El “Alcatraz de las Montañas”: conoce la prisión donde vivirá “El Chapo”

0
81

Guzmán Loera podría tener de vecinos a los criminales más peligrosos del mundo en la ADX Florence, una prisión de máxima seguridad en Estados Unidos.

La corte federal de Brooklyn declaró este martes a Joaquín “El Chapo” Guzmán culpable de todos los delitos a los que fue acusado, y sentenciado a cadena perpetua sin derecho a fianza.

En los próximos días, el Chapo será probablemente trasladado a una cárcel de Colorado, ADX Florence, conocida como la “Alcatraz de las Montañas Rocosas” y considerada la prisión más segura de Estados Unidos.

Esta prisión cuenta con 490 celdas individuales, donde los reos pasan 23 horas aislados en un espacio que mide 2.1 x 3.6 metros. Además, tiene otro apodo esta cárcel: “El Infierno en la Tierra”, donde viven los criminales más peligrosos de Estados Unidos.

ADX Florence es el centro penitenciario más seguro y más estricto de ese país. No tiene ventanas, hay francotiradores entrenados para matar desde sus torres de vigilancia, sin embargo, alrededor hay un terreno desértico, sin árboles, rocoso e impenetrable.

Además, ADX alberga a espías soviéticos como Robert Hanssen, a integrantes de la red terrorista que organizó el 11-M, Zacarias Moussaoui, al creador de la bomba en el Maratón de Boston, Dzhokhar Tsarnaev, entre otros de los criminales más peligrosos del mundo,

Fiscales, jefes de la agencia antidrogas DEA, del FBI y otras agencias federales destacaron en una conferencia de prensa frente a la corte que la condena del Chapo es una gran “victoria” para el gobierno estadounidense, que nunca consiguió extraditar y juzgar a Escobar, el exjefe del cártel de Medellín que murió en una operación policial en 1993.

adx florence prision de el chapo 2

El Chapo “es responsable de una cantidad impensable de muerte y destrucción en Estados Unidos y México. Sus drogas destruyeron a muchas familias estadounidenses, solo por codicia (…) Esta es una victoria tremenda”, dijo Uttam Dhillon, director interino de la DEA.

El juicio del Chapo fue un fascinante viaje a uno de los mayores y más despiadados carteles de la droga y a la vida cotidiana del capo en la clandestinidad de las sierras de Sinaloa, su estado natal, un drama con un casting impresionante: sus propios protagonistas.

La fiscalía convocó al proceso a 56 testigos, desde exsocios del Chapo a agentes del FBI, la DEA y otras agencias del gobierno, así como a funcionarios de varios países latinoamericanos.