Javier Corral y varios de sus funcionarios, a manera de ejemplo se puede mencionar el proceso de compra de medicinas de Salud y Pensiones, las cuales se hicieron sin licitación y solo por el camino de la adjudicación directa y que lo hicieron con un recurso federal de más de 120 millones de pesos, hecho que por si solo puede ser constitutivo de delito.

Pero no, las respuestas son solo utilizar sus cajas de resonancia y enfocarlas contra el senador con licencia a quien insistimos se le puede acusar de que no sabe gobernar, que no sabe administrar, que no sabe como resolver problemas como el de la inseguridad, pero lo que nadie le puede escamotear a Javier Corral, es si sabe o no como colocar madrazos, pues esos los coloca con gran tino.

Ahora bien, viendo el fondo del asunto, es decir la denuncia clara del manejo de cientos de millones de pesos que se hicieron llegar a las campañas políticas, habría que ponerse del lado de la periodista Lily Téllez y exclamar como ella en la parte final de su video-comentario: “ojalá y sea de verdad”…

 

 

Fue desde Palacio de Gobierno desde donde se hizo correr la versión de que “el caso Miroslava” ya estaba resuelto, así lo dijeron en varios escenarios –entre otros el propio Gobernador y Toñito Pinedo, coordinador de comunicación social-, fue Palacio el que hizo que sus cajas de resonancia señalaran con bombo y platillo esa situación, es más, cuando se dio la detención de uno de los involucrados en ese crimen, hasta se colgaron la medalla de que ese es el único crimen contra periodistas que en muchos años se ha resuelto en el país y festejaron la detención que no hicieron ellos, como un gran logro de la administración amanecida.

“Como nunca en la historia”, “somos ejemplo nacional”, “detuvimos al autor intelectual del crimen”, fueron expresiones que Palacio repitió a cada rato.

Pero por fin les cae el 20, de que esas eran las mentiras de toda la vida, que la historia se estaba repitiendo, que eran una mentira que servía de ejemplo nacional de como el Gobierno no resuelve nada y que solo hace publicidad engañosa y que además no fueron ellos los que detuvieron al implicado, el que para colmo ya reconocieron no es el “autor intelectual”.

Lo anterior lo señala un comunicado de prensa enviado por Palacio de Gobierno de Chihuahua, en donde “informan” –más bien aclaran-: “Es Falso Que El Gobernador Corral Tenga Por Resuelto El Caso De Miroslava Breach”.

Dicho comunicado es un desmentido a la nota de primera plana de La Jornada, en donde se publicó: “Corral: ‘resuelto’ el asesinato de Miroslava Breach” y que en interiores llevaba el titulo de: “Para Corral Jurado el caso de Miroslava Breach está resuelto en forma exitosa” y el subtítulo “Elude responder a críticas por el encubrimiento a panistas en el caso”.

El comunicado enviado esta tarde de martes, dice: “Ante “ese golpeteo” dan un sesgo a las declaraciones del mandatario, como puede corroborarse en la versión estenográfica de la entrevista”, es decir, ya no sienten lo duro y si más bien lo tupido.

A los de Palacio se les olvido en el boletín que enviaron a todo mundo, que la explicación que ahora dan los contradice en todo, pues afirman que “Javier Corral nunca dijo que esté resuelto” y claro, podemos entender que ellos piensan que los locales no tenemos memoria o que los medios que se editan en la ciudad de México, no tienen la capacidad de irse a los archivos o simplemente googlear a Javier y ver que ha dicho sobre el tema.

Ejemplo de las notas con las que el gobierno quiso aparentar ya tener resuelto ese crimen aparecen desde el 5 de octubre del año pasado, nota publicada en medios digitales y que el Diario de Chihuahua tituló: “Asesinatos de Miroslava y Adrián están resueltos’, dice Javier Corral”, que publicó el día 6 de octubre.

También “le dolió” mucho a Palacio que en la nota de La Jornada, señalan que “Javier Corral “eludió” responder a las críticas sobre el supuesto encubrimiento a testigos”, y tratan de justificar la situación de encubrimiento que hay de la actuación del vocero estatal del PAN Alfredo Piñera Guevara y el exalcalde panista de Chinipas Hugo Amed Schultz, a quien por cierto en una entrega anterior de forma equivocada señalamos como exalcalde de otro municipio.

