Denuncia gobierno de Cuauhtémoc Blanco “espionaje” en sus oficinas

0
73

El gobierno estatal denunció actos de espionaje mediante la instalación de artefactos instalados en las oficinas gubernamentales. El objetivo de los autores materiales, dice el gobierno en un comunicado, es dar seguimiento a distancia del trabajo interno que se realiza en esta administración.

El gobierno de Cuauhtémoc Blanco precisó que en algunas oficinas gubernamentales encontraron equipo técnico especializado como micrófonos, cableado y otros elementos propios de tácticas de espionaje.

“Este hallazgo real y perfectamente documentado, que obedece a prácticas desleales en contra de la actual administración que encabeza el gobernador, Cuauhtémoc Blanco Bravo, es inquietante, incómodo e ilegal.

“La colocación de equipo técnico de escucha en puntos estratégicos revela la clara intención de espiar y dar seguimiento a distancia al trabajo interno que se realiza en esta administración y pone en riesgo la seguridad de cualquier persona que labora en las oficinas vulneradas, por lo que se tomarán las acciones legales y jurídicas correspondientes para hacerles frente”, dice el comunicado de prensa.

El boletín señala que se encuentra en curso la integración de las denuncias ante la Fiscalía General del Estado, en espera de localizar a los responsables.

“El Gobierno de Morelos reitera que estos actos no detendrán el compromiso de transparencia, el cual ha iniciado esta administración desde el pasado 01 de octubre y que será premisa para el periodo 2018-2024”, abunda el comunicado oficial.

Antecedentes de “espionaje”

El señalamiento de supuestos actos de espionaje es similar al que ocurrió en la administración del gobernador panista Sergio Alberto Estrada Cajigal Ramírez, en octubre de 2000, a casi un mes de ocupar el palacio de gobierno, cuando denunció el hallazgo de micrófonos inalámbricos ocultos entre las líneas telefónicas.

En ese año el gobierno informó que al realizar cambios en los tendidos telefónicos descubrieron micrófonos inalámbricos periféricos, los cuales habría sido instalado para percibir con alta fidelidad las conversaciones del Ejecutivo estatal y el secretario de Gobierno.

El gobernador Estrada Cajigal acusó a sus antecesores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y luego se supo que el “hallazgo” era una pieza antigua de un micrófono. Con ese pretexto renovaron toda su oficina, incluyendo muros.