Total, el boletín enviado este martes dice todo lo contrario a lo que el propio Gobernador ya había dicho, pero como ahora se lo señala un medio editado en la Ciudad de México, pues hasta se desdice y trata de corregir sus exageraciones declaradas anteriormente…

 

 

Si esto fuera un juego de futbol americano, los jueces deberían lanzar el pañuelo amarillo y marcar “violencia innecesaria” de parte de la administración de los amanecidos en contra de la diputada del PANAL María Antonieta Mendoza Mendoza, a quien las autoridades educativas acudieron hasta sus oficinas del Congreso para notificarla de que fue cesada de su plaza como docente de la Universidad Pedagógica Nacional “por cobrar sueldo sin acudir a trabajar”.

Claro que se entiende que ese cese es una venganza política y nada más que eso, pues la diputada presentó ante los reporteros que cubren la fuente copia de los oficios enviados a la Secretaría de Educación en el Estado y al rector de la UPN, en donde solicita sus permisos sin goce de sueldo.

Incluso mostró la diputada un documento en donde notifica a las autoridades que ella está recibiendo los pagos de manera puntal en su cuenta de ahorros, la que siempre ha utilizado como su “cuenta de nómina” y que además de solicitar que ya no le depositen le hagan saber el mecanismo para devolver esos recursos.

Digamos pues que es violencia innecesaria, pues la diputada en el mes de septiembre entrante dejará el puesto de elección popular que tiene, pues ella llegó por la vía pluri y no tiene derecho a la reelección y tendrá que regresar a su chamba original, pero ahora sin ese trabajo, pues como que la diputación le puede salir muy cara.

Habrá que esperar pues a que se presenten las denuncias y los procesos legales que el caso amerita, es decir, un pleito innecesario más para el gobierno de los amanecidos…

 

 

El abucheo por parte de policías municipales en contra de la alcaldesa María Eugenia Campos durante uno de los festejos en la semana del policía fue real, mucho muy notorio y es un tema que Maru debe de atender de forma personalísima, pues la relación del alcalde con los mandos policiacos es algo que se debe de dar de manera permanente y mucho muy cercana, se debe de generar un vínculo que no pasa por intermediarios, así sea el propio director de seguridad pública o el secretario del ayuntamiento.

Los policías deben de “sentir” el apoyo directo y personal de quien sea el presidente, así de sencillo, “así de fácil” es esa vinculación y Maru dejó en manos de terceros ese aspecto.

De entrada les quitaron bonos y otros apoyos a los agentes, quienes sin lugar a dudas todos los días que salen a trabajar lo hacen con la certeza de que están jugándose la vida.

No basta pues con declaraciones a la prensa, con posar para una que otra foto, le está haciendo falta a Maru trato personal, “roce” con mandos medios y agentes de calle, no son ellos servidores o simples empleados bajo las ordenes del alcalde, no son invisibles y ameritan todos los días de “expresiones y toques” que van más allá de lo “políticamente necesario”.

Incluso valdría la pena señalar que hace unos meses escuchamos a César Jáuregui preguntar: “¿estamos haciendo bien los acercamientos no obligatorios?”, claro que él dijo eso en una reunión con otros actores, pero esa misma pregunta es la que hoy se deben de responder en la Alcaldía en relación a como “tratan y como se relacionan” con los policías, pues algo están haciendo pésimamente mal y esos abucheos, son síntoma inequívoco de esa realidad.

Vale la pena recordar que ya hubo otros en el pasado que se equivocaron en las formas y en el fondo, uno fue un gobernador a quien le gustaba de sobremanera andar agarrando el radio y dar ordenes a los agentes, hasta que un día cuando él estaba muy feliz impartiendo ordenes e instrucciones, se escuchó en el radio: “ya súbenos el sueldo cabrón”, hecho que generó se diera una investigación para tratar de dar con el culpable, al que nunca encontraron, pero que al que todos los policías felicitaron.

O como cuando José Refugio “Cuco” Ruvalcaba se atrinchero en las oficinas de la dirección de seguridad pública asegurado que nadie, ni el alcalde, ni el gobernador lo podía sacar de sus oficinas.

El otro caso fue el de el General Claudio, en los tiempos de Marco Adán Quezada, que al momento de acudir a un pase de lista, desde las filas de la tropa se escuchó una voz de mando gritando: “¡atención, firmes!, ¡media vuelta, ya!” y toda la tropa le dio la espalda al director, quien días después fue cesado y llegó en su lugar Heliodoro Araiza, de muy grata memoria entre la tropa.

Ejemplos pues hay varios, ojalá y que en la alcaldía lo entiendan, pues la situación de inseguridad de Chihuahua no está para que las cosas se rompan por lo más sencillo de arreglar…